<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
martes. 06.12.2022

Aguirre acosa a la ex mujer de Sergio Gamón por airear el tema del espionaje

El Gobierno regional no explica las razones por las que se ha despedido a Yolanda Laviana de Telemadrid y porqué se le ofreció primero una indemnización de 25.000 euros para luego comunicarle su baja por finalización de obra. El grado de venganza de la presidenta no tiene límites.
> Dimite el jefe de los espías y echan a su ex mujer
> 'Torrente' espiaba a todo el mundo
> Gómez: "Como la familia de la película El Padrino"
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. 24.06.2010

Esperanza Aguirre quiere que Yolanda Laviana pague cara su osadía por airear en las páginas del diario El País los tejemanejes del espionaje político en Madrid. El testimonio de la ex mujer de Sergio Gamón, que presentó este miércoles su dimisión como director general de Seguridad Ciudadana de la Comunidad de Madrid -forzado sin duda por la propia Aguirre-, ha puesto en pie de guerra a la presidenta madrileña que no se conforma con despedir a la que fuera una de las personas de su confianza sino que todavía quiere responder con más dureza a su agravio.

Tras las primeras declaraciones de Laviana poniendo de manifiesto que su ex marido espío no solo a Alfredo Prada sino a ella misma, el subdirector de Telemadrid, Ángel Martín Vizcaíno, comunicó a la que ha sido hasta ahora secretaria de Manuel Soriano -presidente del Consejo de Administración del ente público- su despido. La oferta se limitaba a firmar un despido improcedente con una indemnización de 25.000 euros lo que fue rechazado por Laviana.

Pero Laviana, cuyo abogado es el mismo que asiste a Prada, ha continuado con su testimonio y este mismo jueves el diario de Prisa revelaba nuevas informaciones sobre el espionaje y la forma de actuar de Gamón, al que se conoce con el apodo de ‘Torrente’. Ello ha provocado que se aprieten de nuevo las tuercas y se acose aún más a la ex secretaria a la que ahora se le dice que su despido se ha producido por finalización de contrato con lo que no tiene derecho a indemnización. Así se lo han comunicado a Laviana que estudia poner una demanda en los tribunales, según ha podido saber nuevatribuna.es.

La pregunta que cabe hacerse ahora es que, si el contrato de obra de Laviana ha finalizado, de igual forma será el del que hasta ahora ha sido su jefe, Manuel Soriano, quien lleva una semana hospitalizado por una dolencia cardiaca. Hay que recordar que Soriano fue situado al frente del Consejo después de su dimisión como director general del ente por el escándalo por el supuesto acoso sexual a Noelia del Val y cuya denuncia fue archivada por la Audiencia Provincial gracias el testimonio de Laviana que salió en defensa del jefe de Telemadrid.

LOS SINDICATOS PIDEN RESPUESTAS

Esta y otras preguntas son las que se han hecho las secciones sindicales de UGT y CGT en RTVM que en un comunicado piden explicaciones al Gobierno regional ante las “gravísimas informaciones” aparecidas en la prensa. Los sindicatos quieren saber por qué se contrató a Laviana, por qué se la ha despedido y si la orden la dio Aguirre; o si es verdad que la razón dada por Martín Vizcaíno es que “sus declaraciones habían hecho inviable su trabajo en Telemadrid”.

Los sindicatos quieren saber “si se ha pagado con dinero público de los presupuestos de Telemadrid servicios de espionaje u otras actividades ilegales” y “si esta dirección o algún miembro de la misma han espiado y pinchado teléfonos, robado pertenencias o realizado seguimientos a trabajadores de esta empresa”.

Asimismo se preguntan “¿cuántos directivos, cargos de confianza o trabajadores de Telemadrid deben su trabajo en esta empresa únicamente a su amistad o a favores de la presidenta de la comunidad o de algún miembro de su gobierno?” y “si desempeñan alguna función concreta y real estas personas o únicamente cobran un sueldo”.

EL PUESTO DE GAMÓN NO SE CUBRIRÁ

Hasta el momento, las explicaciones dadas por el Gobierno de Aguirre, se reducen a que las declaraciones de Laviana responden a un proceso de divorcio “difícil” pretendiendo así que el escándalo se dirima en la prensa rosa. Sin embargo, no hay que olvidar que las actuaciones de Gamón se hicieron con cargo al erario público. Sólo él ha estado cobrando 90.000 euros anuales sin que nadie del Gobierno explique cuáles han sido sus funciones. Tanto es así que el vicepresidente Ignacio González aseguró hoy en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno que el puesto de Gamón no se cubrirá.

González –al que Gamón pasaba la información que conseguía de sus pesquisas ilegales como jefe del espionaje político en Madrid- se ha limitado a repetir la consigna de que se trata de un “conflicto familiar”. Su nombre aparece ligado a esta trama, de hecho es la principal novedad que aporta el testimonio de Laviana. “Desde el principio, Sergio trabajaba a las órdenes de Nacho González y para Nacho González”, afirma. Gamón, además espió a Noelia del Val tras la denuncia contra Soriano: “Hay que acercarse a ella y a su entorno y grabarle, le decía mi marido a Ignacio González”, desvela en las páginas de El País.

El número dos de Aguirre sigue sin darse por aludido: “Todo eso está en trámite judicial, no tengo nada que añadir”, dijo ante la prensa. Gamón está imputado por un presunto delito de malversación de fondos públicos ante la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Madrid, encargado del presunto caso de espionaje a políticos madrileños a raíz de las denuncias de Prada y del vicealcalde de Madrid Manuel Cobo, un asunto en el que el PSM está personado como acusación particular.

Aguirre acosa a la ex mujer de Sergio Gamón por airear el tema del espionaje
Comentarios