martes. 16.07.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 17.12.2009

Inés Miranda ha explicado a la puerta del hospital de Lanzarote, Doctor José Molina Orosa, donde Haidar ha ingresado "voluntariamente" y tras consultarlo con el médico que le hizo el seguimiento, Domingo Guzmán, que "el tratamiento que está recibiendo es sólo para calmarle los dolores. Sigue con la huelga de hambre, no se la está nutriendo y ha quedado ingresada en la UVI, por lo tanto esperamos a ver qué sucede mañana y cómo va evolucionando Aminetu Haidar".

La activista ha sido ingresada "perfectamente lúcida" tras 31 días en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote después de ser expulsada de El Aaiún, y a pesar de las primeras informaciones que hablaban de vómitos de sangre, esto ha sido negado por Miranda. "Después de 31 días en huelga de hambre, Aminetu Haidar ha tenido hoy vómitos continuos, no de sangre, pero sí arcadas y bastantes vómitos. Ha tenido grandes y fuertes dolores de estómago y abdominales y tras consultar con Edit Escobar y consultar con el Doctor Guzmán y su abogada, que soy yo, sí que solicitó que se le ingresara", informó la letrada ante los medios de comunicación que se agolparon desde las 00.45 horas en las puertas de Urgencias.

Ante la insistencia de los medios de si tenía alguna vía intravenosa con suero, Inés Miranda repitió rotunda: "Únicamente se le están dando calmantes, estará tomando líquidos como hasta ahora, pero sigue con la huelga de hambre. Ella nos manifestó tanto al doctor como a mí que sí estaba dispuesta a que le calmaran los dolores". "Insisto en que el tratamiento que está recibiendo es calmante, no hay ningún otro tipo de tratamiento del que está recibiendo", reiteró Miranda, que no quiso adelantar ningún acontecimiento en caso de que esto vaya a más.

Aminatu, ingresada, mantiene la huelga