EN UNA SENTENCIA DE 2011

El Tribunal de Estrasburgo ya se pronunció sobre las injurias al Rey: el caso Otegi

No es la primera vez que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a España por “sobreprotección” de la legislación española respecto a la figura del Rey.

Foto: Wikipedia
Foto: Wikipedia

"El hecho de que el Rey ocupe una posición de neutralidad en el debate político, una posición de árbitro y de símbolo de la unidad del Estado, no puede ponerle al abrigo de todas las críticas en el ejercicio de sus funciones oficiales", aseguró Estrasburgo en el fallo a favor de Otegi  

El Tribunal de Estrasburgo ha condenado a España a indemnizar a dos jóvenes que quemaron fotos del Rey al considerar que se ha vulnerado su derecho a la libertad de expresión ya que su protesta no puede considerarse un discurso del odio.

No es la primera vez que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condena a España por vulnerar la libertad de expresión por injurias a la Corona. Ya lo hizo en 2011 cuando absolvió al que fuera portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi de un delito similar tipificado en los artículos 490 y 491 del Código Penal, los mismos que se aplicaron a los jóvenes catalanes Stern Taulats y Roura Capellera que en 2007 participaron en una protesta independentista en Girona quemando una imagen en la que aparecían los entonces reyes Juan Carlos I y Sofía.

​El Tribunal Supremo condenó en 2005 a Otegi a un año de prisión por llamar al monarca “jefe de los torturadores”. El exportavoz de Batasuna se refirió así al Rey en una rueda de prensa en 2003 con motivo de una visita de Juan Carlos I a Euskadi y en plena polémica por las denuncias de tortura realizadas por el director de Egunkaria tras su arresto y el de otros trabajadores del diario.

El líder de la izquierda abertzale se refirió a las torturas que los arrestados de Egunkaria habían denunciado y aseguró en referencia al monarca: "¿Cómo es posible que se fotografíen hoy en Bilbao con el rey de España cuando el rey de España es el jefe supremo del Ejército español, es decir, el responsable de los torturadores y el que protege la tortura e impone su régimen monárquico a nuestro pueblo por medio de la tortura y la violencia?".

Como Otegi ocupaba entonces el cargo de portavoz del grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak reclamó al TEDH una indemnización de casi 80.000 euros por "la pérdida de emolumentos como parlamentario vasco a causa del encarcelamiento".

El fallo de Europa llegó en 2011 condenando a España a pagar a Otegi 20.000 euros por daños morales y 3.000 más por las costas del procedimiento al considerar que se vulneró su derecho a expresarse libremente.

UNA PENA "DESPROPORCIONADA" Y "SEVERA"

El Tribunal de Estrasburgo consideró que la pena impuesta al portavoz parlamentario había sido "particularmente severa" y "desproporcionada" y criticó la "sobreprotección" de la legislación española respecto a la figura del Rey.

"El hecho de que el Rey ocupe una posición de neutralidad en el debate político, una posición de árbitro y de símbolo de la unidad del Estado, no puede ponerle al abrigo de todas las críticas en el ejercicio de sus funciones oficiales", aseguraba el Tribunal.  

Como en el caso de los jóvenes catalanes a los que también ha dado la razón Estrasburgo, el fallo en favor de Otegi afirmaba que sus declaraciones no supusieran un discurso de odio ni animaron al uso de la violencia. A juicio de los magistrados no fueron más "un juicio de valor" enmarcado "en un debate más amplio sobre la responsabilidad de las Fuerzas de Seguridad del Estado en casos de malos tratos".