Jueves 27.06.2019

Carta a Emiliano García-Page

Emiliano García-Page y Susana Díaz en una foto de archivo.
Emiliano García-Page y Susana Díaz en una foto de archivo.

Estimado Sr. Secretario General del PSOE en Castilla la Mancha:

El motivo de la presente es hacer algunas valoraciones de los hechos acaecidos recientemente y diversas declaraciones que he oído de su boca y otros barones con motivo de la debacle andaluza, sus motivos y posibles consecuencias para el PSOE en otras comunidades y a nivel nacional.

Al parecer todos andan buscando culpables, eso sí, lejos de sus propias comunidades autónomas. Que si Cataluña, que si Vox, que si la inmigración, que si las políticas de Pedro Sánchez, que si, que si…

En Andalucía parecen todos culpables menos la compañera Susana. Nos prodigamos en los medios de comunicación desautorizando al presidente de España y Secretario General, Pedro Sánchez. Cuando las cosas van bien nos miramos el ombligo, pero cuando van mal culpamos a todos y no hacemos autocrítica.

Una vez, hace dos años, le oí decir a usted que hay que gobernar pensando en que Castilla la Mancha es conservadora, de derechas. No puedo por más que estar en total desacuerdo, a los años de gobiernos socialistas me remito. Hacer política tonteando con la derecha es lo que nos ha llevado a la debacle en Andalucía y nos llevará en otras comunidades autónomas.

Seamos honestos y reconozcamos que lo que nos ha llevado a esta situación en Andalucía han sido los 400.000 socialistas que se han quedado en casa. Y los motivos son muy claros:

1º Muchos no nos hemos olvidado de ese fatídico 1 de octubre de 2016. Entre otras cosas porque se intuyen en algunos barones conductas idénticas a la víspera de ese día.

2º Muchos socialistas no han perdonado la VERGONZOSA ABSTENCIÓN para que gobernara Rajoy, impulsada principalmente por Susana.

3º Muchos se han quedado en casa porque en las candidaturas andaluzas faltaban sus representantes que en su día apoyaron a Pedro Sánchez. Hacer las listas con el estómago nunca sale bien.

Andalucía sigue siendo de izquierdas, solo que muchos progresistas han preferido quedarse en casa que tener que votar a candidatos que no eran de su agrado para que siguieran dando la espalda a las políticas progresistas. Y esto, si no lo remedia usted (tiempo tiene), será lo que suceda en Castilla la Mancha.

No es que hayan votado a la derecha, es que no han votado. Y seguramente ni pensaban en Cataluña ni en otras tonterías. Han pensado que si en Andalucía se iban a hacer políticas liberales y retrógradas, era mejor que esas políticas las hiciera un Gobierno de derechas y no uno que dice llamarse de izquierdas.

Todavía estamos a tiempo de que los socialistas castellanomanchegos salgan a votar en masa. Pero para eso hay que ponerse a trabajar, en vez de estar desautorizando constantemente a Pedro Sánchez. Yo no quiero otro 1 de octubre ni otro Gobierno cospedaliano, pero si el ejemplo a seguir va a ser el de Susana en Andalucía muchos socialistas se quedarán en casa, afectando incluso a las alcaldías. Pero parece que a algunos dirigentes les gustó la famosa frase: “lo quiero muerto esta noche” y siguen por el mismo camino. Esa frase tuvo la culpa de muchas cosas.

Fijémonos en nuestra Comunidad, sus problemas, las zonas deprimidas como Talavera, la Televisión Autonómica, retrógrada y hasta machista, las prometidas carreteras que no llegan. Le puedo asegurar que en mi pueblo, Pelahustán, están todos más preocupados esperando las obras de las carreteras 5001 y 5005 que de Cataluña, los inmigrantes y las banderas.

Soluciones a Castilla la Mancha. De la política nacional ya se ocupa el Gobierno Central. Más apoyo y menos palos en las ruedas.

El problema de Andalucía se repetirá en otras comunidades si no se sabe ver qué lo ha causado y si no se pone remedio a tiempo. 

Un abrazo, compañero.

Luís Miguel González González | Militante de la Agrupación de Talavera de la Reina.

Carta a Emiliano García-Page
Comentarios