#TEMP
lunes. 15.08.2022
LLEGA EL COPAGO A LA SANIDAD CATALANA

Cataluña estudia fijar un ‘ticket’ para cada receta sanitaria en 2012

El Gobierno de Artur Mas bajará el sueldo a funcionarios, subirá las tasas universitarias, el precio del transporte público y el recibo del agua. También estudia el incremento del precio de la gasolina. 

La Generalitat de Cataluña afirma que no hará nuevos recortes sociales en 2012 pero, para cumplir con las previsiones económicas de la UE, lo compensará con una rebaja del sueldo de los empleados públicos, venta de patrimonio, y un incremento de las tasas.

Así, subirán las tasas universitarias, el precio del transporte público y el recibo del agua; estudia el incremento del precio de la gasolina, que no afectaría a transportistas y sector primario, e introducir una tasa por receta farmacéutica dispensada en la sanidad pública para "evitar abusos".

Lo ha expuesto el presidente de la Generalitat, Artur Mas, en la rueda de prensa posterior al primer Consell Executiu tras las elecciones generales, recalcando que el Govern es consciente de que no se puede recortar más en sanidad, educación y servicios sociales porque se cruzarían "líneas rojas" que deteriorarían estas prestaciones públicas.

"La Generalitat carece de competencias para instaurar copagos"

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública ante el anuncio de Artur Mas de poner en marcha un "ticket" moderador en la Sanidad en Cataluña, asegura que la Generalitat de Cataluña "carece de competencias para instaurar copagos en la Sanidad, porque esta decisión solo puede tomarse en el conjunto del Estado, de acuerdo con la Ley general de Sanidad, ley de Seguridad Social y Catalogo de Prestaciones del Sistema Nacional de Salud, ponerlos en marcha en Cataluña sería ilegal y discriminatorio".

La FADSP considera que los copagos "suponen una dificultad para el acceso a las prestaciones sanitarias a las personas con más problemas de salud y las más enfermas, siendo un verdadero impuesto sobre la enfermedad. Es muy dudoso que disminuyan el gasto sanitario, porque necesitan importantes gastos de gestión e implantación, y deterioran la salud de los más vulnerables".

Asimismo, denuncian que este tipo de medidas "estan pensadas para favorecer los intereses de las aseguradoras privadas y para desviar el foco de atencion del verdadero problema del gasto sanitario que es el elevado gasto farmaceutico y la utilizacion inapropiada de tecnologías".

Cataluña estudia fijar un ‘ticket’ para cada receta sanitaria en 2012
Comentarios