#TEMP
sábado 21/5/22
NUEVATRIBUNA.ES - 06.03.2009

Este viernes se esperaba el nuevo calendario de comparecencias en la Asamblea de Madrid para la próxima semana, pero el PP ha impedido en la reunión de la mesa de la comisión sobre el espionaje cerrar los nombres de los que serán llamados a declarar.

Aunque ya están cerrados los interrogatorios del lunes, faltaban por saber las citas para el miércoles y el viernes próximo, en los que no ha quedado fijado el orden del día. Siendo el consejero Francisco Granados el único compareciente al que se ha dado luz verde.

Para la oposición se trata de un “nuevo cambio de estrategia del PP” por su situación “convulsa”, ha dicho la portavoz del PSOE, Maru Menéndez. Los socialistas temen que “detrás de estas decisiones vengan otras peores como “imponer el cierre próximamente” y “dar carpetazo” a la comisión.

Desde Izquierda Unida se teme que el PP introduzca nuevos nombres -para demorar los trabajos- a la lista que ya ha sido aprobada por la comisión, cuya fecha de finalización es el 31 de marzo, e incluso imponer el cierre tras la comparecencia de Granados. Su portavoz Inés Sabanés habla de “voladura controlada”.

Y es que tanto Granados, como Esperanza Aguirre o el vicepresidente Ignacio González, estaba previsto que fueron los últimos en comparecer, de ahí la sospecha de la oposición de que sea finalmente el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, el último en ir a la comisión de los espías.

Lo que no parece querer el PP es que comparezcan el vicealcalde Manuel Cobo y el ex consejero
Alfredo Prada
. Granados dijo el jueves en el pleno de la Asamblea que el concejal de seguridad Pedro Calvo había mentido en sus declaraciones.

El PP, manu militari, pretende la "voladura controlada" de la comisión
Comentarios