#TEMP
martes 24/5/22
NUEVATRIBUNA.ES 05.10.2009

Un 45,2% de los españoles considera que el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, debería dimitir por los escándalos de corrupción y financiación ilegal que salpican a su partido, según refleja un sondeo publicado este lunes por el diario Público.

El dato pone de manifiesto el peligro que supondría para el PP de Valencia adelantar las elecciones autonómicas tal y como le exige la oposición. De hecho, un 21% de los votantes del PP (es decir, uno de cada cinco) apoya el cese del jefe del Consell antes incluso que el de Ricardo Costa y Vicente Rambla; el porcentaje sube hasta el 66% respecto a los votantes del PSOE.

Una mayoría, el 42,1% (en el caso de los votantes socialistas el porcentaje alcanza al 70%), también cree que las acusaciones sobre una supuesta trama de financiación ilegal del PPCV están fundadas, mientras el 18,5% (un 44% en caso de los votantes del PP), considera que son una campaña contra el partido organizada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, opinión que va en la línea con lo que mantiene el principal partido de la oposición sobre la llamada teoría de la persecución.

El sondeo también somete a juicio público la actuación del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Valencia, Juan Luis de la Rúa, amigo de Camps, que decidió archivar la causa por los trajes y declinó investigar el informe policial sobre financiación ilegal. Su actuación es criticada por el 40,6% de los españoles frente al 14,6% que la aprueba.

La desaprobación del magistrado llega al 58,6% cuando a los entrevistados se les pregunta sobre si debería abandonar su cargo y ser sustituido frente a un 10,5% que cree que no debería irse.

En este apartado, resalta el hecho de que el 51% de los votantes del PP también cuestionan su actuación, siendo el 77% en caso de los simpatizantes socialistas.

Camps, sometido al juicio público
Comentarios