jueves 23/9/21
ENTREVISTA A JULIÁN SANCHEZ-VIZCAINO

"IU no debe dejarse acomplejar por la irrupción de otros discursos pretendidamente superadores del eje izquierda-derecha"

El candidato a las primarias de IU para la Comunidad de Madrid asegura en esta entrevista que "IU parece estar sufriendo una crisis de confianza y autoestima que no se justifica en relación al crecimiento electoral conseguido en las últimas elecciones europeas".

sanchez-vizcaino3

Por Isabel G. Caballero | Nuevatribuna | Tanto Tania Sánchez como José Antonio Moreno, tus rivales en estas primarias, coinciden en situar a IU como “imprescindible”, como pieza clave del cambio político en Madrid. ¿Cuál es tu valoración sobre la situación actual de la formación?

Julián Sánchez-Vizcaíno | No los considero rivales en el sentido más competitivo de la palabra, son dos compañeros con los que nuestra candidatura pretende contrastar ideas sobre la mejor forma de encarar el proceso político complejo que se le presenta a la izquierda madrileña ante las elecciones autonómicas y municipales. Hemos entendido esta fase de elecciones primarias abiertas como una buena oportunidad para el debate, lo que visto desde una óptica de democracia deliberativa y de expresión de pluralidad interna puede ser muy enriquecedor para Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid. Desde esta perspectiva entro en tu pregunta directamente, si el debate de primarias sirve, y yo creo que está sirviendo, para que la pluralidad de matices se manifieste con normalidad podremos concluir que la organización que tenemos es sólida porque se asienta en fundamentos políticos sólidos. Las contradicciones existen, es cierto, pero si la fuerza de la necesidad de la formación de la opinión colectiva a través de un proceso como este se impone a la disputa del poder orgánico creo que IU Comunidad de Madrid demostrará gozar de buena salud y de mayor calidad democrática que otras fuerzas políticas en la canalización de la participación política real. Y por eso coincido con mis compañeros, y así lo he escrito en una colaboración que publicó vuestro diario, IU es una necesidad política.

Los últimos sondeos muestran que IU no está sabiendo capitalizar al máximo el descontento ciudadano. En tu opinión, ¿qué puede hacer la formación para revertir la situación?

La izquierda transformadora debe recuperar en el imaginario colectivo su vinculación con los intereses de las clases trabajadoras y de la sociedad del trabajo

IU parece estar sufriendo una crisis de confianza y autoestima que no se justifica en relación al crecimiento electoral conseguido en las últimas elecciones europeas. Entiendo que la posición de IU debe ser la de continuar situando con la máxima seriedad ante la opinión pública la existencia de respuestas creíbles desde la izquierda para abordar la dramática crisis social que vive el país y en especial la mayoría trabajadora. IU debe situarse en ese campo y dar visibilidad, a través de su quehacer institucional, político y de movilización social, a los problemas que no parecen interesar a los grandes medios de comunicación de masas. La izquierda transformadora debe recuperar en el imaginario colectivo su vinculación con los intereses de las clases trabajadoras y de la sociedad del trabajo. Otras fuerzas políticas están focalizando su acción política en subrayar la situación de crisis institucional y la búsqueda de responsabilidades en las tramas de corrupción. A mi modo de ver, la vertebración de un referente de la izquierda consecuente debe ocuparse de las dos vertientes, la persecución de la gente corrupta y corruptora y la articulación de un nuevo marco constitucional, pero dentro de un proyecto de país en el que las clases trabajadoras y el movimiento sindical ocupen un papel protagonista, con una “constitución del trabajo” como núcleo central del proyecto. Izquierda Unida debe, en mi opinión, no dejarse acomplejar por la irrupción de otros discursos pretendidamente superadores del eje izquierda-derecha. Si no lo hace, mantendrá y ampliará un apoyo electoral y social muy relevante e insustituible para forjar mayorías de progreso. El lema de nuestra candidatura es, en ese sentido, Avanza por la izquierda, avanza por Madrid.

¿Crees que tu partido está actuando con la suficiente firmeza en la lucha contra la corrupción?

Sin duda, las propuestas e iniciativas institucionales y parlamentarias, tanto en el Congreso de los diputados como en la Asamblea de Madrid, así lo demuestran. Por otro lado, también hay personaciones de IU en procedimientos judiciales abiertos en relación con casos de corrupción. Creo no equivocarme afirmando también que el mayor grado de autoexigencia lo puede exhibir IU en todo el panorama de las fuerzas políticas.

¿Qué te empujó a dar el paso para presentar tu candidatura a las primarias?

Un conjunto plural de compañeros y compañeras consideramos que la realidad de IU no se circunscribe a dos únicas posiciones, que la pluralidad real es más amplia y que, como decía antes, estamos en condiciones de hacer una buena contribución al debate político abierto. Por eso la llamamos Espacio Plural. Hay también un componente subjetivo, creemos representar una forma de ver la política desde la participación en la lucha social, el compromiso por la organización, la experiencia como factor clave para enfrentar responsabilidades y un concepto no patrimonial de la representación pública. Era interesante que se confrontase todo ello en este proceso. Por otro lado, también consideramos que nuestra presencia ayuda al entendimiento entre las otras partes, y entre IU Madrid e IU federal, precisamente por la concepción no estrictamente competitiva de la opción que representamos estamos en buenas condiciones de favorecer el reencuentro de toda IU en torno a un programa y a una aproximación de posiciones a la hora de insertar unitariamente a nuestra organización en los procesos de convergencia política y social en marcha.

¿Qué diferencia tu candidatura de las otras dos?

No nos situamos ni en el aventurerismo ni en el inmovilismo

La aproximación al fenómeno de la convergencia que acabo de mencionar es un campo de reflexión y actuación en el que nuestra candidatura plantea una orientación que apuesta por la confluencia con otros espacios políticos y de movimientos sociales que permitan concurrir a las próximas elecciones con el máximo de reconocimiento a una nueva realidad en la que han aparecido nuevos actores y formas de movilización. No nos sentimos ajenos a ellos, por otra parte, ya que hemos sido parte de los mismos. Pero paralelamente tomamos claramente partido porque IU no abandone su perfil propio dentro de estos marcos unitarios. La mejor confluencia es la que se nutre de la unidad en la diversidad. Nos parece que no debemos abandonar un eje central, entender que la sociedad y la movilización ha cambiado, pero reforzando la propuesta política de IU. No nos situamos ni en el aventurerismo ni en el inmovilismo.

IU ha apostado por la convergencia en las Municipales y también se plantea en las Autonómicas, a tu juicio ¿cuál sería la fórmula más idónea?, ¿en coalición electoral?

Esta es la forma que ha decidido y aprobado a escala federal IU y por lo tanto es la que debe darse en su caso. En Guanyem Barcelona no ha suscitado ningún tipo de problema y parece que está funcionando bien.

¿Ves posible una alianza con Podemos cara a las próximas elecciones autonómicas en Madrid?

La alianza que veo posible es la que venimos comentando en esta entrevista, sacar adelante un proceso de convergencia política y social en torno a un método de elaboración de un programa común que priorice las necesidades sociales más acuciantes y en la que el movimiento sindical debe estar presente. En ese eje de prioridades los objetivos de cambio económico y social deben ser determinantes si las clases trabajadoras madrileñas están en el vértice de los contenidos programáticos que se propongan.

¿Descartas un posible pacto poselectoral con el PSOE?

Los pactos poselectorales dependen de los resultados electorales. A pesar de que el PSOE parece estar últimamente cambiando su discurso en relación con su práctica de gobierno, creo que las situaciones concretas que vemos en otros países, como Francia, no apuntan en la buena dirección. Pero, insisto, los resultados dirán.

¿Qué te pareció el paso dado por Cayo Lara y el posterior anuncio de Alberto Garzón para concurrir a las primarias de IU para elegir candidato a la presidencia del Gobierno?

Prematuros ambos, pero respetables.

¿Cuáles son los ejes centrales de tu candidatura? ¿Qué necesita Madrid?

La lucha contra la exclusión social y contra la pobreza han de erigirse en señas de identidad de un gobierno de la izquierda

Estamos en contra de la elección de la candidatura antes de aprobar un programa, porque entendemos que el programa será el de IU Comunidad de Madrid, y al que estarán vinculadas las candidaturas ganadoras. En cualquier caso, planteamos orientaciones claras de gobierno, más que medidas concretas. Nuestra insistencia en la necesidad de IU como fuerza política y la de la implicación del movimiento sindical en la convergencia para un nuevo gobierno de cambio profundo en la Comunidad de Madrid, se basa en la consideración de que ello fijará unas prioridades muy sólidas vinculadas a los intereses de las clases trabajadoras de nuestra Región. En primer lugar, lo señalaba también antes, es imprescindible tomar medidas urgentes de rescate ciudadano, la lucha contra la exclusión social y contra la pobreza han de erigirse en señas de identidad de un gobierno de la izquierda. La superación de la dualización territorial a través de la planificación regional es clave en la Comunidad de Madrid. Revertir la quiebra entre el Norte-Noroeste y el Sur y el Este metropolitano, junto con las políticas de recuperación de la proximidad en la relación trabajo-residencia, pasan por impulsar un nuevo modelo productivo, la ayuda a las pequeñas y medianas empresas, la reindustrialización y el fomento de la investigación científica y técnica. Esto tenderá a generar más empleo y de mayor calidad, con un peso mayor de la negociación colectiva. Por otra, estamos firmemente convencidos de que las medidas de reforma de la gestión pública son esenciales para detener la deriva de las instituciones, la corrupción ha sido el precipitado de la tormenta perfecta capitalismo inmobiliario, privatizaciones y redes clientelares. Tenemos que ver la corrupción, por tanto, más allá de declaraciones de buenas intenciones, como un fenómeno con raíces sociales, económicas y culturales que deben ser consideradas para reconducir la actual situación de descrédito y deslegitimación que presentan las instituciones ante la ciudadanía y ante las clases trabajadoras. Si la exclusión social se convierte en exclusión política se cerrará un círculo infernal para las clases trabajadoras y para su futuro. Eso se combate también con mayor democracia y sistemas ya ensayados y explorados en experiencias concretas en otros países que han funcionado en cuanto a la rendición de cuentas.

¿Qué balance haces de los gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González?

Las estadísticas están ahí y son evidentes. Con todo, me parece más importante subrayar que los gobiernos del PP han acentuado la pérdida de posición relativa de España y su reconfiguración como país periférico en la Unión Europea, y en ese sentido la plena inserción de la Economía madrileña, a través de los gobiernos del PP en la Comunidad Autónoma, en los procesos de desmantelamiento industrial y de privatización de servicios públicos, con el peso determinante del capital financiero en esa definición del espacio económico madrileño, son elementos claves para entender los profundos cambios que ha experimentado, no precisamente para bien, la sociedad madrileña. El gran reto de la izquierda es, por lo tanto, reconducir una estructura económica y social resultado de veinte años de gobierno neoliberal.

¿Cómo se puede revertir el proceso de privatización de los servicios públicos en Madrid?

El gran reto de la izquierda es reconducir una estructura económica y social resultado de veinte años de gobierno neoliberal

A nadie se le debe escapar la complejidad del problema, porque de lo contrario se estaría engañando a la gente. Habrá problemas presupuestarios y jurídicos. Sin duda. Creo que a esto hay que responder desde esa premisa. Pero entiendo posible partir de una lógica gradual, que pasa por un rearme de las facultades de la Administración de la Comunidad de la Madrid en el gobierno de la gestión, a través de la regulación y reglamentación en la prestación de los servicios, la posibilidad de acudir al artículo 124 de la Constitución sobre reserva al sector público de servicios esenciales, el estudio legal de fórmulas que permitan conocer en profundidad la propiedad de las empresas concesionarias y la posible interdicción de la asunción de riesgos por las administraciones públicas en los casos en que aquellas estén mayoritariamente dirigidas por inversionistas especulativos, etc. Es necesario, en definitiva, un auténtico plan integral jurídico, presupuestario y de gestión que aborde el problema en su totalidad.

"IU no debe dejarse acomplejar por la irrupción de otros discursos pretendidamente...