lunes 21/9/20
SE DA POR SEGURA LA INVESTIDURA DE GRIÑÁNE

El PSOE sitúa Extremadura en la hoja de ruta junto a IU para romper la hegemonía del PP

Primero Andalucía y, si la aritmética lo permite, Asturias. Inmediatamente después Extremadura donde el PP gobierna con el apoyo de IU. Esa es la hoja ruta marcada para conformar un verdadero frente ante la hegemonía del PP que se ha abierto camino tras los comicios del domingo.
El coordinador federal de IU, Cayo Lara (c), hoy junto al coordinador de IU-Andalucía, Diego Valderas (d), y el coordinador de Asturias, Jesús Iglesias (i), unen sus manos durante una rueda de prensa para valorar los resultados de las elecciones
El coordinador federal de IU, Cayo Lara (c), hoy junto al coordinador de IU-Andalucía, Diego Valderas (d), y el coordinador de Asturias, Jesús Iglesias (i), unen sus manos durante una rueda de prensa para valorar los resultados de las elecciones

“Si hay vocación de pacto, si IU de verdad quiere utilizar sus votos para frenar el avance salvaje de la derecha tiene que actuar, primero en Andalucía y, luego, en Extremadura”

Ni es oro todo lo que reluce, ni toda España es azul. La demoledora victoria del PP en las elecciones del pasado 20 de noviembre pareció no dar tregua a una izquierda rota y desmembrada, incapaz de hacer frente a la envestida de la derecha y a sus reformas ideológicas. Cuatro meses después, varios factores han sido determinantes para iniciar, en palabras de Alfredo Pérez Rubalcaba, un cambio de ciclo. A saber. Por un lado el empeño de José Antonio Griñán de no hacer coincidir las elecciones andaluzas con las generales; y por otro, el capricho, rabieta o pataleta de Francisco Álvarez Cascos al decidir convocar elecciones anticipadas en Asturias. Todo ello aliñado con los primeros pasos dados por el Gobierno de Mariano Rajoy, con reforma laboral de por medio, al que ni siquiera le ha valido retrasar hasta tres meses los Presupuestos Generales del Estado, que se conocerán este viernes, justo un día después de la huelga general.

La satisfacción y alegría por los resultados obtenidos el domingo en ambas comunidades fue evidente en las ejecutivas del PSOE y de IU reunidas este lunes. También, la voluntad de pacto, manifestado incluso la misma noche electoral. Para IU, su ascenso en Andalucía, donde ha ganado 6 escaños, les coloca en una cómoda situación. En el día después no parece haber ninguna duda sobre el apoyo al PSOE para que Griñán salga investido presidente de la Junta. “No va a haber ningún problema”, señala un miembro de la ejecutiva, si bien precisa que entrar a formar parte del gobierno andaluz es algo que aún está por decidir. Y eso pese a algunas voces surgidas en el seno de IU ya se han mostrado contrarias a un acuerdo con el PSOE. Este ha sido el caso del cabeza de lista por Sevilla, Juan Manuel Sánchez Gordillo, que apostó por un referéndum vinculante entre las bases de la federación de izquierdas.

Por su parte, el PSOE también da por hecho la investidura de Griñán. En Ferraz reconocen que el partido ha sufrido un “castigo contenido” por el trasvase de votos a IU y que el mensaje dado por el electorado de izquierdas andaluz ha sido una llamada de atención, algo así como decir: “necesitamos que gobierne la izquierda, así que poneros las pilas”. Pero en Ferraz han dado un paso más al poner sobre el tapete Extremadura, donde el PP gobierna gracias al apoyo de IU.

“Si hay vocación de pacto, si IU de verdad quiere utilizar sus votos para frenar el avance salvaje de la derecha tiene que actuar, primero en Andalucía y, luego, en Extremadura”. Así de contundente se manifiesta un dirigente socialista que advierte a IU de que si sigue “sosteniendo un gobierno de derechas le va a terminar pasando factura, a no ser –precisa- que tenga compromisos que trasciendan lo político”.

Aunque la situación en Asturias presenta un escenario mucho más complicado, el PSOE no lo da por perdido. Los socialistas han sido la fuerza más votada, obteniendo 16 escaños, a los que podrían sumar uno más del voto emigrante. De ser así, se produciría un empate (22 escaños) entre la suma de PSOE-IU y la de Foro y PP que solo podrá romper el diputado de UPyD, la formación liderada por Rosa Díez, uno de cuyos compromisos políticos ha sido apoyar siempre a la lista más votada.

El PSOE sitúa Extremadura en la hoja de ruta junto a IU para romper la hegemonía del PP
Comentarios