miércoles 2/12/20

El cementerio nuclear divide a los partidos y enfrenta a ayuntamientos y comunidades

Los consistorios de Yebra y Ascó han sido desautorizados por la Junta de Castilla La Mancha y por la Generalitat de Cataluña. En el PP y en CiU, partidos a los que pertenecen los respectivos alcaldes, también hay opiniones encontradas.
> División en CiU
> Bronca en el PP
> Bono, contra la candidatura de Yebra
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 25.1.2010

El presidente de la Generalitat catalana, José Montilla, se ha opuesto a la candidatura de Ascó (Tarragona) para acoger el almacén nuclear. "Yo no quiero el almacén nuclear en Ascó", ha dicho tajante en declaraciones a Antena 3 Televisión ya ha esgrimido que en Cataluña se genera más del 40% de la energía nuclear que se produce en toda España. El principio que debe regir en todo este asunto es el de la "solidaridad" entre territorios, ha defendido por lo que el Almacén Temporal Centralizado (ATC) se ubique en otra comunidad autónoma, aunque ha precisado que él no es contrario a la energía nuclear.

Para Montilla, el ATC es una necesidad, ya que, a día de hoy, los residuos nucleares están alojados en cada una de las centrales. Ahora bien, tras puntualizar que él se opone a la candidatura de Ascó "por razones diferentes" a la de colectivos que han expresado su negativa al proyecto, ha reclamado que se establezca su ubicación "donde pueda haber un cierto consenso social y territorial, que no se da en Cataluña en estos momentos, y teniendo en cuenta el equilibrio territorial".

Aunque es consciente de que son los ayuntamientos los que deben pronunciarse, ha recordado que el cementerio es un proyecto del Estado al que pueden optar todos los que lo deseen y, puesto que la decisión final corresponde al Gobierno, le ha pedidoo que tenga en cuenta a las comunidades autónomas.

Con este pronunciamiento, Montilla sale al paso de la candidatura presentada por el alcalde de Ascó, Rafael Vidal (CiU), y responde a la petición que este domingo le hicieron los manifestantes contrarios a la instalación del cementerio nuclear en esa localidad. La declaración del presidente de la Generalitat, sin embargo, le parece tardía al líder de CiU, Artur Mas, que ha opinado en TV3 que si Montilla se hubiera posicionado antes "se hubiera ahorrado una parte de la polémica". Mas ha advertido a su correligionario Rafael Vidal de que una instalación de este tipo "no es una granja de conejos", por su peligrosidad. Decididamente CiU no ve con buenos ojos el proyecto del alcalde que milita en sus filas.

Para el líder convergente, "los partidos también tienen autonomía para tomar sus decisiones, y por encima de los intereses de un municipio están los intereses de un conjunto", por lo que hay que tener en cuenta que las consecuencias de esta decisión afectan no sólo a las Terres de l'Ebre, sino a toda Cataluña y repartir los costes de este tipo de energía por el resto de España. Y ha recordado la moción que el Parlament catalán aprobó en marzo de 2008, que avalaba el rechazo de Cataluña a acoger instalaciones de estas características, y que contó con el apoyo de CiU, ERC e ICV-EUiA.

Tampoco la decisión del ayuntamiento de Yebra de albergar el cementerio nuclear cuenta con el respaldo del partido al que pertenece el alcalde, Pedro Sánchez (PP) ni del gobierno regional (PSOE). Y también en este caso socialistas y populares esgrimen que Guadalajara ya ha pagado con creces el peaje nuclear. La peculiaridad en lo que respecta a Yebra es que la polémica en torno a este municipio ha degenerado ya en un nuevo enfrentamiento entre dos dirigentes 'populares': mientras la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, amenazaba al alcalde de Yebra y sus concejales, el vicesecretario de Organización del PP, Javier Arenas, le enmendaba la plana y aseguraba que no iba a haber sancuión alguna. Más tarde, Génova negó que hubiera contradicciones pero ahí están las declaraciones de ambos para quien las quiera contrastar, sintetizadas en esta frase que Cospedal pronunció el domingo y con la que ahondaba aún más la brecha: “Ni Javier Arenas, ni nadie, impedirá que se abra un expediente al alcalde de Yebra”.

En cuanto al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, dijo que la decisión del Consistorio de Yebra debería quedarse en una "anécdota" y pidió al ministro de Indiustria que tuviera en cuenta la oposición unánime de la comunidad autónoma. Las relaciones entre Barreda y Miguel Sebastián no parece que atraviesen por su momento más dulce después de que el ministro dejara caer que Barreda poco tiene que opinar en este asunto.

Esta es la postura que este lunes ha defendido la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, para quien la decisión de presentar la candidatura para albergar el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares de alta actividad deben adoptarla "los ayuntamientos", ya que ésa es una competencia municipal. Espinosa se refería específicamente a la actitud que debe observar el Gobierno que se debe respetar la decisión, ha dicho, ya sea tomada por "uno, dos (ayuntamientos) o los que decidan un ATC". Pero, y aunque no las ha nombrado expresamente, las comunidades pueden darse por aludidas.

El cementerio nuclear divide a los partidos y enfrenta a ayuntamientos y comunidades
Comentarios