martes 26.05.2020
DURAS CRÍTICAS AL SECRETARIO GENERAL DEL PCE

Dirigentes del PCE de Madrid cargan contra José Luis Centella por la “deriva estratégica” de IU

En una carta abierta, miembros de la dirección del partido en Madrid culpan a Centella y a la actual dirección del PCE de la fallida política de alianzas con Podemos que ha conducido, a su juicio  a la debacle de IU.

Dirigentes del PCE de Madrid cargan contra José Luis Centella por la “deriva estratégica” de IU

Queremos compartir una reflexión política de fondo, el sano ejercicio de la crítica y la autocrítica y, sobre todo, concederle la palabra y el protagonismo a los comunistas, señalan

La reunión que el Comité Federal del PCE celebrará este sábado se anuncia tormentosa. Desde la debacle electoral de IU el 20D son cada vez más las voces críticas no solo con la actual dirección de Izquierda Unida sino también con el equipo comandado por José Luis Centella, secretario general del Partido Comunista.

Las críticas no han cesado desde hace semanas, primero culpando al candidato de IU-Unidad Popular, Alberto Garzón del desastre, y pidiendo abiertamente su dimisión por su intento de “transmigrar” hacia Podemos, una estrategia que siguen defendiendo muchos, entre ellos Julio Anguita.

En una carta abierta al “camarada” Centella a la que ha tenido acceso Nuevatribuna, varios miembros de la dirección del PCE de Madrid, han vuelto a cargar contra la política de alianzas de la formación y por lo que consideran un desprecio a los principios ideológicos del Partido Comunista. Exigen que se cumplan los compromisos adquiridos en el XIX Congreso celebrado en noviembre de 2013, donde se acordó impulsar la reconstrucción del PCE como “espina dorsal de IU” capaz de liderar un “amplio y unitario movimiento político social” en defensa de una “alternativa social, democrática y anticapitalista a la crisis” sufrida dese 2008.

Pero todo, indican, ha quedado en “papel mojado”, ya que “dos años y pico han bastado para que el PCE y su Proyecto Político Unitario quedaran reducidos a la mayor insignificancia y marginalidad política que hayamos conocido en los últimos 40 años”.

Reprochan a Centella su falta de autocrítica y su “injustificada autocomplacencia” y le sitúan, a él y a la dirección que encabeza como máximos responsables de la debacle de IU, lo que además imposibilita “una serena reflexión acerca de la gestión política al frente del PCE a fin de avanzar hacia el objetivo de mejora”.

La lista de reproches es abultada. Culpan a la dirección de aplicar criterios sin debatirlos en los órganos internos, “situando así al conjunto de la militancia ante hechos consumados y decisiones irreversibles”, una actitud –afirman-, que se reveló “con toda crudeza a partir de la fascinación política que os suscitó el surgimiento de Podemos en las Europeas”. Y de ahí a una “notable deriva estratégica, concretada en una reducción posibilista de nuestro proyecto político, la atenuación de nuestros perfiles ideológicos y una cesión de la autonomía de Izquierda Unida que, no por ser decididamente unitaria, es menos soberana”.

Una deriva que se ha visualizado –dicen- en las “declaraciones de destacados dirigentes de nuestro Partido promoviendo un obsesivo e infantil ‘ahora o nunca’, afirmando que en los últimos decenios ningún PC ha cumplido su papel histórico, sustituyendo el enfoque de clase por un criterio ciudadanista y transversal, utilizando conceptos políticos ajenos al marxismo y al método dialectico, u oficializando teorías superadas en la historia del movimiento obrero tales como la del partido único de las clases populares”.

Y todo ello sin hacerse una “reflexión seria y profunda sobre lo que tendría que ser nuestra política de alianzas”, más bien al contrario: aplicando “una sucesión de dispares improvisaciones por parte de un influyente grupo de camaradas cuya responsabilidad, incluida en la promoción de Podemos, resulta ya tan manifiesta como tolerada”.

Una posición política que tachan de “irresponsable” y que ha derivado en una “auténtica deconstrucción pública de la marca Izquierda Unida. En este punto, vuelven a criticar la “voladura” de la organización de IU en Madrid “en un brutal ejercicio de ordeno y mando”, así como las alianzas en Cataluña en la confluencia con Podem En Comú, “violando el sentir mayoritario de los afiliados y el propio protocolo EUiA-IU”.  En opinión de los firmantes de la Carta, todo ello conduce “hacia un Podemos bis transitorio, sin espacio político propio“, y subrayan que no les convence la idea de “transmigrar hacia una nueva versión de la casa común de la izquierda”.

Concluyen exigiendo que se restañen las heridas y que se recupere “la credibilidad y la autoridad política que merece la dirección del PCE”. “Queremos compartir una reflexión política de fondo, el sano ejercicio de la crítica y la autocrítica y, sobre todo, concederle la palabra y el protagonismo a los comunistas”, cara a impulsar esa “reconstrucción del PCE” que se verificará en el XX Congreso, a celebrar en 2017, año emblemático por ser el Centenario de la Revolución de Octubre.


La carta está firmada por:  Víctor Díaz Cardiel, Juan Ramón Sanz, Marisa Castro, Daniel Morcillo, Luis Cabo, José Antonio García Rubio, Noemi Ruiz, Rodrigo Vázquez de Prada, Félix López, Raquel López, Antonio Gallifa, Juan Grajera, Marita García, Javier Moreno, Mariano López Monreal, Felipe Rosado, Carmen Sánchez, Juan Luis Camarero, Rosa Minguela, Juan González, Carlos Penit y Jerónimo Hernández.

Dirigentes del PCE de Madrid cargan contra José Luis Centella por la “deriva...
Comentarios