domingo. 21.07.2024

El portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid, Tomás Gómez, denunció hoy el entramado entre el Gobierno del PP y los intereses de las empresas privadas en materia de sanidad que están provocando el desmantelamiento, deterioro y negocio de la sanidad pública en Madrid, tal y como están denunciado también los profesionales sanitarios y la sociedad madrileña. 

"Hay un entramado y una interconexión entre el negocio y los responsables políticos del PP en la privatización del sistema sanitario y el desmantelamiento de la sanidad pública en Madrid", afirmó Gómez tras conocer que Manuel Lamela, el exconsejero de Sanidad de Madrid con el PP forma parte del Consejo de Administración de Assignia Infraestructuras, empresa que gestiona todos los servicios privatizados del hospital de Aranjuez por una concesión de la Comunidad de Madrid de 270 millones de euros.

Por eso, en rueda de prensa, Tomás Gómez hizo repaso de todos los consejeros de Sanidad de Madrid con los gobiernos del PP de Esperanza Aguirre e Ignacio González, empezando por José Ignacio Echániz, que ahora como consejero de Castilla-La Mancha está nombrando directivos a responsables de Capio, la empresa más beneficiada por las privatizaciones; Juan José Güemes, que también protagonizó recientemente un escándalo al conocerse su vinculación con Unilabs, adjudicataria de los análisis clínicos de varios hospitales públicos  y la firma de la que era consejero el ex responsable de Sanidad hasta que se vio obligado a dimitir por la polémica generada por su fichaje, ya que fue el propio Güemes quien privatizó esos servicios. 

Ahora conocemos el caso de otro ex consejero, Lamela, y en la era actual, la de Javier Fernández-Lasquetty, en la que se ha aprobado un plan de privatización contra todos, se han conocido varios escándalos e irregularidades como el del ex gerente del Puerta del Hierro, Jorge Gómez Zamora y otros miembros de su equipo, que compatibilizaban su cargo con el de una mutualidad. 

Unidad para frenar el desmantelamiento

"Están cogiendo lo que es de todos para que se beneficien unos pocos. Estoy hay que frenarlo y pararlo como sea. No pueden jugar con la salud y el futuro de los madrileños", afirmó Tomás Gómez, quien insistió que los socialistas continuarán haciendo todo lo que esté en su mano para conseguir que el PP no lleve a cabo el desmantelamiento de la sanidad. De ahí que hace pocos días, el pasado 27 de marzo, el PSOE presentara un recurso de inconstitucionalidad contra la privatización, un recurso elaborado, preparado y financiado por los médicos en la Comunidad de Madrid y que el PSOE tuvo el honor y orgullo de haber sido instrumento para que pueda tramitarse, ya que se necesitan 50 firmas de parlamentarios, y sirva para paralizar las privatizaciones , que supone el desmantelamiento y deterioro de la sanidad pública.

Y no será el último recurso, porque los socialistas están dispuestos a recurrir todos los pliegos de condiciones que el Gobierno del PP vaya sacando para privatizar hospitales y centros de salud públicos. Además, ejercerán presión política e institucional para proteger la sanidad, “nuestro seguro de vida”. Por eso, Tomás Gómez hizo un llamamiento a la unidad de todos los ciudadanos, con independencia de su ideología que defiendan la sanidad pública. 

Críticas por el despido de 400 trabajadores en Puerta de Hierro

De otro lado, se refirió al Hospital Puerta de Hierro, que estos días también está siendo desgraciadamente noticia, porque se ha quedado sin 400 trabajadores, 400 trabajadores menos en el sistema sanitario público de la Comunidad de Madrid, que afectará a la calidad asistencial. Aún no se conoce qué pasará con estos trabajadores, pero sí se sabe que  la Comunidad de Madrid ha estado pagando sueldos que no le correspondía y cuando se ha denunciado públicamente que la empresa privada tiene que asumir ese coste, lo que ha hecho ha sido despedir trabajadores para disminuir el servicio.

El PSM denuncia "el entramado del PP y los intereses de las empresas privadas en...