#TEMP
miércoles. 10.08.2022

"Un largo invierno" o los estragos de la 'teoría de la conspiración'

A través de internet, espectadores de todo el mundo pueden conocer cómo han vivido estos últimos años las víctimas del 11-M y cómo ha afectado al país la 'teoría de la conspiración' cuyas consecuencia irreparables, según el director de este documental, vamos a pagar durante muchos años.
NUEVATRIBUNA.ES - 15.4.2010

"Un Largo Invierno" cuenta la historia de lo que han supuesto estos últimos seis años para muchas de las víctimas y afectados del que fue el mayor ataque terrorista en suelo europeo de la historia: el 11M. El estado de desprotección, abandono y los ataques constantes que sufren, así como su lucha y resistencia, son los elementos que componen el hilo argumental. Este documental cuenta también con novedades en cuanto a su exhibición, ya que las empresas productoras han optado por internet como canal de distribución y exhibición.

A través de su página web www.unlargoinvierno.es los espectadores de todo el mundo podrán ver el film mediante tecnología streaming en HD. Asimismo, también a través de la web, se podrá adquirir el DVD de la película, y se ofrecerá a programadores, circuitos alternativos, asociaciones y universidades la posibilidad de organizar proyecciones con coloquios posteriores.

Según palabras de su director, Sebastián Arabia, esta opción de exhibición y distribución implica muchísimos sacrificios en comparación con la distribución tradicional, pero la máxima de las productoras de esta película es llegar a todos los espectadores que sea posible, y ésta es la manera más rápida posible. Este madrileño de 29 años explica que los grandes problemas de exhibición se duplican en el caso de una película documental, y se triplican cuando no existen presupuestos publicitarios: "Un exhibidor no va a querer tu película en su cartelera si no tienes cierta repercusión y promoción mediática, para lo que es necesario un presupuesto publicitario con el que rara vez cuentas si no te apoya una cadena de televisión. Además, decidimos realizar esta película sin subvenciones públicas."

"La película es clara y directa respecto a todos los temas, incluidos la famosa - y agotadora - Teoría de la Conspiración, de la que ya no me preocupa tanto que sus perpetradores continúen haciendo caja con ella, sino el que al final haya sido algo absolutamente tolerado, cuando a todas luces se han sobrepasado desde hace mucho en máximas como la libertad de expresión y opinión, llegando incluso a devastar dichos términos. Vamos a estar pagando muchos años esto como País, y el hecho es que ya hay consecuencias irreparables y que quedan reflejadas en la película. Es más, sienta un precedente para medios de comunicación que cada vez más están adoptando muchas de las técnicas de los programas del corazón y de la prensa amarilla: "si no hay noticia, se inventa". La línea es cada vez más difusa entre la información y el negocio de la información".

Arabia añade que "lo más curioso que nos ha pasado es que, salvo unas treinta o cuarenta personas como mucho que han visto la película, ya había algunos compañeros del sector audiovisual de Madrid que sin siquiera haberla visto nos desaconsejaban hacer o sacar la película por ser productora en la Comunidad de Madrid. De hecho, hay algunos teléfonos donde antes llamábamos y desde los que ahora ya nadie contesta. Y aún no se ha visto nada, la película podría pasar perfectamente desapercibida, en el Cine no hay garantía de nada y, pese a ello, ya hemos detectado estos ejercicios de autocensura sólo por el por si acaso".

> "Un largo invierno", el documental

"Un largo invierno" o los estragos de la 'teoría de la conspiración'
Comentarios