miércoles 22/9/21

El equipo de Rajoy "pasa" de Aznar

La dirección del PP no comparte los planteamientos del ex presidente del gobierno sobre el fondo de ayuda a los bancos y la reestructuración del mapa de cajas de ahorro.
> Aznar, Aguirre: el contraataque neocon
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. 07.07.2009

“Aznar no marca la política económica del PP, la marca Cristóbal Montoro”, afirma sin tapujos un miembro del equipo económico de Mariano Rajoy, que cree que el ex presidente del Gobierno económicamente “está mal asesorado”.

La dirección del partido se muestra molesta por las últimas declaraciones hechas por el presidente de FAES criticando el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) que este miércoles se someterá a votación en el Pleno del Congreso de los Diputados.

“El Gobierno se dispone a premiar con miles de millones de euros, que salen de los bolsillos de las familias, de las pymes y de los autónomos, a banqueros y directivos de las cajas de ahorro que han demostrado ser, cuando menos, incompetentes. En cualquier empresa, serían despedidos”, dijo José María Aznar en una de sus intervenciones en el Campus FAES que se celebra estos días en Navacerra.

El equipo de Rajoy no comparte esta tesis. Aunque fuentes del partido reconocen que es insuficiente el decreto elaborado por el Gobierno creen que la medida es necesaria para que los bancos puedan dar créditos a pymes y familias. Los populares aún no han decidido cuál será el sentido de su voto pero fuentes del Grupo aseguran que en ningún caso votarán que no, después de conseguir en las conversaciones con la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado- incluir algunos aspectos a propuesta del PP. En cualquier caso de haber un “sí” señalan- será “un sí crítico”, similar al que se produjo cuando se votó la medida de los 400 euros que el Grupo Popular apoyó pero que fue ferozmente criticada en su discurso de oposición.

El equipo económico de Rajoy tampoco comulga con el argumento de Aznar de si una caja de ahorros es insolvente lo que hay que hacer es dejarla caer. Las fuentes consultadas apuestan por las fusiones más que por la desaparición de entidades. Y es que argumentan- el cierre de un banco puede resultar mucho más costoso que su mantenimiento a la par que puede prolongarse en el tiempo hasta los 10-15 años como pasó con el caso Banesto, recuerdan.

El PP defenderá este miércoles en el Congreso la necesidad de abordar una reforma de la Ley de Cajas que impida la injerencia política de las mismas y la tutela por parte de las comunidades autónomas. Los populares prevén una “guerra atroz” entre el Banco de España y los gobiernos autonómicos que quieren seguir manteniendo su control, pero el Gobierno ya ha descartado cualquier modificación legislativa en este sentido.

El equipo de Rajoy "pasa" de Aznar
Comentarios