#TEMP
lunes 23/5/22

¿Una imagen para la historia?

La valoración que los socialistas valencianos hacen del papel de Francisco Camps en el debate de política general es que el presidente de la Generalitat ha desafiado al líder de su partido, opinión con la que coinciden la mayoría de analistas y comentaristas políticos.
> Camps ignora Gürtel
> "Corrupción generalizada"
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 30.9.20090

Una sombra empaña la imagen de Rajoy y Camps juntos, abrazados, palmeándose la espalda, riéndose las gracias y aplaudiéndose mutualmente. Esa imagen tantas veces repetida desde que estalló el escándalo de Gürtel y cuya última reedición se produjo a principios de septiembre, en el macro acto de apertura de curso que el PP organizó en Valencia, podría ya ser historia.

En la primera jornada del debate de política general, este martes, Camps no hizo ninguna alusión al caso de corrupción que salpica a sus hombres de máxima confianza y en el que se ha visto involucrado él mismo. Su número dos, Ricardo Costa, dejó claro que el PP valenciano no pensaba tomar medidas más allá de las auditorías y fiscalizaciones de cuentas que ya han sido aprobadas. Es decir, que no va a haber ni ceses ni dimisiones. La respuesta de Costa a los requerimientos de Génova, que un día antes había solicitado públicamente "medidas contundentes" a sus colegas valencianos, choca además con la información de que la propia número dos de Rajoy, la secretaria general del partido, llamó a Camps para pedirle que rodaran cabezas.

Concretamente, María Dolores de Cospedal habría reclamado al president las dimisiones de su 'número dos' en el PP valenciano, Ricardo Costa, y del vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla, por su implicación en el último escándalo de la trama Gürtel.

Lejos de atender a estas peticiones, Camps confirmó durante su intervención en el debate su distanciamiento de Génova. Por una parte, le dijo a Rajoy que si quiere ganar las elecciones generales no puede prescindir el feudo valenciano y, además, le recordó que el caso Gürtel, lo que el portavoz socialistas en las Corts llama "el gigantesco aparato de financiación irregular del PP", no es sólo un problema de la Comunidad valenciana "sino un problema de España".

Ángel Luna opina que la tensión está alcanzando cotas insoportables:"No creo que vayan a aguantar mucho tiempo". Y ha añadido que "cuando ha salido lo que ha salido y no se desmiente porque no se puede desmentir y aparentemente hay más cosas todavía en el sumario que está por levantarse, es evidente que no van a poder aguantar la presión durante mucho tiempo".


¿Una imagen para la historia?
Comentarios