#HUELGANOESDELITO | JORNADA DE ACCIÓN MUNDIAL

La España de Rajoy: Misma pena de cárcel para un abusador de menores que para un 'piquete informativo'

Buceando en el Código Penal, nuevatribuna.es ha podido comparar la similitud de penas privativas de libertad que muestran el artículo 181.1 (hechos constitutivos de un delito de abuso sexual) y el nuevo artículo 315.3 que “prioriza la facultad de no ir a la huelga sobre el derecho fundamental y constitucional de ejercerla”.

El asturiano Jonás Fernández ha encabezado y defendido en el Parlamento Europeo una Declaración en defensa de la libertad sindical, del derecho del huelga y en apoyo de los 5 sindicalistas de MCA-UGT de ArcelorMital condenados a prisión, que han firmado 32 eurodiputados de 12 países europeos.

Este es el texto de la declaración

De acuerdo con los sindicatos españoles más representativos (UGT y CCOO), existen en la actualidad 81 expedientes judiciales abiertos contra cerca de 300 personas, muchas con vinculación sindical, que han participado en huelgas y protestas durante los últimos años. De estos 81 expedientes, hay procedimientos abiertos por la vía penal (por los que se pide, en total, 120 años de cárcel) y procedimientos administrativos que implican cuantiosas multas. En, al menos, nueve procedimientos penales que afectan a 40 trabajadores y cargos sindicales se imputa la comisión de un delito de coacciones a la huelga, lo que implica una pena mínima de tres años de cárcel. Esta pena haría que, en caso de condena, estas personas entraran en prisión. Este es el caso de cinco representantes asturianos del sindicato MCA-UGT que han sido condenados recientemente a penas de prisión que oscilan entre tres años y medio y los cinco años y tres meses.

"Los firmantes de la presente declaración, diputados al Parlamento Europeo,

- Manifestamos nuestra preocupación por la interpretación restrictiva para los derechos de los trabajadores que se está haciendo del Código Penal español y de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, toda vez que cerca de 300 trabajadores se enfrentan en la actualidad a prisión y severas multas tras su participación en huelgas y conflictos colectivos.

- Mostramos nuestra solidaridad con los sindicalistas asturianos José Angel Alvarez Novo, Jerónimo Blanco González, José Luis Alonso Cuesta, Neftalí Casares García y Alberto Bernardo Villalta Jiménez, en atención a la manifiesta falta de proporcionalidad entre los hechos descritos en su sentencia condenatoria y las penas que les han sido impuestas, que oscilan entre los tres y los cinco años de prisión.

- Recordamos que la libertad sindical es un patrimonio de todos los europeos y que los poderes públicos deben observar en relación a ella un comportamiento prudente orientado en todo caso a la protección de este derecho fundamental consagrado tanto en el ordenamiento jurídico español como en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE.

- Solicitamos del Gobierno de España una reforma legislativa que ponga fin a las situaciones injustas que se vienen produciendo en la actualidad".


Un hombre se enfrenta a dos años de prisión por abusar sexualmente de una niña de 13 años

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita dos años de prisión de un acusado de abusar sexualmente de una niña de 13 años en Avilés. La vista oral se celebrará mañana, 19 de febrero de 2015, en el Juzgado de lo Penal número uno de Gijón, a las 11.15 horas, según ha informado Fiscalía.

Según el Fiscal, en fecha no determinada pero a finales de marzo de 2014, el acusado besó y realizó tocamientos a una menor, que en aquel momento tenía 13 años, aprovechando que pasaba la noche en su casa, en el concejo de Avilés.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de abuso sexual del artículo 181.1 del Código Penal y solicita que se condene al acusado a dos años de prisión, prohibición de aproximarse a la menor y su domicilio a menos de 200 metros, así como a comunicarse con ella por cualquier medio, durante dos años, abono de las costas procesales y pago de una indemnización a la víctima de 1.000 euros, más los intereses legales.