miércoles 27/10/21

Aznar se lo ha puesto a huevo al PSOE

ISABEL G.CABALLERO
El PSOE da el pistoletazo de salida a la precampaña para las elecciones del 7-J con Aznar en la diana de sus críticas y con Obama como referencia ideológica de un cambio de rumbo en el mundo que "ahora toca jugar en Europa".
> "Este Gobierno mantiene sus principios"
> Corbacho aboga por una renta de protección social
> Las amas de casa tendrán titulación
NUEVATRIBUNA.ES 26.04.2009

Ana Botella lo dijo hace unos días: mi marido es el que tiene las recetas para sacarnos de la crisis. Aznar lo corroboró poco después cuando habló de abaratar el despido y reducir el gasto público y cuando posó para la foto que, según el candidato socialista a las elecciones al Parlamento Europeo, es “la foto del gobierno que firmó un pacto de sangre con Bush”.

Juan Fernando López Aguilar le da las gracias por esto, “por explicarse con mucha naturalidad sobre lo que no se atreve a decir Rajoy” y poner negro sobre blanco la política que retrata a “la derecha más recalcitrante”, en su intento “irónico” por regresar al futuro, cuando de lo que se trata es de un “regreso al pasado”.

Así se pronunció el candidato del PSOE en el mitin de arranque de la precampaña electoral celebrado este domingo en Madrid con la candidatura socialista en pleno y bajo el lema Este partido se juega en Europa. Un acto que arrancó con la música de Serrat y Sabina y en el que se presentó el primer spot de campaña -se puede ver en la web del PSOE-, grabado por un videoaficionado, con imágenes de la victoria de Barack Obama y con el mensaje: Aquel día no pudiste votar, pero ahora sí.

Y si Obama se llevó las flores, las críticas a Aznar coparon buena parte de las intervenciones que como la de Leire Pajín, arrancó los aplausos de los cerca de 1.500 militantes que se congregaron en el Palacio Municipal de Congresos. Con un discurso muy ideológico y muy mitinero, la número tres del Partido Socialista calificó al presidente de honor del PP de “revival del pasado”. “¡Qué cinismo! Pero si fue su política y la de Bush la que nos ha traído hasta aquí”, enfatizó. Una política neoliberal, “egoísta”, que ahora vuelve a abanderar el PP en medio de una crisis sin precedentes y con una escalada de vértigo en las cifras del paro. Eso también se dirime en Europa el 7 de junio, un día del que, en opinión de Pajín, el PP quiere hacer una ‘moción de censura’ y “ajustar los liderazgos internos en su partido”.

La discusión sobre dos modelos, sobre dos visiones del mundo diferentes, sobre dos formas de entender la política, sobre dos ideologías. Así es como planteará el PSOE su campaña, una “campaña digna y sin trampas” como quiere Zapatero, y con el ejemplo de Obama frente a una Europa que debe frenar el “escoramiento a la derecha” dijo López Aguilar-; apostando por lo social, por la lucha contra el cambio climático, por el cumplimiento de los Objetivos del Milenio, por la destrucción de las armas nucleares, por la igualdad de trato, para acabar con la discriminación, con la pobreza en el mundo y con las desigualdades sociales.

Ramón Jáuregui, Magdalena Álvarez, Carmen Romero y Alejandro Cercas (uno de los más ovacionados por su particular cruzada contra la directiva de las 65 horas), primeros espadas de una candidatura de la que Zapatero se siente orgulloso por ser personas “con trayectoria y con futuro”. Con la nieta de Ramón Rubial, “figura ilustre y señera del socialismo español” -recordó el presidente- al que tanto hubiera gustado ver a un Lehendakari socialista, Patxi López.

Zapatero no dejó pasar la oportunidad de hablar de la lucha contra el terrorismo y de ensalzar al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba con gesto emocionado por los aplausos-, y recordar que durante la legislatura pasada “se nos acusaba de ceder” cuando “intentábamos noblemente el fin de ETA”. Y, ¿quién era precisamente el que decía las peores cosas? Zapatero recibió la respuesta del público: Jaime Mayor Oreja, candidato del PP al 7-J, que “tanto difamó” y que “representa el pasado, un pasado triste”, remachó el jefe del Ejecutivo.

Pero si Aznar, Rajoy y Mayor Oreja, centraron buena parte de las críticas, el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, no se olvidó de su férrea rival, la presidenta Esperanza Aguirre, que “está demasiado ocupada en tapar la corrupción de su partido”, dijo en alusión al ‘caso Gürtel’, una corrupción que Zapatero no está dispuesto a seguir permitiendo, según él mismo advirtió.

En su discurso, Zapatero no escurrió el bulto de la crítica situación por la que pasa España y del aterrador dato de los 4.010.000 de parados que ha sido portada de todos los periódicos este fin de semana. “El Gobierno no ha eludido nunca su responsabilidad, siempre hemos dado la cara”, afirmó, para reiterar una vez más que ello no supondrá un recorte en derechos y prestaciones sociales: “Seguiré haciendo políticas sociales, con crisis o sin crisis. Sí señor Rajoy”, avisó al líder del PP. El presidente quiso lanzar un mensaje de optimismo: “vamos a ganar la batalla contra la crisis. Volveremos a crear empleo”, aseguró.

“Este partido está preparado”. “Cuando el PSOE se pone en marcha no hay quien le pare”. “Este partido lo vamos a ganar”, fueron algunas de las frases que se escucharon, también la arenga final del presidente, esa “hoja de servicios” del PSOE que él esgrime como aval para las elecciones europeas en 2009 cuando el Partido Socialista cumple 130 años de historia.

Aznar se lo ha puesto a huevo al PSOE
Comentarios