miércoles 1/12/21
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C - 09.03.2009

Los tacos han desengrasado en parte la soporífera comisión de investigación sobre el espionaje político en Madrid. Hasta dos veces, Sergio Gamón, pronunció la palabra “coño” (imaginamos que no constara en acta) y, después, a Rosa Posada se le pilló en un renuncio.

Creyendo que tenía los micrófonos cerrados, la presidenta de la comisión pronunció un “manda huevos”, al estilo Federico Trillo cuando éste era presidente del Congreso.

Posada se quejaba de que PSOE e IU le pidieron un receso para poder leer los documentos que les acababan de llegar, lo que retrasó aún más los trabajos, que se prolongaron hasta bien entrada la noche. Razón suficiente para el mosqueo de todos, incluidos los periodistas.

El “manda huevos” de Rosa Posada
Comentarios