#TEMP
jueves 26/5/22
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. - 14.09.2009

El Pacto Antitransfuguismo está a punto de firmar su defunción. A la advertencia de Mariano Rajoy de que el PP no asistirá a ninguna reunión hasta que José Luis Rodríguez Zapatero se comprometa a no incluir en las listas para las municipales de 2011 a los 12 concejales que han presentado la moción de censura contra el alcalde de Benidorm, el popular Manuel Pérez Fenoll, ha seguido un cruce de acusaciones que está lejos de apaciguarse.

La guerra abierta entre PSOE y PP en la Comunidad Valenciana se ha recrudecido estos últimos días por el caso Benidorm y los socialistas han vuelto a poner en la picota a los dirigentes del PP valenciano, en particular al presidente y ‘ex imputado’ por la trama Gürtel, Francisco Camps.

"CAMPS HA VENIDO A MEAR, A MARCAR TERRITORIO"

“Lo de hoy nos parece que esto es como los perritos que van y mean para marcar el territorio, a eso ha venido hoy Camps: a mear, a mear para marcar el territorio”. La perlita no tiene desperdicio. Lo dijo este lunes el hasta ahora portavoz del PSPV-PSOE en el Ayuntamiento de Benidorm (Alicante) y futuro alcalde, Agustín Navarro, refiriéndose a la visita del presidente de la Generalitat para inaugurar el Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas, en un principio prevista para el 24 de septiembre

“Todo el mundo sabe que es una inversión de la Generalitat en Benidorm, no hace falta la meadita en el territorio”. A su juicio, “lo que ocurre es que Pérez Fenoll demuestra hoy que está más preocupado por su "book" de fotos que por gobernar”.

Navarro también ha dirigido sus críticas a Rajoy reprochándole que “lo que más huele a podrido es su visita del 11 de diciembre de 1991, cuando vino a felicitar a Eduardo Zaplana, alcalde de Benidorm, en calidad de vicesecretario de Organización; entonces sí, ahora no; entonces olía a perfume de rosas y ahora huele a podrido”, dijo, para pasar después a denunciar “el sobrecoste del ayuntamiento, del Palau de Esports, el Plan Armanello, la estación de autobuses, infracciones urbanísticas de dirigentes del PP que se dejan prescribir”.

Respecto al vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, Navarro le retó a que “cuando quiera y donde quiera, si tiene que lo que hay que tener, políticamente hablando” a que vaya a la Fiscalía y que venga a “investigar” y “veremos quién va a la cárcel, si los suyos o los nuestros”.

EL PSOE PROPONE UN PACTO

Navarro sí se comprometió a que “la moción de censura en Benidorm no prosperará” si los populares “devuelven” las alcaldías de La Vila Joiosa, Denia y La Vall de Laguar al PSPV-PSOE. Así, citó para el miércoles, a las 12:00 horas a los alcaldes de dichas localidades y al propio Fenoll “para ver si quieren firmar un documento para la devolución de los municipios”.

La respuesta no tardó en llegar por boca del secretario general del PP de la Comunitat Valenciana, Ricardo Costa (otro ex imputado) quien advirtió de que “deje de jugar con la democracia y empiece a respetar a los ciudadanos”.

Costa, además no tiene ninguna duda de que los concejales que se han dado voluntariamente de baja en el PSOE repetirán como candidatos: “Las declaraciones de José Blanco confirman que esto es un engaño, una pantomima, y que la baja voluntaria de los concejales tránsfugas solo busca evitar la expulsión del partido para ser candidatos en el año 2001 a la alcaldía de Benidorm”, afirmó.

El número dos de Camps también puso el acento en lo que, en su opinión supone “la lapidación del Pacto Antitransfuguismo” y en “la estrategia socialista de Manuel Chaves en Gibraleón, exportada a Benidorm” y que “evidencia el nulo respeto de los socialistas a la voluntad democrática de los ciudadanos”.

"EL PP INTENTA TAPAR SUS VERDADEROS PROBLEMAS"

Por su parte, la lectura que hizo el portavoz del grupo parlamentario socialista en las Cortes Valencianas, Ángel Luna, sobre las declaraciones de Pons que denunció a la Fiscalía por no actuar en este asunto, es que “no responde a una declaración aislada”, sino que, “seguramente, se trata de una maniobra conjunta con el presidente de la Generalitat para tratar de ponerse la venda antes de recibir la pedrada”.

En este sentido, el portavoz socialista censuró la “insidiosa” crítica del dirigente "popular" y le acusó de “ocultar” que la Fiscalía “tampoco ha intervenido en las cuatro mociones que el PP ha presentado en la provincia de Alicante”.

En opinión de Alarte, en el PP “son conscientes que de las investigaciones que se están llevando a cabo por distintos organismos judiciales de España van a salir muchos problemas para el PP en la Comunitat Valenciana”, por lo que “están tratando de deslegitimar las instituciones del Estado antes de que salgan esos problemas”, apuntó.

También responsabilizó del estado actual de crispación “exclusivamente” al PP debido a la “reacción desaforada que han lanzado cuando las cosas no les han salido como quieren que salgan”.

Benidorm desata la guerra PSOE-PP
Comentarios