Lunes 17.06.2019
COSPEDAL PROMETE DEJARSE LA PIEL

Barreda pide "una revisión ideológica muy profunda" en el PSOE

"La situación es más grave que todo eso, no se trata sólo de personas, de nombres, se trata de una revisión ideológica muy profunda, una revisión del conjunto del partido muy profunda”, asegura José María Barreda.

Para Barreda, la derrota "en toda regla" que sufrió el PSOE "tiene suficiente relevancia para no pasar de puntillas", porque los ciudadanos "mandaron un mensaje inequívocamente claro sobre las cosas que no les gustan" y los socialistas no pueden "mirar para otro lado".En Castilla-La Mancha, con el 99,78 por ciento escrutado, el PP es el partido más votado para las Cortes regionales con el 48,13 por ciento de los votos y 25 parlamentarios, seguido de PSOE, con el 43,38 por ciento de los sufragios, que le darían 24 parlamentarios.  

José María Barreda, quien ayer perdió las elecciones en Castilla-La Mancha, ha pedido este lunes "una revisión ideológica muy profunda" en el PSOE, que no se quede solo en la elección del candidato a la presidencia del Gobierno para las próximas elecciones generales, aunque no ha respondido a la pregunta de si es partidario de adelantar el Congreso del partido.

"La situación es más grave que todo eso, no se trata sólo de personas, de nombres, se trata de una revisión ideológica muy profunda, una revisión del conjunto del partido muy profunda, desde mi punto de vista mucho más profunda que la elección de candidatos", ha manifestado a su llegada a la sede del PSOE en la calle Ferraz de Madrid, para participar en la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal socialista.

A su juicio, en este momento los dirigentes y cargos del PSOE están "en lo suyo, haciendo un análisis pueblo a pueblo, ciudad a ciudad" de la "derrota sin paliativos" que sufrieron en las municipales y autonómicas del domingo. "Antes de mirarnos el ombligo tenemos que mirar con una perspectiva más amplia", ha remachado.

No obstante, pese a abrir la puerta a que las primarias para elegir candidato no sean inminentes, Barreda ha defendido el procedimiento avisando de que "no sería razonable" que como consecuencia de una derrota electoral el PSOE tirase por tierra sus propias normas: "Si no es el momento ahora no quiere decir que no tenga que haberlas, la respuesta no puede ser menos participación interna y menos democracia interna".

Para Barreda, la derrota "en toda regla" que sufrió ayer el PSOE "tiene suficiente relevancia para no pasar de puntillas", porque los ciudadanos "mandaron un mensaje inequívocamente claro sobre las cosas que no les gustan" y los socialistas no pueden "mirar para otro lado".

En su opinión, es momento de una "reflexión tranquila y serena", sin "precipitarse", y de un "análisis muy riguroso". "Creo que lo que ha ocurrido es mucho más serio que todo eso, si nos quedásemos ahora sólo en los nombres de los dirigentes y quiénes tienen que ser los responsables en el futuro a medio y largo plazo cometeríamos uPa equivocación", ha añadido.

Lor su parte, la que será la futura presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, visiblemente emocionada y arropada de sus compañeros de partido que la jaleaban con gritos de 'presidenta, presidenta', ha señalado que el PP ha ganado las elecciones autonómicas de forma "clara y rotunda".

Cospedal, que llegará a la Junta tras 28 años de gobiernos socialistas, ha recalcado que es un "día histórico para Castilla-La Mancha" y ha dado las gracias a todos los hombres y mujeres de la región por dar su apoyo al proyecto de cambio que representa el proyecto del PP.

Igualmente, prometió a los castellano-manchegos que no les va "defraudar" y que la victoria no le pertenece a ella sino a los más de dos millones de ciudadanos que habitan en la región.

Tras conocer los resultados, la euforia se palpaba en el ambiente y se extendía en el Hotel Beatriz de Toledo, lugar que los 'populares' castellano-manchegos eligieron para instalar su 'cuartel general' durante el recuento de votos.

Interrumpida por los aplausos de los asistentes, Cospedal salía a la sala de prensa habilitada a los medios de comunicación para anunciar que el PP ha logrado la victoria en cuatro de las cinco diputaciones provinciales y en las ciudades de Albacete, Ciudad Real, Guadalajara y Talavera de la Reina (Toledo).

Cospedal expresó su agradecimiento a todos los castellano-manchegos y a todos los españoles por la alta participación en las urnas y, por este motivo, ha considerado que la democracia está de "enhorabuena". "Las urnas han hablado y lo han hecho de forma clara. Es un día histórico para Castilla-La Mancha", ha insistido.

La mujer que ha logrado dar un vuelco histórico en un feudo clave socialista, reforzando así al líder del PP, Mariano Rajoy, se ha mostrado convencida de que "entre todos" se va a poder construir "una tierra de más oportunidades, de más crecimiento, más bienestar y empleo" para los ciudadanos de Castilla-La Mancha.

Ha aprovechado su comparecencia para decir a todos los que han votado al PP como a los que no lo han hecho que su partido va a trabajar "por igual" para todos y va a hacer suyas las "aspiraciones, expectativas, necesidades y demandas" de todos los castellano-manchegos, "hayan votado a quien hayan votado y piensen como piensen".

PROMETE DEJARSE LA PIEL

"Es el momento del cambio y el momento de los gobiernos de alturas y los gobernantes con sentido de Estado. Es el momento de un cambio para España", dice Cospedal.También se ha querido acordar "especialmente" de las personas que lo están pasando "mal" en estos momentos por culpa del paro, de las personas mayores y de los jóvenes. Por todos ellos va a trabajar y se va a "dejar la piel".

Los agradecimientos se han extendido al equipo de colaboradores que le han acompañado durante estos cuatro años y sobre todo ha hecho hincapié en su "fiel compañero y amigo", el secretario general del PP en Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, gracias al cual, ha señalado, ha podido ser secretaria general.

Del presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, tampoco se ha querido olvidar, una persona "muy especial" para ella y para "todos los que pensamos que España necesita un cambio". Una persona que siempre le ha ayudado, le ha aconsejado, y le ha dado aliento y que es el presidente del Gobierno que necesita España, ha recalcado.

Igualmente, ha tenido palabras de cariño para su familia y sobre todo para sus padres, hermanos, su marido y su hijo, los cuales, ha dicho, en alguna que otra ocasión han tenido que soportar cosas por culpa de su trabajo.

De otro lado, ha recordado que ha sido una legislatura "complicada" y ha desvelado que el candidato socialista, José María Barreda, le ha llamado para felicitarla, detalle que le ha agradecido. Ha aprovechado estas palabras para tender la mano al PSOE para trabajar "juntos" por Castilla-La Mancha y ha anunciado que su gobierno será un gobierno de la "mano tendida" y para "todo el mundo".

"Es el momento del cambio y el momento de los gobiernos de alturas y los gobernantes con sentido de Estado. Es el momento de un cambio para España", ha subrayado Cospedal.

Comentarios