#TEMP
martes 17/5/22

El nuevo Gobierno de Zapatero toma las riendas de la lucha contra la crisis

Elena Salgado, Manuel Chaves, José Blanco, Trinidad Jiménez, Ángel Gabilondo y Ángeles González Sinde son los ministros que hoy toman posesión tras prometer ayer sus cargos. El jefe del Ejecutivo ha presentado a su nuevo equipo haciendo hincapié en una idea: la necesidad del cambio de ritmo para hacer frente a la crisis y prepararnos para el nuevo modelo económico que nos demandará la segunda mitad del siglo.
NUEVATRIBUNA.ES - 7.4.2009

Los cambios afectan al área económica del Ejecutivo, con la salida de Pedro Solbes que ha sido sustituido por la actual ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, en la vicepresidencia y como titular de Economía y Hacienda.

Permanece la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega y se crea una tercera vicepresidencia para dirigir el área territorial que estará a cargo de Manuel Chaves, presidente hasta ahora de la Junta de Andalucía, y que será también ministro de Cooperación Territorial.

Entre las nuevas incorporaciones destacan también la de José Blanco, vicesecretario general del PSOE, que será ministro de Fomento en sustitución de Magdalena Álvarez; la de Trinidad Jiménez, actual secretaria de Estado para Iberoamérica y anteriormente candidata socialista al Ayuntamiento de Madrid, para desempeñar la cartera de Sanidad y Políticas Sociales, en sustitución de Bernat Soria; la de Ángel Gabilondo, presidente del CRUE, Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, que estará al frente de Educación, en sustitución de Mercedes Cabrera y que verá ampliadas sus competencias con la inclusión en su área de la Secretaría de Estado de Universidades que hasta ahora dependía de Ciencia y Tecnología y la de Ángeles González Sinde, que será ministra de Cultura en lugar de César Antonio Molina.

Las competencias de Deportes las asume directamente el presidente del Gobierno, que no ha cumplido el compromiso de crear un ministerio del ramo que formuló al recibir al equipo de tenistas españoles que ganó la última Copa Davis.

José Luis Rodríguez Zapatero ha explicado que la remodelación responde a la necesidad de un cambio de ritmo para afrontar una nueva etapa y un momento singularmente importante que se dará durante la presidencia española de la UE, durante el primer segundo semestre del 2010.

La lucha contra la crisis, ha dicho el presidente, es la gran prioridad puesto que ha entrado en una fase decisiva. Tras hacer un repaso de los logros en materia económica de los últimos años, Zapatero ha insistido en que ahora todos los gobiernos han asumido la gravedad de la situación y han llegado a la conclusión de que son necesarias medidas enérgicas. El G-20, ha dicho, ha marcado un punto de inflexión en cuanto a la importancia de las aportaciones públicas para hacer frente a la crisis y sobre todo porque se ha empezado a diseñar la economía del futuro. Se trata pues, según el presidente, de afrontar nuevos desafíos para “ocuparnos del presente y prepararnos para el futuro”. Y esto, ha vuelto a repetir, requiere un cambio de ritmo. “Hay que preparar las estructuras y pensar en el modelo económico que vamos a adoptar”, ha añadido, y para ello no sólo es importante la dirección de la política económica sino también la estrategia a seguir en lo relativo al sistema educativo y a nuestros servicios públicos.

Dicho esto, Zapatero ha repasado una por una las áreas del Ejecutivo en las que se han producido los cambios.

Elena Salgado será la persona encargada de la dirección integral de la política económica para que todos los recursos públicos funcionen al máximo rendimiento. La nueva vicepresidenta deberá sumar a todas las administraciones a la lucha contra la crisis porque, como ha dicho el presidente, “los problemas son de todos y los objetivos también”.

Manuel Chaves como vicepresidente tercero y ministro de Cooperación Territorial tendrá como prioridad lograr la cooperación entre el Gobierno central y los gobiernos autonómicos y locales. De él ha destacado el presidente su gran capacidad de interlocución, su experiencia en todos los niveles del Gobierno y su trayectoria como presidente de la mayor comunidad autónoma del país.

José Blanco se encargará, al frente de Fomento, del “instrumento más poderosos de la cohesión social”, las infraestructuras. “Va a requerir”, ha dicho Zapatero, “visión de conjunto, autoridad y sensibilidad”, cualidades que según el presidente tiene suficientemente acreditadas. Actualmente, es vicesecretario general del PSOE y junto a Chaves es el miembro del Ejecutivo con mayor peso político.

Ángel Gabilondo, el nuevo ministro de Educación, tendrá como reto aumentar la calidad del sistema educativo para mejorar su competitividad y para llevar adelante la armonización a nivel europeo en cuyo proceso estamos embarcados. El presidente ha admitido que el paso de la Secretaría de Estado de Universidades del Ministerio de Ciencia e Innovación al Ministerio de Educación "se puede considerar una rectificación" del modelo de Ejecutivo que planteó hace un año. "El Proceso de Bolonia exige explicación y diálogo en los ámbitos universitarios" ha apuntado Zapatero, para explicar que el presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) es el mejor candidato para gestionar este proceso. "Alguien que ha tenido estas responsabilidades en materia universitaria responde a un perfil ideal".

Ángeles González Sinde como creadora y persona de reconocido prestigio es especialmente idónea, en palabras de Zapatero, para resolver los problemas de armonización y regulación, con especial mención a la Red, que requiere la actual proyección de la Cultura española, infinitamente mayor ahora que en cualquier otro momento de nuestra historia. González Sinde es una firme defensora del control del intercambio de contenidos protegidos por derechos de autor en Internet. Por eso, los internautas se han apresurado a criticar el nombramiento mientras que la SGAE, la Sociedad General de Autores, lo ha calificado de "excelente".

Trinidad Jiménez en Sanidad, tendrá entre otras tareas la de integrar las políticas sociales como la relativa a Dependencia. Su designación para hacerse cargo de esta cartera se debe, según el presidente, a su gran capacidad política y sensibilidad. La hasta ahora secretaria de Estado para Iberoamérica ha estado siempre vinculada a la política internacional aunque también fue candidata socialista al Ayuntamiento de Madrid. Pero, ante todo, fue la impulsora de la candidatura de Zapatero a la secretaría general del PSOE en 2000.

El presidente ha tenido palabras de gratitud para todos los ministros salientes, Magdalena Álvarez, Mercedes Cabrera, Bernat Soria y César Antonio Molina y ha dedicado una parrafada especial al vicepresidente económico saliente, Pedro Solbes. De él, ha dicho, “todos hemos aprendido tenacidad, aplicación e inteligencia. Toda su vida ha estado dedicada al servicio público de forma ejemplar”. “La política económica”, ha recordado el presidente, “ha vivido con él sus momentos más brillantes en los últimos treinta años”. “Para él”, ha terminado diciendo, “toda mi gratitud y mi afecto”.

Por último, Zapatero ha sintetizado los tres grandes objetivos del nuevo Gobierno: anticipar la recuperación económica y del empleo, fortalecer la cohesión social y territorial y abordar las reformas que nos demanda la segunda mitad del siglo.

El nuevo Gobierno de Zapatero toma las riendas de la lucha contra la crisis
Comentarios