martes 3/8/21

Cambiar IU para ganar la sociedad | Aportación de IzAB al debate de renovación de IU

“De hombres es equivocarse, de locos persistir en el error.”

Marco Tulio Cicerón

Hola... Estamos aquí. Teníamos razón, por fin. Se hace necesario asumir determinados errores, esenciales, en el pasado reciente. Declaraciones sumarias sobre la poca importancia de las elecciones europeas; negación palmaria, insultante, sobre la utilidad de las primarias abiertas; procesos de confluencia fracasados por el enroque en personalismos y juegos de familia; envites de una mayoría orgánica disgregada, ruidosa, pero irrelevante minoría en su representación social; bloqueos monárquicos en listas electorales, impuestos por parte, asumidos por todos; referentes impostados, de cartón... ¿Y la política? 

No queremos más de lo mismo: empezar la casa por el tejado; juego de tronos; contento de muchos, mal de todos; operaciones de maquillaje desistidas de toda reflexión. Tenemos que acometer el titánico esfuerzo del cambio de modelo de Izquierda Unida, desde las raíces, para ganar con orgullo, y sensibilidad de izquierdas, no renunciando a nuestras siglas, la mayoría social: la hegemonía de país, no la orgánica; lo orgánico es útil, pero no es central. Es paja, es sistema, es trola.

Otra cosa derivará en negar la realidad; lo extenuado de manera prolongada es morir lentamente, y vivir, o morir viviendo, de espaldas a mandatos que vienen claros desde hace ya más de tres años: modelos horizontales; procesos abiertos y participados; confluencia política y ciudadana; programas populares; candidaturas mestizas; regeneración democrática; transparencia absoluta; órganos líquidos, incorpóreos, pero fuertes en su consenso, en su pluralidad... Política; nueva. No sombra de ojos.

No queremos hacer lo mismo de siempre para obtener resultados algo mejores que antes, aunque infinitamente peores que nuestra potencialidad presente. No queremos maquillar a un actor político secundario, que viene con taras heredadas, y es incapaz de asumirlas; queremos iniciar, entre todos, plural y unitariamente, la redefinición de una Izquierda Unida actual y a la altura de las exigencias sociales de hoy: 2014, año cero. Hablemos; definamos; creemos.

Reivindicamos Izquierda Unida como motor de confluencia. Hemos pasado del mantra “las siglas venden solas por primera vez en la historia, no hacen falta nombres” a ponernos en manos de un equipo de nombres, sin reflexión previa, sin proyecto presentado, y fruto de la misma dinámica sectorizada, ocupando huecos, rellenando espacios, copando cuotas, cumpliendo antojos, o imposiciones... ¿Y la política?

En nuestra opinión los hechos más relevantes del actual momento son:

  • Crisis del bipartidismo que puede convertirse en crisis sistémica.
  • La emergencia de una representación de la protesta social desconocida en todo el período democrático. Conviene pensar esto como lo piensa la ciudadanía: la suma de votos de la izquierda supera el 20%. 
  • Esta situación debe ser vista como una oportunidad para construir un espacio mayoritario de la izquierda y moldear una alternativa creíble que cambie la política, en sí misma, y las políticas, en el Estado (para terminar superando la propia configuración).
  • IU debe ponerse manos a la obra en ese sentido, con una clara estrategia: toda la organización debe impulsar Frentes Amplios y Ciudadanos en todos los ámbitos, sumando todo aquello que quiera cambiar vida y política, crisis y sistema.
  • En ese proceso de convergencia y confluencia política y social la configuración de la representación debe hacerse mediante procesos, primarias y programas, ciudadanos, en plataformas abiertas y amplias, con herramientas compartidas.
  • Uno de los principales activos de IU en este momento es su pluralidad interna: la garantía de que no caminamos hacia procesos similares al griego, o al portugués.

Si esta fuera la estrategia asumida, todo lo demás se subordina a esto; e IU debe acometer cambios que hagan tan real como visible su voluntad de encuentro con otros, sobre todo en el modelo organizativo y en los objetivos y medios políticos:

  • Que la Comisión que lleve adelante el proceso de Convergencia sea plural, en conceptos, modos y formas y actores/portavoces.
  • Que el giro en la política comunicativa se haga siendo conscientes de la necesidad del cambio de modelo, y de un vuelco radical en la forma de trabajar: renovar la imagen social de IU, con mensajes, proceso comunicativo, multiplicidad y complementariedad de voces, que nos consoliden en el espacio de los medios digitales y redes sociales como un actor fresco, vivo, fuerte.
  • Que estos cambios sean medidas de choque y se cree YA una comisión de trabajo plural para que a la vuelta del verano este nuevo modelo organizativo, y sus equipos de trabajo y responsabilidades, echen a andar. No antes, tampoco después.
  • Que se acabe con la lógica de mayorías-minorías en IU y se entienda que TODA la pluralidad, y las formas de relacionarnos, es el activo MÁS IMPORTANTE en este período de transición.

Acciones concretas

  1. Como medida de choque, que se haga una consulta (pensada) a la militancia de IU, y abierta a la ciudadanía de izquierdas, sobre lo que piensan de nosotros y debería hacer IU en estos momentos.
  2. Que se cree una comisión plural que defina necesidades y objetivos políticos, analice perfiles, oportunidades y handicaps, y realice una propuesta de modelo organizativo actual, ágil, unitaria y rica.
  3. Cambio en portavocías, introduciendo nuevos y plurales referentes, complementando presencia y espacios, incidiendo en nuevos conceptos y mensajes.
  4. Medidas tajantes de radicalidad democrática y regeneración política:
  5. Someter a mandato participado a nuestros representantes públicos
  6. Someter a mandato revocatorio a nuestros representantes públicos
  7. Someter a revisión y auditoria la relación patrimonial de nuestros representantes públicos.   
  8. Reforzar nuestra presencia y perfil político en Europa, acometiendo todos los cambios necesarios en la composición del GUE, porque será en la actividad del Parlamento Europeo y basándose en sus representantes, donde en este año otros centralizarán su actividad.
  9. Para evitar las contradicciones evidentes entre discurso y praxis política: revisión y consulta sobre alianzas políticas y coaliciones de gobierno a todos los niveles y con intervención de nuestros espacios amigos. 
  10. Como apuesta integral y extrapolable a todos los ámbitos: hacer un llamamiento social y ciudadano, integral, total, buscando la confluencia política que cristalice en programas populares y candidaturas mestizas (Guanyem), a través, siempre, de herramientas participadas y plataformas horizontales, amplias.

Izquierda Unida se encuentra en la mejor de las condiciones posibles para reinventarse, redefinir su línea política y asumir roles, conceptos y modos político-sociales, que son resultado de las enseñanzas que la sociedad exige desde hace tres años.

Se nos exigirá más que a cualquier otra opción; se nos pedirá que redoblemos los esfuerzos que hagan otros; pero la trayectoria, nuestra base social, y la honda implantación de nuestra organización, nos permiten, si queremos, poder cambiar el paso, poder cambiar a IU, para ganar la sociedad, primero, y darle la vuelta al país, finalmente. Ganemos.  


Documento firmado por 46 miembros del CPF de IU, entre ellos, Montse Muñoz, Gaspar Llamazares, Tasio Oliver, Lucía Márquez, Eva Jiménez, Valle Meneses, Antonio Cortés, Esperanza Martín, Gorka Esparza, Marisa Bergaz, Raún García o Luis García Montero.

Cambiar IU para ganar la sociedad | Aportación de IzAB al debate de renovación de IU