#TEMP
sábado. 02.07.2022

Camps se da otro baño de multitudes

El presidente de la Generalitat asegura que seguirá al frente de la institución y la alcaldesa de Valencia pide responsabilidades a Zapatero por las anchoas que le regala el presidente de Cantabria.
> A punto de ser juzgado
> MANUEL ALCARAZ RAMOS: Emergencia moral
> FRANCISCO JAVIER VIVAS: Gris marengo

"Plena confianza" del PP
Y mientras los "populares" cierran filas, el grupo socialista de las Corts valencianas han solicitado la convocatoria de la Diputación Permanente para analizar las consecuencias de los que considera una "crisis política sin precedentes".
NUEVATRIBUNA.ES - 7.7.2009

Un día después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) hiciera público el auto en el que aprecia serios indicios de delito contra el presidente de la Generalitat que podrían conducirle a sentarse en el banquillo de lo acusados, Francisco Camps se ha dado otro baño de multitudes. La entrega al alcalde de Algemesí (Valencia), Vicent Ramón García, de la resolución de la aprobación del Plan de Inversiones Productivas en los Municipios se ha convertido en otro acto más de exaltación del máximo dirigente "popular" de la Comunitat.

Camps no ha querido hablar con los periodistas pero durante su intervención ha dejado claras sus intenciones: "Quiero seguir y seguiré al frente de la Generalitat", ha dicho para añadir que el auto del alto tribunal valenciano es "un peldaño más en el camino hacia la verdad". En su opinión, quedan "uno o dos escaloncitos y toda esta cuestión tan absurda y estrafalaria habrá pasado al pasado". "Estoy convencido de que la verdad está mas cerca que nunca, por eso estoy muy contento", ha asegurado ante el auditorio y se ha mostrado convencido de que tiene "el cariño de la mayoría de los valencianos, que en los últimos años me han dado su apoyo". A modo de conclusión, ha señalado que la "fuerza de la democracia es tan fuerte, que se llevará por delante esta cuestión" y "hace que cualquier obstáculo parezca menor".

Sin embargo, la nota más esperpéntica la ha puesto, este martes, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que en un esfuerzo ímprobo por despojar de trascendencia al asunto de los trajes que Francisco Camps aceptó como regalo de la trama corrupta de Francisco Correa ha intentado involucrar en un caso similar al presidente del Gobierno. Para ello, ha echado mano nada menos que de las latas de anchoas que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, suele regalar a Zapatero cuando visita la Moncloa.

Barberá ha instado a que algún juez investigue estos regalos que, a su entender, serían equiparables a los recibidos por Camps: "Si el presidente de todos los valencianos está incurso en un procedimiento" por aceptar supuestamente dádivas, "que se incoen diligencias contra Zapatero por las anchoas que le regala el presidente (de Cantabria, Miguel Ángel) Revilla", ha dicho Barberá. "Y también contra mí, que he recibido ramos de flores", ha añadido la alcaldesa, que ha comparecido junto al vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla, tras una reunión con el sector de la hostelería.

Rambla ha insistido en que el gobierno valenciano y el partido afrontan la situación "con absoluta tranquilidad" y "todavía más seguros de que esto va a acabar muy bien para Camps y el resto de afectados". Y ha abundado en la argumentación de Barberá al opinar que se "raya la locura" cuando se trata de "enjuiciar" a Camps por "un supuesto regalo", ya que "tendrían que estar los juzgados llenos de cargos públicos, hasta el presidente del Gobierno".

"LLEVAN DEMASIADO TIEMPO MIRANDO HACIA OTRO LADO"

El contrapunto ha corrido a cargo de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que ha aseverado tras firmar un convenio con la Fundación Príncipe de Asturias que el silencio del PP en torno a su caso es "cada vez más difícil de justificar". De la Vega no ha querido valorar el auto del juez Flors, pero sí que ha puesto la pelota en el tejado del PP y ha dicho que es a ellos a quienes les compete decidir si Camps "debe continuar representando a los valencianos".

La vicepresidenta ha recalcado que el PP lleva "demasiado tiempo" mirando "hacia otro lado" con este asunto y ha opinado que "en política, como en la vida, no se pueden dar lecciones sin dar ejemplo". También ha eludido presionar a la Justicia de ningún modo, y ha añadido que ésta "tiene sus procedimientos, sus tiempos, su curso y trabajo que todos debemos respetar y apoyar".

Camps se da otro baño de multitudes
Comentarios