#TEMP
martes 17/5/22
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 01.05.2009

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, reivindicó hoy, durante la manifestación del 1 de Mayo en Madrid, "un gran acuerdo económico y social de todas las fuerzas políticas, de sindicatos y de empresarios" para salir de la crisis. Asimismo, garantizó el "no contundente" del PSOE y del Gobierno a las propuestas para abaratar el despido, a lo que añadió que el Ejecutivo "tiene claro" también que los ejes sobre los que debe girar la salida de la crisis son "la inversión pública, la protección social y la lucha contra el paro".

"Desde el PSOE no vamos a mirar a otro lado ante los desempleados", subrayó Pajín para añadir a renglón seguido que el Gobierno "está con las familias para protegerlas" y para "movilizar recursos públicos y todas las iniciativas políticas que sean convenientes".

Finalmente, la número tres de los socialistas indicó que el 1 de Mayo es "un día para conmemorar el papel del diálogo social", que tiene ahora en la lucha por el empleo y contra el desempleo su máximo objetivo.

Por su parte, el cabeza de lista del partido a las elecciones europeas, Juan Fernando López Aguilar, que también participó en la manifestación, reiteró el compromiso del Gobierno "con los derechos de los trabajadores" y, especialmente, "con los que han perdido su empleo".

Según López Aguilar, "los trabajadores no han causado la crisis y no la tienen que pagar" y por eso el mantenimiento de las prestaciones sociales tiene que "convertirse en la salida a la crisis en la UE".

EL PP ACUSA A ZAPATERO DE “HIPOTECAR EL FUTURO”

El PP realiza en su manifiesto del 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, un llamamiento a todas las fuerzas políticas y sociales para consensuar un cambio que propicie la vuelta al crecimiento económico, la inversión y la creación de empleo. "La salida de esta situación requiere el apoyo y el esfuerzo de todos, nadie puede quedar indiferente o al margen", asegura.

Los "populares" denuncian que el empleo atraviesa actualmente su peor momento de la historia y, por ello, señalaron que el 1 de mayo es el mejor día para mostrar solidaridad con la sociedad española, con los parados, con los trabajadores cuyo futuro es incierto, con aquellos que están cobrando su salario de forma irregular y con las personas más desamparadas ante la crisis.

"España ha sido ejemplo de prosperidad y creación de empleo en el pasado y ha de volver a serlo en el futuro. Alcanzar este objetivo tiene que ser la principal obligación de las fuerzas políticas. Y el Partido Popular está absolutamente comprometido con esta meta, como lo ha estado siempre", garantiza.

En su opinión, el máximo anhelo que debe tener actualmente la sociedad española es la de luchar contra el paro desde valores como el esfuerzo, el mérito, la igualdad de oportunidades y el compromiso con los más débiles. "Crear empleo, garantizar nuestro presente y nuestro futuro, las políticas sociales, nuestra confianza y nuestro bienestar ha de ser nuestra lucha", añade el PP.

Los populares recuerdan en su manifiesto que España tiene en estos momentos los peores resultados en términos de empleo de los países de su entorno, al tiempo que advierten de que la política económica del Gobierno socialista no ha logrado contener la destrucción de puestos de trabajo y de que "está hipotecando" el futuro.

CAYO LARA: “NO ES UN DIA DE FIESTA”

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, apuntó hoy que desde su partido son "partidarios de un paro masivo de un día si no cambia la política económica" del Gobierno actual que, en su opinión, "tiene que legislar por la izquierda con medidas sociales".

En declaraciones a los medios durante la celebración del Primero de Mayo en Madrid, Lara precisó que la convocatoria de huelga general "la tienen que hacer los sindicatos", aunque opinó que ésta "es la única manera que los trabajadores y trabajadoras" tienen para reivindicar "lo que otros están conquistando en los despachos o con sencillos mensajes y llamadas telefónicas al Gobierno". "Queremos una política económica que redistribuya la riqueza en este país", destacó.

Así, subrayó que el día del trabajador es una jornada de "lucha y reivindicación, no un día de fiesta, porque hay mucha gente triste en este país", en referencia a las elevadas tasas de paro y sus consecuencias sociales. "No son elementos para que hoy hagamos ninguna festividad", añadió.

En este sentido, recordó que la próxima movilización del 14 de mayo convocada por los sindicatos europeos, la "gente llenará las calles españolas para decirle al Gobierno y a los poderosos que tienen que hacer un giro en la política económica de este país".

El PSOE, por el “derecho de los trabajadores”
Comentarios