jueves 29/10/20

El discurso de Aguirre en el Debate sobre el Estado de ¿la nación o de la región?

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha perdido durante casi 15 minutos los papeles en un discurso más apropiado para Rajoy que para una presidenta autonómica. Ha vuelto de vacaciones mostrando sus aspiraciones y ha aprovechado para confirmar el recorte del 10% del presupuesto madrileño. El chorreo de cifras de Aguirre ha superado la ficción.
NUEVATRIBUNA.ES / A.M

No se sabe bien si Esperanza Aguirre se había equivocado de lugar, o de acto, porque más que un debate sobre el Estado de la Región parecía sentirse como Mariano Rajoy en los debates sobre el Estado de la Nación. Aguirre ha vuelto a la Asamblea de Madrid con los roles cambiados.

Los primeros 15 minutos los ha dedicado a ejercer de analista económica internacional. Ha empezado hablando de Zapatero y de la “pirueta” política que le llevó a rebajar el sueldo a los funcionarios y congelar las pensiones y la ha explicado por las presiones internacionales de Alemania, Francia, Estados Unidos y de la misma China: “Esto se lo dedico a la oposición de Izquierda Unida en la que están los restos del partido comunista. ¿Qué les parece que China le pida a España que aplique ortodoxas medidas neoliberales?”.

Después de dedicar el primer cuarto de hora a criticar a Zapatero ha confesado que ella no se va a “oponer a las medidas económicas de los socialistas conversos” porque la Comunidad de Madrid lleva años llevándolas a cabo decía la lideresa. “Mi gobierno se ha caracterizado por la austeridad, la bajada de impuestos y la ayuda a los sectores productivos, las mejores medidas para enfrentar la crisis”.

Aguirre ha enfatizado a lo largo del debate una única idea: “Madrid lleva mejor la crisis que el resto de las comunidades”. Para demostrarlo ha ofrecido un chorreo de datos como que esta comunidad tiene el PIB más alto de toda España: “Nuestro PIB ha crecido un 0,4% y en el resto de comunidades un 0,2%", y ha recordado que la tasa de paro es tres puntos menor que la media nacional. La segunda idea que quería transmitir ha sido que la CAM está mejor que el resto “a pesar de que Zapatero se haya empeñado en asfixiarla económicamente”.

Las medidas de austeridad de las que tanto presume se extenderán al próximo año con un recorte de un 10% del presupuesto de la Comunidad. Su inversión económica se centrará en las ayudas a las empresas madrileñas y a los nuevos emprendedores a los que la CAM le pagará todas las tasas municipales. También le ha advertido a Zapatero que aunque el no lo permita, su comunidad va a hacer una deducción autonómica por vivienda.

Aguirre ha confirmado la noticia que ayer adelantaba su periódico amigo El mundo, y ha anunciado que ajustará el número de liberados sindicales. "Esta medida permitirá un mejor aprovechamiento de los efectivos con los que cuenta la administración autonómica", ha asegurado la presidenta, cuyo anuncio ha sido recibido con aplausos desde la bancada popular. Se calcula que serán unos 2.000 los liberados que dejarán de serlo.

EL BAILE DE CIFRAS DE EDUCACIÓN, SANIDAD Y DEPENDENCIA

Los tres sectores más perjudicados por Esperanza Aguirre y por los que ha recibido más críticas por parte de la oposición y sindicatos han sido la Sanidad, la Educación, y la no aplicación de la Ley de Dependencia. Sin embargo la lideresa ha obviado todas las críticas y se ha dedicado a repasar las cifras que ya daba el año pasado en relación a la construcción de hospitales.

Ha asegurado que los nuevos hospitales que estrenó “funcionan pleno rendimiento” y se ha olvidado de las denuncias de pacientes y personal médico sobre la falta de camas, de médicos de especialización o de personal de enfermería.

A pesar de esto, el compromiso para la legislatura era de cuatro hospitales y los otros dos aún no han comenzado a levantarse. "Que termine la falacia de que no aumentan los profesionales sanitarios", ha insistido la presidenta. La Sanidad es la principal de las políticas públicas del Gobierno regional, según Aguirre.

Respeto a la Educación ha presumido como gran avance la aprobación de la Ley de autoridad del profesor y como segunda medida importante la incorporación de pizarras digitales. Pero no se ha acordado de decir que las pizarras sirven de poco si no hay profesorado, y Aguirre ha omitido el despedido de 2.500 profesores en enseñanza primaria y secundaria que anunció sotto voce a principios de julio.

En relación a la enseñanza universitaria que ha sufrido un recorte despiadado –sólo en la Complutense ha recortado el 50% del presupuesto- ha señalado que la mejor prueba de que la Comunidad tiene las mejores universidades es que “la mayoría de los universitarios Erasmus eligen Madrid para estudiar”, una justificación como poco endeble.

Pero la tergiversación de datos más clara ha sido cuando ha hablado sobre la Ley de Dependencia. Ha señalado que seis de cada diez plazas de residencia las había creado ella y ha asegurado que respecto a la aplicación de la Ley, la CAM lo hace tan bien como capitales como Segovia, Cuenca o Ávila. Además de que la comparación con esas ciudades no es muy proporcional, Aguirre no se ha atrevido a señalar que esta comunidad sigue estando a la cola en número de personas atendidas en relación con la población, no llega al 1% cuando la media nacional es de 1,31%.

El discurso de Aguirre en el Debate sobre el Estado de ¿la nación o de la...
Comentarios