domingo 25/7/21
ENTREVISTA A JOSÉ FÉLIX TEZANOS

“Debemos acabar con el PSOE de las baronías”

“Rajoy es el principal perjudicado de la nueva línea que se implanta en el PSOE y del liderazgo de Pedro Sánchez”, afirma en esta entrevista el sociólogo José Félix Tezanos.

tezanos1
Fotos cedidas por Fundación Sistema.

Coordinador del documento político de la candidatura de Pedro Sánchez, José Félix Tezanos se ha convertido sin quererlo en el nuevo ideólogo del PSOE. Sociólogo de profesión y director de la Fundación Sistema y de la Revista Temas que preside Alfonso Guerra, se muestra confiado en que su partido inicia en esta nueva etapa el camino de la recuperación y de la nueva socialdemocracia. Tezanos denuncia que ha habido una alianza estratégica entre los círculos de La Moncloa y otros sectores de opinión para intentar erosionar la credibilidad de Sánchez.


Nuevatribuna.es | La primera decisión política de calado que deberá tomar Pedro Sánchez será la de decidir el sentido del voto de la moción de censura presentada por Podemos. ¿A su juicio, cómo debe afrontar el Grupo Socialista este debate?, ¿en qué términos y con qué planteamientos políticos?

La moción de censura de Podemos es una chapuza, parece más bien que es una moción contra el PSOE

José Félix Tezanos | Cuando en un Parlamento se produce una situación de este tipo se supone que previamente se ha hablado con otros grupos, en este caso el Socialista. Podemos no ha hablado con el Grupo Socialista y creo que se han equivocado, que no entienden nada de cómo se hace política institucional. En este momento, el PSOE está en un Congreso y hay que esperar a que concluya, que se constituya la nueva Comisión Ejecutiva que es la dirección política del PSOE y a partir de ese momento habrá que ver qué situación se produce. A nadie se le oculta que cuando un partido se le plantea una iniciativa sabiendo que está en un proceso congresual pues sabe a qué atenerse. La chapuza en política es la peor consejera.

De todas formas, el debate está fijado para unos días antes del Congreso del PSOE, para el 13 de junio.

Sí, lo han fijado ellos. Cuando uno comete una chapuza en política él tiene que arreglar la chapuza, no puede pedir que le arreglen la chapuza que él ha cometido.

¿Pero se refiere a la posibilidad de que puedan retrasar la moción como ha pedido Compromís?

No lo sé. Todo esto me parece una chapuza tan fenomenal, parece más bien que es una moción contra el PSOE y que le quiere coger con el pie cambiado, eso revela que algunas personas todavía están muy lejos de alcanzar la madurez política necesaria para hablar en serio de estas cosas. No le dediquemos más tiempo, cuando la vida política se dedica mucho tiempo a la chapuza, la política puede convertirse en chapucera, por lo tanto, hablemos de cosas serias.

¿Cuáles son los ejes de la alternativa política que plantea el PSOE en esta nueva etapa?

Es importante que, cuanto antes, superemos la etapa en la que está metida España en este momento que es un círculo vicioso que combina problemas muy graves de corrupción con un Gobierno que no ha tenido la sensibilidad social necesaria para entender los problemas objetivos de España, como es el paro y la precarización laboral. La derecha europea está fuera de la realidad, no entiende el malestar que se está gestando en nuestras sociedades y que ha estimulado, como ha pasado en Italia y en Francia, movimientos populistas de derechas. Nuestra línea es muy clara, y en este caso, son políticas que vienen acompañadas por un programa muy estudiado y debatido que tiene propuestas muy concretas que además hay que plantear en el seno de la Unión Europea, para conseguir que haya un giro en las políticas sociales y laborales en Europa.

¿Qué lectura hace de la actitud adoptada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con respecto a Pedro Sánchez?

Ni Rajoy ni los entornos de la Moncloa deciden quién es el líder del PSOE

Probablemente Rajoy es el principal perjudicado de la línea nueva que se implanta en el PSOE y del liderazgo de Sánchez. Él había llegado al convencimiento de que iba a tener un PSOE subordinado y pasivo como había pasado con la abstención y se encuentra que la realidad es distinta, que en un partido democrático como es el PSOE ha habido una reacción contra eso. Ahora, el PSOE tiene un líder acreditado, tendrá, tras el Congreso Federal, una alternativa a lo que hace y representa el PP, y tendrá un partido unido que está ya concitando más apoyos en la opinión pública. Rajoy hace una lectura de pequeña política, de sus intereses personales, de los intereses de su partido, o del sector que él controla en el partido. Lo que habría que esperar de un presidente en una coyuntura como la actual, no solo por el tema de Cataluña sino por la situación social que se vive, sería que tuviera altura de miras. Pero Rajoy se enroca, se atrinchera y le falta el espíritu abierto de pensar en el interés general y tener la interlocución necesaria con el que ha sido elegido tan ampliamente en el PSOE. Sin duda, Sánchez no es el líder que a él le gustaría que estuviera al frente del PSOE, pero tiene que entender que somos los afiliados del PSOE quienes decidimos quién es nuestro líder y no el señor Rajoy ni los entornos de la Moncloa.

tezanos2

Quedan dos semanas para el 39 Congreso. Usted ha citado alguna vez Suresnes comparándolo con el proceso que está viviendo estos días el PSOE. ¿Estamos a las puertas, cara al Congreso Federal, de un nuevo Suresnes?

Se abren las puertas a una nueva etapa de la socialdemocracia. Suresnes significó un cambio importante en el PSOE en un momento en que era necesario y que fue la clave del éxito electoral posterior, apostando por esa renovación que también tuvo resistencias. En estos momentos, estamos en una tesitura similar. Hay que apostar por una nueva etapa de la socialdemocracia, al igual que entonces tuvo aportaciones tan importantes en el estado de bienestar y en el proceso de unidad europeo, pero que ahora se ha quedado desfasada. Hacía falta renovar el proyecto programático -y el instrumento es la forma de organización del partido-, para relanzar y sintonizar con una nueva realidad. Hace tiempo que el PSOE necesitaba una renovación, también generacional. Muchas veces, el PSOE, a lo largo de la historia, ha sido el partido más democrático de la sociedad española; se trata de volver a serlo, y que sea también un ejemplo internacional, por el programa y por el modelo de partido, y que todo eso se haga con gran rigor, con seriedad, de manera muy específica, con urnas, con votaciones muy transparentes, con debates claros, no como un sucedáneo de democracia sino una democracia verdadera.

¿Es verdad que se ha enterrado el hacha de guerra en el PSOE, o estamos asistiendo a un momento de tensa calma que hará que el enfrentamiento aflore en el Congreso Federal?

El PSOE de las ‘baronías’ era un PSOE que respondía, no al modelo de partido socialdemócrata de la segunda internacional, sino al modelo del partido de notables que eran los que decidían por todos

La democracia tiene la virtud de ser el mejor instrumento para solucionar las diferencias que puedan existir. La democracia ha funcionado, primero en la elección del secretario general por una mayoría absoluta muy clara, y ahora está funcionando en los Congresos regionales, donde ha habido una mayoría muy clara de respaldo al documento ‘Por una nueva socialdemocracia’ y también por una mayoría de los delegados que vamos a apoyar a Pedro Sánchez y además todo eso se ha hecho en un clima pacífico, aparte de que se han integrado en las listas, en muchos sitios se han hecho listas de unidad, de integración, sin dejar a nadie fuera del Congreso. No es que haya una calma chicha sino lo que hay es democracia y debates intensos.

¿Se acabó el PSOE de las ‘baronías’?

Creo que debe acabarse. El PSOE de las ‘baronías’ era un PSOE que respondía, no al modelo de partido socialdemócrata de la segunda internacional, sino al modelo del partido de notables que eran los que decidían por todos. Eso ha generado prácticas que habrá que erradicar, y no va a ser fácil. Aquí ha habido un fenómeno de clientelismo, de profesionalización excesiva de la política; los que habían hecho de la política su carrera personal, su único modo de vida van a ofrecer resistencias lógicas, y las redes clientelares lo mismo, pero lo que vamos a plantear en el Congreso Federal es una propuesta muy sustancial de las formas de organizarse que hagan innecesarios esos procedimientos, y que el PSOE vuelva a ser otra vez un partido muy democrático en que todos los afiliados seamos iguales.

El 39 Congreso Federal va a debatir la plurinacionalidad del Estado tal y como vosotros habéis planteado. ¿Crees que puede haber frenos a ese debate?

La cuestión de la plurinacionalidad del Estado debe plantearse sin maniqueísmos

Ese es un tema que tiene que plantearse sin maniqueísmos. Y la sociedad española y los medios de comunicación tienen que hacer un esfuerzo para no dejarse intoxicar por determinados círculos del país y plantear el debate con objetividad. La posición del PSOE es muy clara y está definida en la Declaración de Granada y en eso no hay discrepancias internas, todo eso se ha amplificado en los medios pero no responde a la realidad.  En este momento lo que hay es la postura de sostener que se constituya una subcomisión en la comisión constitucional del Congreso y se pueda debatir cómo se puede empezar a perfeccionar el carácter federalizante que tiene nuestra Constitución. Creo que la posición del PSOE es razonable y no entiendo que algunos hablen de cosas que no existen.

Pero el conflicto de Cataluña se está acelerando por momentos. La reforma constitucional es una propuesta de más largo plazo. ¿Qué puede aportar el PSOE para acercarnos a una solución a corto plazo?

El PSOE puede aportar lo que ha aportado siempre, su sentido de Estado, su sentido de la racionalidad política y el sentido de que las cosas deben resolverse dentro del marco del estado de derecho, que dentro del mismo caben reformas, cualquier Constitución se puede reformar, es perfeccionable, pero lo que no cabe es saltarse la legalidad, cuando se traspasa esa línea se está traspasando una línea peligrosísima que la historia ha demostrado que siempre acaba rebotando y perjudicando precisamente a los que han postulado esa vía.

¿Y qué puede pasar en base a los planteamientos que están haciendo las fuerzas soberanistas en Cataluña?

Pues yo creo que nada, no puede pasar lo que no puede pasar, la ley no puede vulnerarse, lo mires por donde lo mires es evidente y tampoco puedes llevar a un Parlamento a decidir cosas sin debate. La democracia es algo que se respeta y se salvaguarda en el estado de derecho, la democracia no consiste solamente en hacer una votación, eso es más bien demagogia, la democracia es un sistema articulado de derechos y de libertades y de defensa y respeto también al principio de legalidad que es muy importante en el estado de derecho.

Borrrell sostiene que la debacle del PSOE se inició con Zapatero. ¿Cree usted lo mismo?

Con González y Zapatero acabaron cayendo los palos de la insatisfacción del electorado, de la falta de credibilidad

Sí, pero eso no es lo que podamos pensar unos y otros sino que es la sociología electoral. Cuando tú has concurrido a unas elecciones con una propuesta programática no puedes cambiar porque te parezca a ti solamente, eso se tiene que hacer por procedimientos democráticos y ahí, efectivamente, hay dos momentos en la historia reciente del PSOE que vimos que se produjo esa inflexión de los hiperliderazgos. Vimos lo que pasó en los últimos años a Felipe González y lo que pasó a final de su mandato también a Zapatero y que luego se vio que tenía su traducción en las urnas y que lo sufrieron sus herederos, acabaron cayendo los palos de la insatisfacción del electorado, de la falta de credibilidad por parte del electorado. La gran virtud que tiene el cambio que está haciendo el PSOE en este momento es que empezamos una nueva etapa, bajo el compromiso de la credibildiad y de ser coherente con lo que se propone como demostró Pedro Sánchez con su dimisión primero y segundo con su renuncia al escaño.

tezanos3

Lo de las primarias abiertas, me refiero al voto de los simpatizantes, es algo que el PSOE lleva planteando desde hace tiempo, pero nunca sea hecho. ¿Por qué?

Ha habido una alianza estratégica entre los círculos de La Moncloa y otros sectores de opinión para intentar erosionar la credibilidad de Pedro Sánchez

Porque suscita muchas dudas. Eso es una innovación, no quiero utilizar la palabra arriesgada, pero muy potente, no sabemos cómo va a resultar. En otros países ha resultado mejor, hay países que tienen una larga tradición en que las personas se inscriben durante un tiempo, es decir no son afiliados, están inscritos, en el caso de EEUU como votantes del Partido Demócrata y del Partido Republicano, en el caso de Francia también han votado millones de personas. Eso es una manera de acercar más los partidos al ciudadano, que el ciudadano no vea los partidos como una cosa ajena, lejana. Es una apuesta sin duda muy valiente que habrá que ver qué resultado da.

También se abre la posibilidad de llevar a consulta otros asuntos como los acuerdos con otras formaciones políticas.

Cuando tú propones una cosa a tu electorado y piensas que no va a ser factible y tienes que hacer otra tienes que consultar y ver si hay motivos o no y si tiene respaldo. Y luego se pueden consultar otras cosas importantes que surjan en la vida política, no se trata de estar votando cada dos o tres días como ridiculizan algunos, se trata de votar cuando haya cosas importantes y cuando no haya consenso, porque cuando hay consenso, se trata más bien de un plebiscito como hacen los autócratas que hacían plebiscitos para tener el 99% de apoyos. Luego hay otra apuesta muy importante, por la transparencia, por la honestidad, incluso con auditorías, eso son apuestas muy innovadoras, que tenemos que conseguir que los ciudadanos vean al PSOE como un partido esencialmente honrado, de personas honradas, habrá que hacer el esfuerzo necesario.

Lo ocurrido con Sánchez, políticamente hablando, ha sido más que notable. ¿Cuáles han sido las claves de su éxito?

Primero su cercanía, es un político cercano, que no impone, que no tiene la arrogancia que están practicando muchas veces muchos políticos; y, en segundo lugar, su coherencia, su honestidad personal. Él ha sido muy coherente, se ha ido literalmente al paro por no votar en contra de lo que él había prometido a los ciudadanos. Luego, los medios de comunicación de la derecha le han hostigado mucho. Hay medios que han trabajado para erosionar la credibilidad que estaba conquistando, círculos de opinión de la derecha que han jugado muy duramente en ese sentido. Creo que ha habido una alianza estratégica entre los círculos de La Moncloa y otros sectores de opinión intentando erosionar la credibilidad de una persona que puede ser una alternativa y se han deslizado hacia un comportamiento impropio que espero que rectifiquen. Muchas veces, la peor derecha española no ha soportado que existieran líderes de izquierdas con una gran credibilidad como fue Pablo Iglesias Posse y muchos hombres de su época, los hombres de la Institución Libre de Enseñanza y tantos otros que eran, como decían algunos, apóstoles laicos.

Usted ha dicho en alguna ocasión que el Sánchez de ahora no es el de antes. ¿En qué sentido, en qué ha cambiado?

Sánchez no ha salido ni derrocado ni deteriorado, sino fortalecido

No es el mismo y es el mismo, porque las personas no cambian. Él ha aprendido mucho. Yo, a veces, hago la broma de que ha hecho gratis un máster de capacitación política durante todo lo que ha pasado. Él ha tenido, en un corto periodo de tiempo, un conjunto de experiencias, que los líderes suelen tener a lo largo de muchos años, y él lo ha visto concentrado en muy poco tiempo. Ha sido duro en muchos aspectos y lo importante es que no ha salido ni derrocado ni deteriorado, sino que ha salido fortalecido, revelando que es una persona que tiene madera política, claro.

También gracias al apoyo de un equipo importante, entre ellos usted, porque llega el momento que tomáis la decisión de apoyarle.

Sin duda, sin duda, pero hay un momento de los políticos que es el momento de la soledad más absoluta, cuando tú renuncias, te encuentras absolutamente solo en el comedor de tu casa con un papel delante. Él ha sabido reconstruir un equipo y ha sabido interpretar el sentir de un sector muy amplio de los afiliados socialistas. Han visto en él su voz, el líder de esa apuesta de regeneración y de autentificación democrática y social.

“Debemos acabar con el PSOE de las baronías”
Comentarios