miércoles. 24.07.2024
El portavoz parlamentario, José Antonio Alonso, y Eduardo Madina, secretario general del Grupo Socialista.
El portavoz parlamentario, José Antonio Alonso, y Eduardo Madina, secretario general del Grupo Socialista.

El Grupo Socialista ha convocado a sus diputados a una reunión el lunes por la tarde, la víspera del Pleno del Congreso en que se debatirá la reforma constitucional auspiciada por las direcciones del PSOE y del PP para incluir el principio de estabilidad presupuestaria en la Carta Magna.

La reunión ha sido convocada para las ocho de la tarde del lunes. La cita vendrá precedida de una reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE que, por la mañana, debatirá la reforma en presencia del secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En la reunión del Grupo Socialista, el portavoz parlamentario y uno de los protagonistas de la negociación con el PP, José Antonio Alonso, informará a sus diputados del contenido y alcance de la reforma constitucional.
 
Numerosas voces del Grupo Socialista han criticado cómo se ha gestado esta reforma y la falta de debate interno. Los reproches no sólo han venido de independientes como Antonio Gutiérrez o de los miembros e la corriente Izquierda Socialista, sino que también han surgido entre diputados 'de base', que dicen no entender las prisas por acometer una reforma que hasta ahora se venía negando.

"Estoy descontento, sobre todo, con la forma", escribía este viernes el diputado gallego Xavier Carro, considerado próximo a José Blanco, quien calificaba de "indecencia" la falta de debate interno, reclamaba la celebración de un referéndum y ponía en cuestión su voto a favor de la iniciativa.

Javier Rojo espera que Rubalcaba acabe “con las reticencias”

Sobre este asunto se pronunció este domingo el presidente del Senado, Javier Rojo, quien espera que el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, acabe "con las reticencias" existentes en el PSOE sobre la reforma constitucional para limitar el déficit.  

Rojo ha considerado que hay que ver "con normalidad" las discrepancias creadas en el Partido Socialista en torno la modificación de la Constitución pactada con el PP para fijar el techo de déficit de las administraciones públicas.

A su juicio, se vive "una situación complicada y compleja en los aspectos económicos y políticos" y, por ello, cree que es normal que "una medida de ese calado suscite un debate". "Lo ilógico sería que nadie dijera nada y que todo fuese sin el mínimo comentario", ha añadido.

Por lo tanto, ha apuntado que hay que ver las cosas "con una cierta normalidad" y ha emplazado a "hacer las cosas, pensando fundamentalmente en los ciudadanos". "La política, hoy más que nunca, hay que verla más de puertas afuera que de puertas adentro de los partidos políticos", ha añadido.

La dirección del PSOE quiere cerrar filas para la reforma electoral