#TEMP
lunes. 27.06.2022
IRONIZA CON LA INTERVENCIÓN “PLASMÁTICA” DE RAJOY

“Yo no paseo en yates con indeseables”

El líder del PSOE ha ironizado con los “gustos deportivos” del PP y asegura que él ni va a esquiar a Alaska, ni juega al golf gratis en la Casa de Campo ni pasea en yates con “indeseables”. Rubalcaba también ha criticado la comparecencia “plasmática” de Rajoy durante un acto en defensa del municipalismo. 

"Detrás de la reforma local hay un ejercicio de  privatización”

“No paseo en yates con indeseables, ni voy a esquiar a Alaska ni juego al golf gratis en la Casa de Campo”. Con estas palabras ha ironizado Alfredo Pérez Rubalcaba sobre los escándalos que salpican al PP empezando por el extesorero Luis Bárcenas y siguiendo por el presidente de Galicia Alberto Núñez Feijóo y el matrimonio Aznar.

El secretario general del PSOE participó este martes en Madrid en un acto para conmemorar el 34 aniversario de las primeras elecciones municipales al que acudieron varios alcaldes y concejales socialistas. Una cita que sirvió para reivindicar el municipalismo y criticar la reforma local del PP sobre la que advirtió que su partido se va a oponer “por tierra, mar y aire”, ya que, a su juicio, lo que pretende el Gobierno con esa reforma es “cambiar un modelo en el que los Ayuntamientos han jugado un papel definitivo para ayudar a la gente a salir de crisis como ésta”.

Al acto, en el que tomaron la palabra varios alcaldes y exalcaldes del PSOE además del responsable de política municipal Gaspar Zarrías, acudieron otros cargos socialistas como la portavoz en el Congreso Soraya Rodríguez, Trinidad Jiménez, Rafael Simancas, Jaime Lissavetzky, Juan Barranco, Maru Menéndez, Tomás Gómez y Odón Elorza entre otros.

Rubalcaba denunció la campaña soterrada del Gobierno de desprestigio de concejales y alcaldes por su número y su sueldo, cuando en realidad el 80% de ellos no cobran y son “un batallón de voluntarios”, dijo. Además, defendió el papel actual de los ayuntamientos con dos ejemplos recientes de “oposición útil” que tienen su origen en la labor de concejales, alcaldes y diputados autonómicos. Uno es el mantenimiento de las urgencias en varios pueblos de Castilla-La Mancha, gracias a “la lucha de los vecinos liderada por sus alcaldes”, que “es un éxito de la gente” y también “de los socialistas que hemos liderado esa batalla”. Rubalcaba aprovechó para “decirle al Gobierno de Castilla-La Mancha y a la señora Cospedal que no lo vuelva a intentar, porque volveremos a hacer lo mismo, pero más”.

El otro ejemplo que puso es “la lucha de los compañeros y los ciudadanos en Castilla y León que han impedido que se cierren 19 centros de Educación Secundaria Obligatoria”. El líder socialista valoró la acción de quienes “han conseguido que no se lleve a cabo un atentado a la igualdad de oportunidades, dificultando la educación de los niños y jóvenes” que viven en esas zonas.

Rubalcaba añadió que si el Gobierno quiere ahorrar 7.000 millones con la reforma local, debería “meter mano” a la deuda del Ayuntamiento de Madrid, que equivale a esa cifra, y denunció también que detrás de esa reforma local hay “un ejercicio de  privatización”. En este punto, recordó el caso del ex consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, que “mientras lanzaba insidias contra un médico, el doctor Montes, se preparaba su plan de pensiones privatizando una clínica en la que hoy está trabajando, lo que se llama la puerta giratoria”, concluyó.

“Rajoy nos pide hoy un acto de fe en su política”

Respecto a la comparecencia de Mariano Rajoy ante la Junta Directiva Nacional del PP, Rubalcaba también ironizó con la intervención “plasmática” o “plasmosa” del presidente del Gobierno y como “una confesión de impotencia, de resignación, de brazos caídos”, algo así como “esto es lo que hay”, “en el tema más importante, que es el del desempleo”.

Rubalcaba recordó todas las veces que Rajoy ha prometido mejorías de la economía y del empleo que luego no se producían y añadió que, aunque Rajoy ha augurado que en 2014 mejorarán las cosas, “todo apunta a que van a seguir igual o peor”. Y es que, a su juicio, “el problema es de políticas” y “Rajoy tiene que cambiar su política económica, su política laboral, sus políticas sociales, y tiene que pelear para que cambie la política europea… porque si no, la legislatura en materia de empleo se perderá y acabará mucho peor que como empezó: con más desempleo, más desigualdad y más recesión”.

 “Rajoy nos pide hoy un acto de fe en su política”, pero –insistió- “o cambia, o la legislatura se habrá perdido para el empleo, como están diciendo los datos de todos los institutos nacionales e internacionales que se preocupan de las previsiones económicas”.

“Yo no paseo en yates con indeseables”
Comentarios