#TEMP
lunes 23/5/22

Bono dice que la nueva ley reducirá el número de abortos

En un artículo publicado en el diario El País, el presidente del Congreso de los Diputados defiende la reforma legislativa y critica a la Iglesia Católica por haber aceptado “mansamente” la aplicación de la ley de aborto aprobada en 1985 en el tiempo que gobernó el PP.
NUEVATRIBUNA.ES 26.11.2009

En un artículo publicado este jueves en el diario El País, el presidente del Congreso, José Bono defiende la nueva ley del aborto que hoy se debate y vota en el Pleno de la Cámara baja.

Apelando a su “conciencia”, Bono dice que el feto es más un "alguien" que un "algo" pero advierte que “el aborto es también una realidad, y la experiencia nos dice que su prohibición en cualquier circunstancia, además de acarrear graves e indeseadas consecuencias, sólo ha logrado su práctica clandestina”.

“El aborto no es un bien ni un derecho”, dice Bono y “no debe presentarse como un asunto ideológico sino de conciencia”. A su juicio “debe plantearse con serenidad, de manera que nos permita atribuir a quienes discrepan la misma presunción de buena fe que nos concedemos a nosotros mismos”.

“El debate que hoy se plantea en España no es si se despenaliza o no el aborto. Ese debate tuvo lugar en 1985. La cuestión es que aquella despenalización de 1985 ha dado cobertura, por su ambigüedad, a un excesivo número de abortos: 115.812, sólo en 2008. Más aún, la falta de limitación temporal del tercer supuesto, el de la salud psíquica, bajo el cual se ha producido el 97% de los abortos, ha provocado abusos escandalosos”.

En opinión de Bono, el nuevo proyecto de ley “supone un modelo de regulación, el de plazos, y una concepción preventiva que precisamente se dirige a corregir las insuficiencias del anterior”. En este sentido –sigue- “puede hablarse con verdad de que apoyaremos una ley que bien podría denominarse Ley para la Reducción de Abortos en España”.

El que se reconoce “como político que quiere inspirar su vida en el Evangelio de Jesús” critica a la Iglesia católica por su “contradicción” durante los ocho años que gobernó el PP, en los que se aceptó “mansamente” la aplicación de la ley de aborto aprobada en 1985.

“Hay sectores de la Iglesia católica que exigen al Estado que actúe con mano justiciera, aplicando penas y castigos, mientras se reservan para ellos la mano acogedora del perdón o de la penitencia purificadora. Como político que quiere inspirar su vida en el Evangelio de Jesús, aspiro a que también la nueva ley incluya una dimensión de comprensión y de misericordia. ¡Mujer actúa en conciencia, esta ley no te condena!”, termina diciendo Bono.

Bono dice que la nueva ley reducirá el número de abortos
Comentarios