sábado 14.12.2019
CONFERENCIA POLÍTICA DE OCTUBRE

El PSOE se fija en Alemania para su propuesta de reforma del modelo territorial

Los socialistas abordarán su renovación ideológica con cuestiones que van desde el modelo de Estado hasta la revisión el Concordato con el Vaticano o la figura del heredero de la Corona. El PSOE prepara su cita de octubre donde también decidirá la fecha para las primarias.
El PSOE se fija en Alemania para su reforma del modelo territorial

El PSOE tiene previsto incorporar al debate de la Conferencia Política que realizará en octubre una propuesta para crear un soporte jurídico para el heredero de la Corona y también una "revisión" del Concordato y las relaciones con el Vaticano. Así lo explicó el diputado del PSOE, Ramón Jáuregui, en una entrevista con Europa Press, en la que explicó que en esa Conferencia se fijará la fecha de las primarias y que vería "legítimo" que Rubalcaba se presentara a éstas y que es una "hipótesis" que no hay que descartar, aunque tampoco otras.

En cuanto a la propuesta de reforma constitucional que está preparando y que será debatida por los barones del partido para cerrar una propuesta territorial, Ramón Jáuregui explica que con ella España se parecerá un poco más a Alemania, porque "casi todas las fórmulas que tiene Alemania para conjugar la diversidad son válidas para España".

El dirigente socialista está trabajando en el encargo que le realizó Rubalcaba para hacer la renovación ideológica del partido, con el objetivo de realizar una gran Conferencia Política en octubre próximo. Entre las cuestiones que va a incluir en este proyecto está la de dotar de un soporte jurídico a la figura del Heredero de la Corona.

"Creemos que la figura del Heredero necesita ser soportada desde el punto de vista jurídico e inclusive, blindarla desde el punto de vista de su altísima función institucional", expuso y apostilló: "Eso no está hecho". En este sentido, aclara que esta es una de las reformas que no es constitucional, sino que se trata de un "desarrollo de la Constitución" que "hay que hacer", junto con la "equiparación de sexos en la sucesión de la Corona".

También está convencido de que se debe incluir en la reflexión de la ponencia, una "revisión de los contenidos del Concordato y de las relaciones con el Vaticano", que no quiso explicar con más profundidad, pero sí dijo saber que las "reflexiones teóricas" de los expertos con los que están trabajando "van por ahí".

Todos estos asuntos serán abordados en la Conferencia Política de octubre de 2013, en la también se "decidirá el momento de la convocatoria de las primarias que, obviamente, se producirá al año siguiente".

En su opinión, sería "legítimo" que Alfredo Pérez Rubalcaba se presentara a esas primarias para ser elegido candidato a la presidencia del Gobierno. "Es una hipótesis que no hay que descartar en absoluto", aseveró, aunque también matizó: "pero tampoco hay que descartar la otra".

En cualquier caso, dejó clara su opinión de que Rubalcaba está haciendo un "grandísimo trabajo" que "le honra" y cree que si lo "culmina" presentándose a las primarias porque "considera que es la mejor opción", será "no solamente legítimo, sino que será porque efectivamente hay muchas razones que avalan esa decisión". Y, dijo, si finalmente no lo hace "habrá demostrado que es un socialista de los pies a la cabeza, que ha dado lo mejor de sí mismo por pilotar una nave en tiempos muy difíciles".

Al ser preguntado si vería a un vasco como candidato, asegura que no es su caso porque su "arroz ya se pasó". A Patxi López le ve "estupendamente" como líder de la oposición en el País Vasco y como un líder del PSOE en la Ejecutiva Federal del partido. Y a Eduardo Madina, "con un futuro infinito".

Según explicó, el "horizonte" del PSOE "está bien trazado" y el "calendario tiene que ser el que hemos decidido", es decir, situar en 2013 una gran conferencia política y económica, un "gran congreso de las ideas" y previamente celebrar cinco encuentros sobre: Europa, Política Territorial, Política fiscal, Educación y Sanidad y reformas constitucionales.

En cuanto al trabajo que está realizando, en la parte que afecta a la modificación de la Constitución en un sentido federal, explicó que ese "marco de reflexión" ya quedó fijado "antes del verano, antes de la Diada" de Cataluña en la que se produjo una masiva manifestación independentista. De hecho, considera que la decisión de incluir una reflexión en este sentido fue "premonitorio" porque el PSOE ya empezó su proceso en abril-mayo de este año, en que detectaron un "debilitamiento en la legitimación social y política de muchas instituciones".

En este contexto, Jáuregui consideró necesario en España una "especie de reconversión, de impulso modernizador, de reformismo profundo". Y ahora, precisa que tras la "explosión catalana", con "más razón" es necesaria esa reforma federalista. "Una reforma en clave federal --defendió-- nos da una oportunidad a todos, a los partidos de Cataluña y nacionales, de atender demandas y encontrar en la política soluciones a esos problemas".

Jáuregui también responde, ante las quejas de algunos socialistas en relación con la desigualdad que supone el Cupo vasco, que sus compañeros no cuestionan la naturaleza histórica y constitucional del Concierto vasco o navarro, sino que "no están de acuerdo con que los conciertos produzcan resultados financieros que graven o sean gravosos para el resto". En este sentido, admitió que "adecuar los resultados del Concierto a la solidaridad interterritorial es lógico", aunque matizó que no sabe qué supondría esto.

No obstante, dejó claro que no pretende dar al modelo territorial español una vuelta de calcetín, sino consolidar la estructura "ósea de la Constitución" y el "modelo autonómico y perfeccionarlo".

Y para perfeccionar el modelo propone reformas en la Constitución como "cambiar o hacer desaparecer el Senado" o "clarificar las competencias, o establecer mecanismos de cooperación, o meter en el Senado una representación de los gobiernos autonómicos, el Consejo de Política Fiscal o Financiera, el mecanismo de participación en la UE o las conferencias sectoriales".

Se trataría, dijo, de un Senado en el que no haya senadores, es decir, que la participación no sea por provincias y CCAA, sino de los gobiernos autonómicos. En definitiva, la España autonómica "no dejaría de serlo", pero se parecería "un poco más a Alemania, porque casi todas las fórmulas que tiene Alemania para conjugar su diversidad son válidas para España".

Admite que ahora el Gobierno no quiere moverse y que los nacionalistas catalanes están en la consulta, pero advierte de que "ni con pie en pared, ni con el abismo soberanista se arregla Cataluña". "Al contrario, va a la catástrofe", auguró y por ello, cree que es buen momento para una reforma constitucional porque, añadió, "España no resiste" ya que se está produciendo "un deterioro muy grande de muchas cosas" y la gente "no cree en nosotros, ni en la política, ni en el Parlamento, porque hay demasiada gente que no siente que la Constitución le represente".

Ramón Jáuregui, que está convencido de que será posible incorporar al PSC --que defiende el derecho a decidir-- a sus propuestas, explicó que para él el derecho a decidir es "que seamos capaces de decidir todos juntos".

Comentarios