jueves 09.04.2020
DENUNCIADA POR DESOBEDICENCIA A LA AUTORIDAD

Aguirre se da a la fuga

Aguirre protagonizó este jueves un espectáculo dantesco al desobecer a un agente de tráfico que iba a multarle por aparcar el coche en un carril bus. 

Aguirre a la fuga

Se trata de una clara desobediencia a la autoridad y por eso será denunciada, al igual que haríamos con cualquier otro ciudadano

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, arrolló este jueves la moto de un agente de movilidad del Ayuntamiento de la capital al arrancar el coche que conducía tras ser sancionada por una infracción de tráfico. Aguirre había estacionado su vehículo en el carril bus de la Gran Vía, a la altura de la Plaza de Callao, una infracción que conlleva una multa de unos 200 euros.

Cuando un agente de movilidad se acercó al coche a pedirle la documentación, momento que ha quedado grabado en la emisora del servicio, la expresidenta de la Comunidad le ha entregado la documentación pero inmediatamente después arrancó arrollando la moto del agente que inmediatamente después ha cogido su vehículo para perseguir a la conductora, una persecución a la que se unió una patrulla de la policía municipal.

La expresidenta madrileña logró llegar a su casa y aparcar el coche directamente en el garaje. Posteriormente dos guardias civiles intentaron hacer un parte amistoso con el agente de movilidad. Pese a ello, los dos agentes de movilidad presentarán una denuncia ante la Policía Nacional por desobediencia a la autoridad.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz sindical de la policía, que se encontraba acompañando a los dos agentes en cuestión, justifica dicha denuncia porque la expresidenta del Gobierno regional "ha hecho caso omiso a sus indicaciones y se ha dado a la fuga". También ha confirmado que tiró una moto en la maniobra de huída, pero que esos daños los pagaría el seguro.

Los dos agentes de movilidad se encuentran a estas horas en una mutua médica debido al ataque de ansiedad de uno de ellos, quien se ha comenzado a sentir muy nervioso tras la persecución, junto a agentes de la Policía Municipal, del coche de la presidenta hacia su casa, en el barrio de Malasaña.

Las mismas fuentes aseguran que la multa por aparcamientos sólo supondría el abono de 200 euros, pero la gravedad del asunto fue la fuga. "Se trata de una clara desobediencia a la autoridad y por eso será denunciada, al igual que haríamos con cualquier otro ciudadano. A la denuncia se añadirá el parte que elaboren los agentes municipales", ha añadido el portavoz sindical.

Aguirre acusa a los agentes de retenerla "sin motivo alguno"

Por su parte, la presidenta del PP de Madrid ha acusado a los agentes de Movilidad de retenerla "sin motivo alguno" tras 15 minutos transcurridos después de entregar la documentación que le ha sido requerida.

Así lo ha explicado la presidenta a través de su cuenta de Twitter y en su blog personal. La popular ha detallado que los hechos se han producido cuando ha estacionado su coche para sacar dinero de un cajero. Ha aclarado que en ningún momento ha "arrollado a nadie". "Y mucho menos me he dado a la fuga", ha apostillado. Aguirre ha señalado que ha dejado su coche con las luces de emergencia encendidas, en el carril bus de Gran Vía en una operación que apenas le ha llevado "un minuto" y por la que ha sido sancionada. "He pedido disculpas por ello", ha aseverado. "He presentado mi documentación a los agentes de Movilidad quienes, sin motivo alguno, querían que siguiera allí parada cuando ya habían transcurrido 15 minutos. En ese momento he decidido marcharme y he comunicado a los agentes que podrían localizarme en mi domicilio para cualquier cosa", ha relatado.

"No he arrollado a nadie. He arrancado mi coche y al salir he rozado la moto de un agente y la he tirado al suelo", ha remarcado. Poco tiempo después "siete agentes" se han presentado en su domicilio. "Lo único que querían era una foto", ha añadido. "La Guardia Civil es testigo de lo que aquí cuento. Lamento mucho lo sucedido", ha zanjado.

Por otro lado, en declaraciones a Onda Cero, Aguirre ha indicado que la motocicleta del agente de Movilidad estaba "malísimamente aparcada" y que dichos agentes "no han querido hacer un parte amistoso". Aguirre ha explicado que, aprovechando que el taxista que circulaba delante suyo por la Gran Vía había parado para dejar a un viajero, ha decidido sacar dinero de un cajero automático. Cuando ha regresado a su coche se ha encontrado con un agente de Movilidad, que estaba poniéndole una multa. "Le digo que había sido un minuto, poco más de un minuto, pero bueno, pues nada, qué le vamos a hacer", ha relatado.

El agente de la autoridad le ha pedido el carné de identidad y la documentación del coche. "Cuando ya tenían todo le digo que si me ha quitado la multa, me dice que no, que la multa ya la había puesto. Fenomenal, pues me voy, le digo. Entonces no me quería dejar ir", ha explicado la popular. Aguirre ha negado que haya arrollado a un policía. "Al irme yo se ha caído la moto que malísimamente había dejado aparcada otro agente de Movilidad. Se ha caído, yo le he dicho discúlpeme", ha asegurado. Después de eso los agentes se han personado en su vivienda. "Tengo el seguro a todo riesgo. Queríamos hacer un parte amistoso pero no han querido", ha concluido.

Aguirre se da a la fuga
Comentarios