#TEMP
lunes 16/5/22

En España sólo se vigila a "los malos"

El presidente del Congreso de los Diputados ha rebatido las acusaciones del PP y apelando a su pasado de ministro de Defensa y máximo responsable del CNI ha asegurado que en este país no se escucha ilícitamente a nadie.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 21.8.2009

José Bono ha afirmado que las escuchas ordenadas por los jueces sólo sirven para controlar a los malos. Concretamente, Bono ha dicho que "en España no se escucha ilícitamente a nadie porque todas las escuchas son las que autorizan los jueces habitualmente para escuchar a los malos, a los asesinos, los terroristas y sus cómplices". "No tengo ni la más remota idea ni indicio de que se escuche a personas que no sean delincuentes y que los jueces no ordenen que se les escuche", ha añadido.

El presidente del Congreso ha hecho estas manifestaciones en su pueblo natal, Salobre, provincia de Albacete, donde ha convocado a una comida informal a los periodistas parlamentarios, siguiendo una tradición que inauguró con los informadores castellano-manchegos hace más de 20 años, siendo presidente de esa comunidad autónoma.

Aunque Bono ha advertido de que sus esfuerzos están dirigidos a no meterse en líos y, por tanto, no ha querido contestar directamente a las acusaciones del PP, ha recordado que como ministro de Defensa fue el máximo responsable del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y que en virtud de su experiencia puede garantizar que en España no se escucha ilícitamente a nadie. Ha señalado que las acusaciones del PP son graves y que él, a pesar de su intención de permanecer neutral, no puede ser mentiroso.

El presidente de la Cámara Baja ha insistido en que en España funciona un Estado democrático que no tiene que tomar lecciones de ningún otro en cuanto a costumbres y prácticas democráticas se refiere.

Bono ha respondido a las preguntas de los informadores sobre la crispación entre el PP y el PSOE después de apartarse prudentemente de un cartel situado al borde del río que atraviesa su pueblo y en el que podía leerse "Juega limpio con el río. No ensucies lo limpio y limpia lo que esté sucio". El presidente del Congreso, consciente de que su imagen junto a este aviso podía ser interpretada en clave política, ha optado por apartarse y advertir que en su ánimo no estaba ofender al primer partido de la oposición.

En cuanto a las difíciles relaciones entre socialistas y populares, Bono ha opinado que los ciudadanos consideran mucho más importante el progreso de España que a todo el PSOE y el PP juntos y por ello ha abogado por tratar de llegar a acuerdos, usar la cabeza más que para topar. Por otra parte, y sobre la subida del IRPF propuesta por José Blanco, ha indicado que no ha oído la opinión de la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, que es "la que tiene encargado hablar de estos menesteres", según ha recalcado. Es más, ha revelado que "hace poco" habló con ella y no le comentó nada de subida de impuestos para rentas altas.

Este es el primer verano en que José Bono invita a los periodistas especialistas en información parlamentaria a su casa natal de Salobre. La convocatoria ha reunido a más de una treintena de periodistas que en mangas de camisa y sandalias han disfrutado de un paseo por la ribera del río que lleva el nombre de la localidad. Después, los informadores han degustado un menú con productos manchegos regados con vino El Vínculo, producido a partir de uva manchega en las vallisoletanas bodegas de Pesquera. Éste fue el caldo que se sirvió en la boda de la hija del presidente del Congreso con el hijo del cantante Raphael.

En España sólo se vigila a "los malos"
Comentarios