miércoles 11.12.2019
CASO NÓOS

165 términos carcelarios que deben ir aprendiendo Urdangarín y Matas

Los fiscales siempre se apoyan mucho en esa figura jurídica que se puso de moda en los casos de la mafia italiana,“Los arrepentidos”.

urdangarin2Después de que el antiguo amigo de la familia real “Pepote” haya declarado en el 'caso Noos' que todo lo que se hacía lo decidía Matas y que era para favorecer a Urdangarín, las cosas se les han puesto muy cuesta arriba a estos acusados.

Los fiscales siempre se apoyan mucho en esa figura jurídica que se puso de moda en los casos de la mafia italiana “los arrepentidos”. A cambio de “cantar” lo que corresponde se les rebaja o anula el posible castigo.

Informan los periódicos que hay actualmente varios cientos de imputados por delitos económicos, fraudes, malversaciones, comisiones impropias, cohechos, falsificaciones, apropiaciones varias, adjudicaciones cocinadas,  etc. etc.

Es conveniente para la mayoría de ellos que, además de estudiar leyes y derecho penitenciario, como hizo Mario Conde para intentar salir antes del maco, aprendan los términos más habituales del argot carcelario. Argot, por otra parte, que no para de modernizarse y enriquecerse con cultas aportaciones de personas de elevada formación y alta alcurnia que últimamente pueblan los temidos talegos.

Aquí van las 165 palabras imprescindibles. (Se admiten sugerencias para enriquecer la lista)

ABRIRSE. Huir
ABUCHARAO. Abandonado, atemorizado.
AGUA, QUEO. Voces que se utilizan para prevenir de la llegada de alguien no deseado.
AIRE. Echar a alguien molesto.
ALIGERAR. Irse.
ALPISTE. Vino.
APALANCAR. Esconder.
ASTILLAR. Repartir el botín.
ANDOVA. Persona.

BALDEAR. Limpiar.
BARANDA. Jefe. Director de la cárcel.
BARDEO. También “baldeo”, “chaira”, “corte”, “jandró”, “jauró”, “cholí” o “cheira”. Navaja o cuchillo de construcción rudimentaria y artesanal.
BASCA. Gente.
BERREAR. Chivarse.
BOLA. La libertad.
BOQUIS. Los funcionarios de prisiones. También “boqueras” o “bocas”.
BRAVAS, A LAS. A lo bestia, a las malas.
BRIGADA. Celda de grandes dimensiones en los penales, con capacidad para una treintena de presos.
BULLA. Lío, ruido, algarabía.
BURLAR. Jugar.
BUTRÓN. Agujero.

CACHARRA o CHATA. Escopeta de cañones recortados.
CACHEO. Registro y control realizado por los funcionarios sobre el preso, sus pertenencias y su celda. Dependencia de la prisión donde se somete a registro minucioso al recluso que entra o sale de la misma.
CALCOS. Zapatos.
CAMPAÑA. Condena cumplida.
CAMELAR. Convencer.
CANGURO. Furgón policial para los traslados.
CARETO. Cara.
CARROZA. Viejo

CABO DE VARAS. Preso favorito y chivato de los funcionarios encargado de mantener la galería o módulo en orden. Contaba para ello con varios ayudantes.

CELDAS BAJAS. O de castigo donde se aislaba al recluso sancionado. También chopano.
CHABOLO. También “chabola” o “choza”. Celda de los presos.
CHAPADO. Estar encerrado en la celda con el cerrojo echado.
CHEIRA o CHAIRA. Navaja.
CHINARSE. Rajarse alguna parte del cuerpo con cualquier objeto cortante, ya sea una cuchilla, un bote de refresco afilado, un cristal, etc. en señal de protesta para lograr algún objetivo reivindicativo.
CHIVATO. Orificio reglamentario en la puerta de las celdas, situado a la altura de los ojos, por el que los funcionarios pueden vigilar en todo momento, sin ser vistos, al preso que se encuentra en su interior.
CHORAR. Robar.
CHORI. Navaja.
CHORO. “Chorizo”, delincuente.
CHOTA. También “humedoso”, chivato. Generalmente un preso común de confianza de los funcionarios.
CHUNGO. Malo.
CHUPA. Chaqueta.
CHUPAR. Cargar con algo, sobre todo una condena o castigo.
CIGÜEÑO. Guardia Civil. También jundunar.
CLISOS. Gafas.
COLLEJA. Golpe.
COLOCAR. Detener (por parte de la autoridad). También encalomar.
COLORAO. Oro.
COMPI. Compañero de “chabolo” y de paseo.
CONSUMAO. Botín.
CON TODO. Expresión que, dicha después del nombre del preso, significa la libertad o el traslado.
CONSORTE. Compañero.
COSTO. Botín, mierda y, habitualmente, droga.
CUNDA. También “ir de conducción”. Traslado del preso de una cárcel a otra.

DEABUTEN. Bien.
DERROTARSE. Sincerarse con alguien o también terminar relatando hechos que uno preferiría no contar.
DESTINO. Ciertos trabajos realizados por internos en las cárceles, unos remunerados y los más, de manera gratuita.
DIÑARLA. Morir.
DIQUELAR. Mirar.
DOBLE. Director de la cárcel (por las dos barras que llevaban en el uniforme).

ESPADA. Llave maestra, ganzúa.
ESTAR AL LORO. Estar pendiente, atento y vigilante.
ESTAR LIMPIO. No tener nada de lo que te puedan acusar.
ESTARIBEL. Cárcel.
ESTIBA. Botín, paliza.

FETÉN. Bueno.
FICHAR. Tomar los datos corporales y personales identificativos a nivel policial.
FUL. Falso.
FUSCO. También “fusca”, “pipa” o “chisme”. Pistola.

GACHÍ, GACHÓ. Muchacha, muchacho.
GARITA. “Pecera” o “Perrera”. Lugar donde permanecen los funcionarios de las galerías o la policía de vigilancia alrededor del recinto carcelario.
GAYOLA. “Paja”, masturbación.
GAVETAS. Grandes ollas o recipientes donde se traslada la comida desde la cocina a los comedores o celdas.
GAYUMBO. Calzoncillo.
GUIRIS. También “guirufos”, extranjeros. Presos que no poseen la nacionalidad española.
GUSA. Hambre.

HIERRO. Palanqueta.
HÚMEDA. Lengua.

INSTANCIA. Impreso escrito por medio del que se formulan todas las solicitudes del tipo que sean ante la Dirección del Centro Penitenciario o instancias superiores.
INTERNO. Preso.
IRSE DE LA MUI. Chivarse, hablar de más.

JAI. Tía. También “ja”.
JAMBO. Tío.
JAMACUCO. Muermo.
JERÓ. Cara.
JULA O JULAI. Novato. También tío malo, chungo.
JULANDRÓN. Maricón.
JUNAR. Ver.
JUNDUNAR. Guardia civil. También funcionario.

LARGAR. Hablar de más, ser imprudente con las palabras.
LECHERA. Coche patrulla.
LILA. Tonto.
LISTO DEL PARAGUAY. Novato.
LORO. Radio
LUMI. Puta. También piculina, “lumi” o “lumiasca”.

MACHACA. Criado de un cabecilla, que realiza tareas a cambio de unos cigarrillos, un café o gratis.
MADAM. Policía de paisano, pestañí.
MADERO. Policía, pasma.
MAI. Porro.
MAJARA. Loco.
MANGUI. Miserable.
MAQUEAR. Vestir.
MARRÓN. Ruina. Condena excesiva. Entre los piratas del siglo XVII, significaba un castigo mayor, consistente en ser abandonado en una isla desierta con una botella de agua, una pistola y una bala.
MASCA. Jefe.
MENDA. Tipo, individuo.
MERCHERO. Denominación de un personaje similar al quinquillero, que se relaciona con los gitanos, su forma de vida y oficios.
MIERDA. Botín.
MOLAR. Gustar.
MONOS. Los “maderos”, policías armados o guardias civiles que vigilan el recinto penitenciario desde sus garitas de hormigón.
MOÑA. Miedoso.
MOSQUEAR. Desconfiar.
MUI. Boca.

NAJA. Huída.
NASTI. Nada.

OLLA. Cabeza.

PAJARRACA. Bronca.
PAPELA. Documentación.
PAÑÍ. Agua.
PAPEAR. Comer, manducar.
PARIPÉ. Simulacro.
PARNÉ o CIFRA. Dinero.
PARTE. Infracción cometida por un Interno dentro de prisión y que se le comunica por escrito. Existen varios tipos de parte dependiendo de la gravedad del incidente y varias sanciones, juicio en ciertos casos.
PECULIO. Registro del dinero de cada preso. La administración de la cárcel guarda en depósito el dinero del recluso, entregándole una cantidad mensual a cuenta. Para disponer del resto o más cantidad hay que justificar el uso de cada petición extraordinaria.
PEDO. Borrachera.
PELUCO. Reloj.
PEPA. Pena de muerte.
PERIODO. “Periodo sanitario” de tres días de duración, incomunicado en una celda especialmente habilitada para ello y que se realiza al ingresar en la prisión o después de un traslado.
PICOLETO. También “pico”, Guardia Civil.
PILTRA. Cama.
PINCHO. Arma corta punzante que se obtiene de cualquier material resistente, especialmente del metal.
PINTA. Vaso de vino al que los presos tienen derecho dos veces al día, previo pago de su importe.
PIÑATA. Dentadura.
PIÑOS. Dientes.
PIRI. Rancho, comida de la cárcel.
PLAJO. Cigarrillo.
PLAS. Hermano.
PRIVA. También “alpiste”. Bebida.

QUEL. Casa, vivienda.
QUINQUI. Quinquillero, de quincallero (los que vendían la quincalla). Sinónimo de delincuente.

RAJAR. Hablar.
RANCHO. Al igual que en el Ejército, la comida del día.
RATA. El que roba a sus compañeros.
RECUENTO. Acto de contar a los presos para comprobar que no falta ninguno. Una trompeta o timbre indica la corrección del recuento realizado.
RÉGIMEN. Dependencia de la prisión donde se centraliza toda la actividad burocrática y administrativa.
RILAR. Cagar.
ROMANÓ. Jerga o lenguaje de los quinquis.
RUINA. Petición o condena a un número excesivo de años.

SAÑA. Cartera.
SERVICIO. Información a la Policía.
SOBAR. Dormir.

TABACA. Golpe.
TAPARRO o TABARDO. Abrigo.
TACOS. Los años de condena, también “ruina”.
TALEGO. También “trullo”, “trena”, “estaribel”, “tubo”, “maco” o “mako”. La cárcel.
TANGAR. Timar.
TARRA. Viejo.
TIGRE. La taza del váter. Retrete. Inodoro de la cárcel. Se trata de un hueco con reborde, sin taza, ni tapa y “ruge” cuando se acciona el dispositivo del vertido del agua.
TOCAR EL PIANO. Imprimir las huellas digitales cuando se es detenido para ser “fichado”.
TOLAY. Tonto.
TOQUE DE DIANA. Igual que en el Ejército, es el primero del día, para comenzar la jornada. Se ejecuta actualmente con un timbre o sirena.
TRAPICHEAR. Comerciar, negociar, clandestinamente con productos prohibidos.
TRILERO. El que juega con tres cubiletes y un garbanzo.
TRONCO. Compañero, colega.
TRUJA. También “plajo”, cigarrillo.
VENTANA. El censor de la prisión elimina de periódicos y revistas de curso legal en la calle las noticias o artículos que le parecen “peligrosos” o “no convenientes”. Las tijeras del funcionario producen así las llamadas “ventanas” en las hojas de la prensa.

Comentarios