#TEMP
miércoles 25/5/22
NADIE LE HA PLANTEADO ADELANTAR LAS PRIMARIAS

Rubalcaba se siente "unánimemente apoyado" por la Ejecutiva del PSOE

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que como secretario general se ha sentido "unánimemente apoyado" por toda la Ejecutiva Federal de su partido, al tiempo que ha reafirmado la voluntad de la dirección de cumplir el mandato encomendado por el congreso de Sevilla.

"Como secretario general me he sentido unánimemente apoyado y en la misión que tenemos como dirección también"

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que como secretario general se ha sentido hoy "unánimemente apoyado" por la Ejecutiva Federal de su partido, incluido el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, en una reunión en la que nadie ha cuestionado su liderazgo.

Rubalcaba ha presidido en la sede madrileña de la calle Ferraz la primera reunión de la Ejecutiva Federal tras el fracaso electoral en Galicia y el País Vasco, a la que han asistido los candidatos socialistas en ambas comunidades, Pachi Vázquez y Patxi López, y algunos dirigentes que en los últimos días habían generado polémica con sus palabras, entre ellos Griñán.

Después de cuatro horas de debate, Rubalcaba ha comparecido en rueda de prensa y, adelantándose a cualquier especulación, ha querido sentenciar casi desde el comienzo: "Como secretario general me he sentido unánimemente apoyado y en la misión que tenemos como dirección también".

Y es que, según han coincidido en subrayar varios miembros de la Ejecutiva Federal consultados por Efe, el encuentro de la plana mayor socialista ha servido para cerrar filas con Rubalcaba, hasta el punto de que el propio Griñán "ha plegado velas" respecto a la posición que venía manteniendo en los últimos días.

Griñán había sido ambiguo respecto a la continuidad o no de Rubalcaba y, en los medios de comunicación, no se había autodescartado de forma tajante para sucederle e incluso le había advertido de que no podía atrincherarse en la Secretaría General hasta 2016.

Pero hoy no ha hecho alusión a estos temas y ha centrado su intervención en el debate territorial, para defender que no puede circunscribirse sólo a Madrid-Barcelona, sino que deben tener voz todas las comunidades, sobre todo Andalucía, que es la más grande.

Una opinión que luego ha compartido públicamente Rubalcaba, quien se ha esforzado en dejar clara la buena relación que mantiene con Griñán, quien -ha afirmado- ni le ha pedido la dimisión, ni se ha postulado para sucederle.

Incluso, según ha dicho Rubalcaba, le ha parecido oír a Griñán decir que, desde el punto de vista orgánico, se sentía muy bien donde está, es decir, como presidente del PSOE.

"No tengo intranquilidad", ha sentenciado al ser preguntado de nuevo sobre las supuestas intenciones de Griñán, y ha indicado que el presidente del partido ha salido siempre en defensa de la Ejecutiva. "Otra cosa es que tenga sus posiciones en relación con sus tiempos", ha apostillado.

REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

Sin embargo, y aunque no le ha citado expresamente, Rubalcaba sí se ha cuestionado el hecho de que Griñán lamentara el pasado viernes que el PSOE aprobara en el verano de 2011 la reforma de la Constitución.

Aunque ha admitido que en términos electorales "fue tremendo" para él y para el PSOE, Rubalcaba ha preferido ser "responsable" y "prudente" y ha evitado "esas cosas del fácil arrepentimiento".

Según su criterio, la autocrítica es necesaria, pero en el caso de un partido es bueno que, además, vaya acompañada de un proyecto alternativo, como ha hecho el PSOE al presentar una propuesta para evitar los desahucios.

En cuando a la celebración de primarias para elegir al candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, pedidas por algunos sectores de su partido, ha reiterado que "ahora no toca" ese debate y ha resaltado que no dedica "ni un minuto" de su tiempo a ello.

Ni está en el calendario ni en la agenda del partido abordarlo todavía. "Lo haremos cuando toque", ha reiterado, para zanjar: "No me preocupa lo más mínimo".
También ha aprovechado para reafirmar la voluntad de la dirección federal de cumplir el mandato encomendado por el congreso de Sevilla de febrero pasado, lo que implicaría seguir en el cargo hasta 2016.

Durante la comparecencia, Rubalcaba ha admitido que hay críticas "muy minoritarias" dentro del PSOE a su línea de oposición sobre si debería ser más radical con el Gobierno o si tendría que tener una actitud más proclive a los pactos. Ha recordado, en este sentido, que "el noventa y tantos por ciento" del Comité Federal de septiembre respaldó su "oposición útil", y precisamente el "gran valedor" ha sido Griñán.

Lo que sí harán es acelerar la presentación de su proyecto alternativo, fundamental, a su juicio, para recuperar todo el crédito electoral perdido entre la ciudadanía, y que debe basarse en tres conceptos: fortaleza, alternativa y empatía con los que peor lo pasan con la crisis, porque las políticas de Mariano Rajoy están causando "estragos".

Ocho días después de la derrota del 21-O, Rubalcaba ha reiterado que los resultados en Euskadi son "más que aceptables" y ha subrayado que legado de estos años de Gobierno de Patxi López es "más que digno".

En Galicia, su diagnóstico es que el PSOE no consiguió que la ciudadanía visualizara un proyecto alternativo al PP, y menos aún con la izquierda fragmentada.

Rubalcaba se siente "unánimemente apoyado" por la Ejecutiva del PSOE
Comentarios