sábado. 13.07.2024
NUEVATRIBUNA.ES/ AGENCIAS- 15.05.2010

Un día después de la suspensión del magistrado Baltasar Garzón, el ministro de Fomento, José Blanco, ha afirmado que detrás de algunas actuaciones contra el juez "hay una estrategia de acoso y derribo" del PP.

En declaraciones a Onda Cero, Blanco ha explicado que el principal partido de la oposición "está muy dolido" por las investigaciones que pusieron "negro sobre blanco" en relación a algunas actuaciones de la formación y sus allegados "muy vinculadas al caso Gürtel".

Asimismo, Blanco se ha referido al presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, y ha calificado de "insólito" el apoyo que le ha brindado Rajoy. "Me parece insólito cuando se está reclamando en otros casos dimisiones y asunción de responsabilidades cuando la justicia habla. Pero esto son las contradicciones y la doble vara de medir del PP", ha declarado.

Desde el mismo PSOE, la secretaria de Organización Leire Pajín ha mostrado este sábado su reconocimiento y cariño al juez, " reconocido en España y a nivel internacional por su lucha intachable contra el terrorismo, a favor de los derechos humanos y en favor de la memoria histórica de este país".

Pajín ha precisado que no le ha gustado ver a los dirigentes del PP "reírse cuando han conocido la decisión del CGPJ sobre Garzón". En este sentido, ha agregado que pese a que "Garzón no va a juzgar ya el caso Gürtel, sí lo hará el mismo tribunal que estos días ha reabierto el caso de los trajes de Camps".

CAMPS DICE QUE ESTÁ "TRANQUILO"

Por su parte, el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, aseguró esta la mañana de este sábado que está "tranquilo" y que no ha venido a Madrid a hablar de un adelanto de las elecciones en su comunidad autónoma. "Hoy no es el día", enfatizó, cuando se le preguntó si va a convocar elecciones anticipadas después de que el Tribunal Supremo haya ordenado reabrir el 'caso de los trajes' presuntamente regalados por la trama Gürtel.

Camps hizo estas declaraciones a su llegada a la reunión que ha convocado el presidente nacional, Mariano Rajoy, con sus presidentes regionales para perfilar la estrategia de PP ante el plan de ajuste para reducir el déficit que ha presentado el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente de la Generalitat fue el último en llegar a la cita económica -caminando por la calle 'Génova' y vestido de sport-- que se celebra en la sede nacional del PP, donde más de una veintena de periodistas y gráficos le esperaban para preguntarle si va a adelantar las elecciones, después de que aprobara ayer un decreto por el se constituye una comisión encargada de la logística relacionada con los comicios.

Cuando se le preguntó si va a adelantar los comicios, después de que el Tribunal Supremo haya ordenado reabrir el caso de los trajes, Camps afirmó: "Yo no he venido a hablar de eso". Se le preguntó de nuevo si va a hablar con Mariano Rajoy de su futuro político y por la posible convocatoria de elecciones anticipadas pero recalcó que "hoy no es el día". A renglón seguido solicitó a los medios de comunicación que le rodeaban que le dejasen entrar en la sede nacional, donde no acudía desde el pasado mes de noviembre.

Blanco culpa al PP del "acoso y derribo" al juez Garzón