#TEMP
lunes 23/5/22

Chacón admite errores y Zapatero apela a Irak para pedir pudor al PP

El pleno del Senado ha sido, este martes, la primera oportunidad para un cuerpo a cuerpo entre el Gobierno y el principal partido de la oposición tras la tormenta desatada por el anuncio de la retirada española de Kosovo hecho por la ministra de Defensa durante su visita a la base de Istok.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 24.3.2009

La ministra ha reiterado que España debía de salir de Kosovo por coherencia -"salimos de un país que no reconocemos"- y ha asegurado que si han cometido un error, "ya está solucionado". Asimismo, ha criticado que al PP solo le preocupe "desgastar al Gobierno de cualquier forma". Chacón ha reiterado que comunicó la decisión con antelación a todas las partes. "Anuncié la decisión al secretario general de la OTAN, a los aliados, a los portavoces de los grupos parlamentarios y a los propios soldados en persona".

Chacón respondía así a una pregunta del senador del PP Ovidio Sánchez Díaz, que ha lamentado que lo que ha trascendido es que "España no es de fiar" y que la decisión "unilateral" ha provocado una problema con la OTAN y con potencias como Estados Unidos. "Llegó a Kosovo y dijo: nos vamos para casa, sin avisar a los aliados ni a nadie", ha incidido Sánchez Díaz. Finalmente, el popular ha indicado a Zapatero que "no se puede gobernar a golpe de ocurrencia" y ha criticado que el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, "se dio el piro, diciendo a todas las cancillerías que no sabían nada de nada".

La titular de Defensa, entonces, ha recordado que el PP estaba de acuerdo con la retirada de tropas y, concretamente, ha sacado a relucir unas palabras del popular Gustavo de Arístegui en las que calificaba la retirada como "una decisión acertada". En opinión de Carme Chacón, el PP "olvida sus principios" para preocuparse sólo de "desgastar al Gobierno".

EL PP Y LA LEGALIDAD INTERNACIONAL

Antes de que la ministra se enfrentara al control de la oposición, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha respondido a las críticas del PP sobre la "parálisis" y el "derrotismo" de su gabinete recordando que fue ese partido el que envió las tropas españolas a Irak contra la legalidad internacional y el que aprobó el "decretazo".

A Zapatero le ha tocado responder al portavoz popular, Pío García Escudero, que ha interpretado el anuncio de retirar a las tropas de Kosovo como la prueba de que Zapatero "es capaz de cualquier cosa con tal de distraer la atención y que no se hable del paro y de la crisis". "¡Vaya espectáculo que está dando el Gobierno!, ¡qué vergüenza!", ha denunciado antes de afirmar que la crisis pide "a gritos" un gabinete fuerte y no uno en el que "la mitad de los ministros están escondidos y la otra mitad buscando esconderse", todos "en espera del cese y jugando al escondite inglés".

El dirigente del PP ha dicho que sabía que el jefe del Ejecutivo le iba a echar en cara el "decretazo" y le ha instado a superar ese argumento al recordarle que él apoyó medidas similares del Gobierno de Felipe González cuando era diputado raso. Pero Zapatero ha hecho oídos sordos y se lo ha recordado, al tiempo que ha instado al PP a aclarar si su ausencia de propuestas económicas se debe al "vacío" que reina en el partido o a que no se atreven a decir públicamente las medidas que les gustan.

García Escudero ha contraatacado criticando criticado la actitud de prácticamente todo el gabinete, pero ha advertido de que la peor parálisis es la del propio Zapatero, que "sólo se mueve para enfadar innecesariamente" al presidente estadounidense, Barack Obama, y a los aliados de la OTAN.

Aunque el jefe del Ejecutivo no ha respondido por todos sus ministros, no ha querido dejar pasar el ataque concreto a la retirada de Kosovo. "Tengan un poco de pudor, después de que ustedes enviaron las tropas a Irak contra la legalidad internacional y contra Naciones Unidas", ha manifestado entre aplausos de su grupo y abucheos de la bancada popular.

ERRORES DE INTERLOCUCIÓN

Mientras, este martes se ha conocido que el pasado domingo Chacón celebró una reunión de urgencia con los principales altos cargos ministeriales y con el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general del Aire José Julio Rodríguez Fernández, para analizar la situación creada tras el anuncio de retirada de Kosovo y para solventar los "errores" cometidos en la gestión previa y posterior a dicha declaración.

Los fallos en la gestión del anuncio de repliegue reconocidos en ese encuentro interno de alto nivel fueron, fundamentalmente, "errores en la interlocución internacional", es decir, fallos a la hora de comunicar previa y posteriormente a los principales países aliados de España y miembros de la OTAN.

El hecho de que la comunicación previa al anuncio se hiciera en un periodo muy breve de tiempo para evitar que se difundiera públicamente por otras vías dio lugar, de forma indirecta, a que la ministra de Defensa no consiguiera hablar por teléfono con su homólogo estadounidense, Robert Gates, y que se decidiera que esa gestión la realizara el secretario general de Política de Defensa, quien consiguió, a través de la Embajada estadounidense, la primera respuesta "positiva" de la Secretaría de Estado norteamericana.

Otra equivocación asumida en el encuentro del domingo fue el fallo a la hora de ponerse en contacto con el embajador español ante la OTAN, Carlos Miranda. La ministra de Defensa, Carme Chacón, comunicó previamente al líder político de la Alianza Atlántica, el holandés Jaap de Hoop Scheffer, que anunciaría el repliegue de Kosovo en su primera visita oficial a la misión.

El secretario general aliado, que se encontraba en ese momento de regreso de un viaje a Afganistán, recibió la llamada de la ministra y, posteriormente, reclamó explicaciones al representante diplomático español, Carlos Miranda, al que Defensa no consiguió transmitir a tiempo el anuncio y los pormenores y motivos del repliegue para que pudiera trasladarlo a De Hoop Scheffer. La comunicación con el embajador español ante la Alianza no fue posible precisamente porque se encontraba con De Hoop Scheffer en el regreso de la visita a la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad.

Chacón admite errores y Zapatero apela a Irak para pedir pudor al PP
Comentarios