viernes. 19.07.2024
NUEVATRIBUNA.ES 20.01.2010

Izquierda Unida, a través de su Grupo Parlamentario y a instancias del Área de Juventud, ha registrado en el Congreso una pregunta dirigida al Gobierno para que informe públicamente de cómo piensa ayudar a costear con dinero público la próxima ‘Jornada Mundial de la Juventud’ que tendrá lugar en Madrid en agosto de 2011.

Así, en la iniciativa parlamentaria se pregunta si ¿tiene previsto el Gobierno coadyuvar en la organización de este encuentro? y si fuera así, ¿a cuánto ascendería la ayuda económica prevista?; ¿en ejecución de qué partida de los Presupuestos Generales del Estado y de qué departamento ministerial?; y ¿a qué institución u organización no gubernamental se asignarían las ayudas?

La coordinada del Área de Juventud, Esther López Barceló, ya denunció que el Gobierno hubiera informado “indirectamente y de forma parcial sobre su compromiso para financiar con dinero público buena parte del presupuesto” de esta Jornada.

IU rechaza totalmente por boca de López Barceló que en el actual contexto de crisis el Ejecutivo dedique cualquier tipo de partida a actuaciones de este tipo “mientras en su actuación diaria el Gobierno sigue empeñado en castigar a uno de los sectores más débiles de la sociedad como es la juventud”.

A su juicio, “los jóvenes siguen sin recibir de las instituciones la especial atención que merecen para desarrollar necesidades básicas para su educación y formación, atajar su creciente precariedad laboral, hacer frente a los gastos derivados de las indecentes tasas de desempleo o contribuir a su más rápida emancipación”.

La responsable del Área de Juventud de IU califica de “trato de favor a la Iglesia Católica” este hecho “pese a que constitucionalmente nos hallamos en un Estado aconfesional”. En relación a esta valoración, IU también preguntará sobre si ¿considera el Gobierno que una contribución de fondos públicos a una iniciativa eclesiástica y eventuales exenciones a empresas para un acto de este tipo es compatible con la definición aconfesional del Estado?

Según lo datos oficiosos recabados hasta ahora de forma indirecta, desde el Ejecutivo también se ayudará a costear este encuentro –que parece contar con un elevado presupuesto total cercano a los 25 millones de euros- permitiendo exenciones fiscales de hasta el 80% a empresas que subvencionen el acto.

Para López Barceló, “no es de recibo que de nuevo el Gobierno busque favorecer intereses privados, tanto empresariales como confesionales, utilizando los fondos públicos. Desde el Área de Juventud reclamamos que este dinero se destine a cuestiones más prácticas y provechosas como acabar con la precariedad social y laboral del conjunto de jóvenes de nuestro país”.

El Gobierno deberá explicar cómo costeará con dinero público a los...