#TEMP
jueves. 30.06.2022

12-O: ¿Fiesta Nacional o Día de la Victoria?

El Gobierno atribuye los abucheos del desfile a grupos de 'ultras' organizados. El PP justifica a los reventadores y opina que el presidente Zapatero se merece pagar las consecuencias del ejercicio del derecho a la libertad de expresión...
> Los 'ultras' se organizan para reventar la Fiesta
> Gallardón se encara con Zapatero por la deuda
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 13.10.2010

...Pero la interpretación más ajustada a la realidad es probablemente la que han hecho otros partidos que observan desde fuera este nuevo rifirrafe entre las dos fuerzas mayoritarias.

Concretamente, el portavoz del Bloque Nacionalista Galego (BNG) en el Congreso, Francisco Jorquera, considera que quienes año tras año abuchean al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el desfile del 12 de octubre demuestran que hay un "amplio sector de la derecha española que sigue viendo los actos de ese día como si fueran el desfile del Día de la Victoria". "Para ellos, parece que el tiempo no ha pasado", ha declarado Jorquera haciendo referencia al desfile militar con el que durante el franquismo cada 1 de abril se celebraba la victoria de bando nacional en la Guerra Civil.

En su opinión, lo ocurrido este año "es continuación de lo que ha ocurrido en años pasados" por lo que las últimas protestas "difícilmente se pueden atribuir a la crisis económica". A su juicio, los abucheos evidencian que "comportamientos total y absolutamente autoritarios e intolerantes están instalados en un amplio sector de la derecha española".

El diputado de Esquerra Republicana en el Congreso Joan Tardà alerta sobre la evidencia preocupante de que "la derecha fascistoide está ganando la batalla ideológica de la calle". Una reflexión que conecta con Jorquera y que Tardá ha completado con otra advertencia: "Si yo me sintiera español estaría muy preocupado por que la derecha más fascistoide está ganando escenarios que no deberían ser de su patrimonio". Desde su punto de vista, este tipo de actitudes hacen que "la Fiesta Nacional española se vaya pervirtiendo y deje de ser la fiesta democrática" que, a su juicio, "desean los españoles progresistas". "Se está convirtiendo en otra cosa que nos recuerda a otros tiempos que creíamos lejanos", ha concluido.

En definitiva tanto Tardá como Jorquera han puesto el dedo en la llaga al señalar que hay heridas que no se han cerrado porque sigue habiendo un bando vencedor frente a los perdedores, que no han obtenido la reparación que llevan lustros solicitando, y que el 12 de octubre es la máxima expresión del abismo que aún hoy separa a unos y otros. A ello ha colaborado con ahínco el Partido Popular, en el que se cobijan algunos de los elementos más reaccionarios de la sociedad española. La extrema derecha no necesita organizarse en un partido propio que aspire a sentarse en el Parlamento, como ocurre en otros países de Europa, porque ya dispone de unas siglas que la representan: PP.

Y el PP, que no está dispuesto a renunciar a ese caudal de votos, empezó a justificar los abucheos el mismo día de autos. Este miércoles lo ha seguido haciendo pero pasando de la defensa de la libertad de expresión de Esperanza Aguirre a los comentarios despectivos de la 'número dos' de Rajoy. Durante un acto en Puertollano, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, ha presentado a Mariano Rajoy diciendo: "Aquí, presidente, hemos escuchado aplausos. En otros sitios se escuchan abucheos", en referencia a las críticas que en estos momentos suscita la figura de Zapatero por sus políticas de ajuste.

Previamente, el Gobierno ha desvelado a través de la ministra de Defensa que quiere convocar a todos los grupos parlamentarios para consensuar un protocolo de celebración de la Fiesta Nacional que permita el "respeto" a la bandera de España, a los caídos y a las Fuerzas Armadas. Una propuesta sobre la que Rajoy no ha querido hablar y ha preferido delegar la tarea en su partido.

Dicho y hecho. Fuentes del PP han comunicado que su presidente considera "una broma" la iniciativa y han añadido que Rajoy la considera "surrealista", a pesar de que todavía no se conocen los detalles. Las mismas fuentes han señalado que parece mentira que la idea de crear un protocolo sobre este asunto venga precisamente de Carme Chacón, teniendo en cuenta -siempre según estas fuentes- todos los "ultrajes" a la bandera que han tenido lugar durante muchos años en Cataluña.

El Ministerio de Defensa ha explicado que por el momento no se ha concretado ninguna propuesta, ya que se está a la espera de establecer los primeros contactos con los grupos para abordar la cuestión.

En declaraciones a los periodistas tras asistir a un desayuno informativo del presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, Chacón ha hecho el anuncio pero tampoco ha avanzado nada. Sí ha lamentado que ayer "grupos de reventadores" faltaran al "respeto" a las Fuerzas Armadas, "a la bandera nacional e incluso a los caídos por España y sus familiares", que según ha asegurado estaban "muy molestos" con esta actitud. Por ello, ha animado a "estos grupos de reventadores" a expresar su malestar con el Gobierno durante los otros 364 días del año e incluso, si quieren hacerlo el mismo día 12 de octubre, a que tengan "el valor" de convocar una manifestación. "Pero que no perturben una fiesta de todos", ha reclamado.

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido "respeto" por el acto de homenaje a las Fuerzas Armadas. El jefe del Ejecutivo ha subrayado que en España la libertad de expresión es "amplia", si bien ha apuntado, a renglón seguido, que también "todo el mundo" debe de coincidir en "el respeto" a un acto que es "de todos", como es el Día de la Hispanidad, que debe discurrir "por los derroteros de la tranquilidad". "Las personas que se manifestaron o que expresan una y otra vez una posición tienen lógicamente el derecho, pero deberían de intentar mantener el respeto", ha concluido el presidente, quien ayer indicó que los abucheos que recibió desde su llegada al desfile formaban "parte del guión".

12-O: ¿Fiesta Nacional o Día de la Victoria?
Comentarios