#TEMP
jueves 19/5/22
DIÁLOGO SOCIAL

El PP cierra filas con CEOE aunque sigue negando haber movido los hilos

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha pronunciado un durísimo discurso en los Cursos de Verano de El Escorial en el que ha acusado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de ser el "responsable del fracaso del diálogo social".
> La patronal analiza la ruptura

Y ahora, ¿qué?
Una vez roto el diálogo social y descartada toda posibilidad de recomponerlo, el Ejecutivo tiene la puerta abierta para adoptar nuevas medidas para frenar la escalada del desempleo y para reactivar la economía.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 27.7.2009

Rajoy ha calificado de "antidemocrático" e incluso "cómico" que ahora eche la culpa al Partido Popular. A su entender, "la obligación" de un gobernante es conciliar a las partes y si no se ponen de acuerdo "tomar decisiones y gobernar".

"Después de un año y pico de reuniones patrocinadas por el Gobierno ha fracasado de una forma palmaria y notoria y el fracaso no es de los agentes económicos y sociales sino del presidente del Gobierno", ha asegurado Rajoy, que ha negado que su partido tenga algo que ver en la ruptura de la mesa del diálogo social. Además, el líder de la oposición ha afirmado que como el jefe del Ejecutivo no quiere "hacer reformas" ha puesto "tantas líneas rojas y tantos límites a la negociación, que ha dejado a los acuerdos sin sitio". "El señor Rodríguez Zapatero no quería hablar de nada que le fuera incómodo", ha recalcado para señalar que "lo más lamentable es que la culpa lo tengan todos menos" el Ejecutivo.

"Es una cosa verdaderamente cómica y absolutamente antidemocrática echarle la culpa al PP como sabe el propio Gobierno de España y como saben algunos que han dado pábulo a esas noticias, filtradas interesadamente por el Gobierno de España", ha enfatizado para insistir en que la "culpa" del fracaso es de Rodríguez Zapatero, a quien también ha responsabilizado de desatar una campaña contra los empresarios.

En los mismos términos se ha expresado el portavoz económico del Partido Popular en el Congreso, Cristóbal Montoro, que ha tachado de "delirio" que el Gobierno intente culpar al PP de la ruptura del diálogo social, al tiempo que ha acusado al Ejecutivo de buscar sólo una foto más con los agentes sociales y evitar desarrollar las reformas estructurales que realmente necesita la economía española.

En un briefing en el Congreso de los Diputados para explicar el nuevo modelo de financiación autonómica, Montoro ha coincidido con su líder, Mariano Rajoy, en que la culpa de la ruptura del proceso de diálogo social la tiene el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que sólo ha querido hacerse "una foto más" como ya ocurrió el pasado mes de julio. En este sentido, ha asegurado que el jefe del Ejecutivo ha pretendido un diálogo social sin un "contenido real", cuando es un "excelente mecanismo" para acordar y desarrollar las reformas estructurales que realmente necesita la economía española para superar el periodo de crisis, como la reforma del mercado laboral.

También Montoro ha considerado "hasta divertido" que ahora se intente culpar al PP de esta ruptura, a pesar de que durante un año y medio se ha estado denunciando el distanciamiento entre los "populares" y la CEOE y de que el PP ha demostrado un gran ejercicio de independencia. "Es un delirio", ha añadido y ha culpado directamente a Zapatero y al Gobierno socialista de esta ruptura. De paso, ha aprovechado para apuntar que en España tienen razón aquellos que insisten en la necesidad de acometer reformas estructurales ante una crisis "tan seria" como la actual, como el manifiesto de los 100 economistas que también firmó el propio secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa.

A todas estas críticas hay que sumar las de la presidenta de la Comunidad de Madrid. Esperanza Aguirre ha dicho que ahora "hemos visto el verdadero talante de Zapatero" y le ha acusado de actuar con "prepotencia" tratanto de imponer sus postulados de "sindicalista retrógrado piquetero".

Tampoco la presidenta regional quiere "líneas rojas" en la negociación del diálogo social. Durante la rueda de prensa posterior al Comité Regional de Dirección, Aguirre ha defendido que la CEOE sólo "envió un papel (al Gobierno) para pedir que se discuta sobre todo", algo que "al presidente le ha parecido ofensivo porque es dogmático, porque sólo quiere discutir de seguir aumentando el gasto público, porque sólo quiere que todo el mundo bendiga su aumento de la deuda". A su juicio, ya es hora de que se comience a hablar de las "reformas estructurales que España necesita" para dejar de ser "el recordman de la Unión Europea en la creación de paro", por lo que ha exigido al Ejecutivo central que no pongan "temas tabús, líneas rojas".

El PP cierra filas con CEOE aunque sigue negando haber movido los hilos
Comentarios