viernes 22.11.2019

EQUO considera que tras el 'Tamayazo' se escondía una trama de intereses económicos que aún marcan la política madrileña

Para EQUO Madrid los  hechos que ocurrieron el 10 de junio de 2003, conocidos como el Tamayazo, y que llevaron a Esperanza Aguirre al poder en la Comunidad de Madrid, no se pueden considerar como un caso de mero abandono por motivos personales o políticos, sino que evidencian que en las elecciones de 2003 estaba en marcha una maquinaria de intereses económicos que determinaron este hecho. En este sentido, es también especialmente significativo, para EQUO,  que las donaciones para esta campaña se multiplicaran y que la fundación del PP recaudara el triple que el año anterior y rozara el millón de euros euros. 

EQUO ha recordado que tras estas elecciones vino el Plan de Infraestructura Sanitarias (2004-2011) de alto impacto económico y cuyos adjudicatarios aparecen hoy en los papeles Bárcenas, la trama Gürtel (que también empezó a operar por esas fechas) o la concesión de las licencias para las televisiones locales (en 2004) que recayeron en sectores afines al PP y a Aguirre. Asimismo, Caja Madrid comenzó a virar en su estrategia y a convertirse en una caja especulativa que asumió grandes riesgos inmobiliarios y proyectos "estrellas" que posteriormente llevaron a la creación de Bankia, cuyo  desenlace todos conocemos. Y todo gracias también a un Consejo de Administración dócil que fue cómplice de los hechos que ocurrieron y que colaboró activamente en esta nueva estrategia.  

Y así hasta nuestros días donde los fuerte vínculos entre negocios-política-trafico de influencia continúan marcando gran parte de las decisiones que se han tomado y que se siguen tomando. 

Todo esto evidencia, a juicio de EQUO Madrid que, hoy más que nunca, sea urgente un cambio radical en la política madrileña que ponga fin a esta situación y que realmente supongo el final del “pelotazo” y el inicio de una etapa distinta, realmente democrática, que acabe con la opacidad y la red de intereses que ha marcado los últimos diez años, y en la que, de una forma u otra, han participado todos los actores políticos, sindicales y empresariales. 

Por ello para EQUO, aunque los grandes favorecidos de todo aquello han sido quienes accedieron al gobierno y sectores que con ello han obtenido importantes beneficios, la investigación propia y la trasparencia debió ser el compromiso real de quiénes quedaron más profundamente afectados por todo aquello y que tenían la mayor necesidad de descontaminar la política.

Para EQUO además no se puede pasar página en este negro episodio de nuestra historia, por lo que reclama investigación y compromiso para saber la verdad.

EQUO considera que tras el 'Tamayazo' se escondía una trama de intereses económicos que...
Comentarios