miércoles 21/10/20

El PP encuentra un nuevo filón contra Rubalcaba al que nota "muy nervioso"

Las críticas no han dejado de lloverle al ministro por el anuncio de un posible secuestro de ETA. Desde el principal partido de la oposición le califican de "imprudente" y las fuerzas políticas vascas de "irresponsable".
NUEVATRIBUNA.ES 29.12.2009

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, aseguró, en declaraciones a Europa Press, que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, "está nervioso" y ayer cometió una "imprudencia" por anunciar que puede haber un secuestro por parte de la organización terrorista ETA porque ha generado "inquietud", precisamente de lo que viven los terroristas.

"Nos llama la atención que el mismo Gobierno que, en los secuestros del Alakrana, o de los cooperantes, nos pide a todos prudencia y responsabilidad, sea el que se muestra menos prudente cuando se trata de un secuestro de ETA", reprochó el dirigente popular al titular de Interior.

En opinión de González Pons, el ministro está últimamente "muy nervioso" y considera que "debería descansar" porque, argumentó, "lo que hizo ayer no lo ha hecho, que recordemos, nunca antes un ministro del Interior".

Según el responsable de Comunicación del PP, los terroristas "viven de la inquietud". Por lo que, advierte, "el ministro del Interior es el último que debe sembrar inquietud, al contrario, las noticias que tenga le deben servir para resolver asuntos no para crear este caldo de inquietud en el que precisamente los terroristas crecen".

Al ser preguntado a qué atribuye este nerviosismo, si es al caso Faisán o a algún otro asunto, González Pons no quiso "relacionar nada" y se limitó a insistir que "el ministro del Interior fue imprudente".

"NO ES PROPIO DEL MINISTRO COMPORTARSE COMO UN COMENTARISTA"

González Pons quiso dejar claro que el PP respalda "plenamente" la lucha antiterrorista del Gobierno y, por lo tanto, dijo, "no vamos a extraer conclusiones del precipitado anuncio que hizo ayer el ministro del Interior". Sin embargo, insistió en afirmar que "no es propio de Rubalcaba comportarse con esa precipitación o comportarse como si fuera un comentarista". Recordó, en este sentido, que se trata del ministro del Interior y le instó a "ser más prudente en los próximos tiempos".

González Pons no quiso aclarar si su partido había recibido algún tipo de comunicación para que se mejoren las normas de seguridad de sus dirigentes, alegando que no quería "colaborar" en "lo mismo" en lo que se había equivocado el ministro del Interior y que no le ha gustado.

Ante la pregunta de si aflorarían contradicciones en el caso de que hubiera un secuestro de ETA, con exigencias políticas o económicas, después de la actuación del Ejecutivo en el caso del Alakrana o la que pueda tener en el secuestro de los cooperantes españoles por Al Qaeda, González Pons dijo no querer abrir un debate que, señaló, "no nos conviene a los demócratas".

En este sentido, pidió que no se caiga "por el mismo pozo" que el del Ministro Rubalcaba ayer, al ser "imprudente" con el anuncio de un posible secuestro de la banda terrorista ETA.

CRÍTICAS DEL PNV Y DE EB

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Josu Erkoreka, también criticó la alarma social que en su opinión puede generar el anuncio realizado por Rubalcaba y aseguró que se debe ser "cauto" cuando se habla de "la seguridad de las personas y de los bienes".

En ese sentido, declaró que los responsables de seguridad e interior de las diferentes administraciones públicas "están para prevenir los delitos, para impedir que se produzcan" y, si no lo consiguen, "para perseguir a los delincuentes".

Los cargos públicos, agregó, "no están para provocar la alarma en la población y menos aún para jugar con datos reales o ficticios que puedan permitir poner en marcha operaciones propagandísticas".

Si el Ministerio del Interior tiene información sobre un próximo atentado de ETA, dijo Erkoreka, lo que debe hacer es "actuar en consecuencia con toda la eficacia de la que sea capaz" para impedir esa acción terrorista.

Y esa actuación, subrayó, debe llevarse a cabo "con discreción, con silencio y con mucho tiento" para "no generar alarmas innecesarias ni provocar debates sociales que serían probablemente contraproducentes".

Por su parte, el coordinador general de Ezker Batua, Mikel Arana, consideró una "auténtica irresponsabilidad" que el ministro de Interior alerte públicamente sobre el riesgo de un gran atentado de ETA o un secuestro.

Arana sostuvo que "hay otros cauces" para transmitir esta información a los directamente interesados e interpretó que las palabras de Rubalcaba tiene dos explicaciones: influir en el debate abierto en el seno de la izquierda abertzale o "tapar cuestiones incómodas para Zapatero". "Y cualquiera de estas dos hipótesis son muy censurables en opinión de EB".

El PP encuentra un nuevo filón contra Rubalcaba al que nota "muy nervioso"
Comentarios