miércoles 27/1/21
ANÁLISIS | UTOPÍA CONTAGIOSA

¿Sobran mandos militares?

El debate parlamentario sobre los presupuestos militares está dando muy pobres resultados.

En lo que se refiere a gastos de defensa y gastos militares, por ejemplo, no se ha admitido ninguna enmienda de los grupos de la oposición, a pesar de la insistencia de la inmensa mayoría en reducir y racionalizar el gasto militar, con propuestas diversas que van desde la de reducción-racionalización formulada por CiU y a la que se adhirieron UPD y PSOE, la de reducir efectivos militares en 50000 personas propuesta por Esquerra Republicana, la de rebajar al 25% las tropas españolas en el exterior, o la de reducción drástica de gasto militar propuesta por Izquierda Plural.

Estas propuestas pueden ir en consonancia con las que en otros países europeos se han emprendido para reducir el gasto militar y los efectivos de los ejércitos, uno de los rubros más caros e ineficaces del gasto público en esta época de crisis. Países como Italia (reducción del 30$ de sus efectivos), Alemania (significativa reducción del presupuesto de defensa), Holanda (reducción de su presupuesto militar en un 11% y de su ejército en entre 6000 y 12 soldados, lo que equivale a más del 10%), Reino Unido, Francia y otros.

Naturalmente, en materia de tocar a las Fuerzas Armadas en España aún hay muchos tabúes en todas las filas políticas y demasiados resabios militaristas y, como no puede ser de otro modo, hay políticos que consideran que es materia sensible y que con el ejército es mejor no meterse. Incluso en las filas socialistas, donde parece que Rubalcaba propone reducciones del gasto militar y no de los gastos sociales, no todos están de acuerdo.

Se quejan Jesús Cuadrado, antiguo portavoz en la comisión de Defensa del PSOE y Beatriz Rodríguez Salmones, idem del PP, de que no se puede reducir por reducir el personal de las Fuerzas Armadas por peligro de colapso.

Poco más o menos, durante 2012 habrá un total de 134.000 efectivos. 86.000 de tropa y 48.000 mandos. Esto da un porcentaje increíble y desorbitado de un mando por cada 1’8 soldados, mucho jefe por indio, podríamos decir. ¿Qué empresa u organización medianamente solvente cuenta con 1’8 empleados por cada directivo? Una empresa así sería, claramente, improductiva. ¿Se imaginan ustedes ratios así en la sanidad (un médico por cada 2 pacientes) y en educación (un profesor por cada 2 alumnos)? La calidad sería excelente pero el precio inasumible. Sin embargo, con las actuales y privilegiadas ratios de efectivos,, los mandos militares no hacen más que quejarse de que así no nos pueden defender y que están a punto del caos.

¿Por qué hay tantos mandos en nuestras Fuerzas Armadas? No parece que la respuesta sea técnica, es decir, no parece que sean necesarios. El razonamiento siguiente nos parece contundente y muy claro y nos lo dá en una explicación uno de los expertos más reconocidos sobre la materia, Jesús Navarro:

“La plantilla de nuestras FAS deben ser reducidas pero sobre la premisa de que ni un solo soldado menos de los que tenemos. Con 80.000 soldados podemos formar 80 regimientos (agrupaciones, o unidades que tienen la misma dimensión), pero como necesitamos muchos soldados para otras funciones (apoyo, logísticas, etc.) podemos tener unos 50 regimientos y, en consecuencia, 50 coroneles. Esos regimientos formarán brigadas y divisiones, y ejercitos, por lo que necesitamos unos 25 generales. Pero sobran, por tanto, muchos mandos, pues tenemos 1.500 coroneles y 220 generales. Hay que reducir mucho la plantilla de altos mandos, incluso la de tenientes coroneles y comandantes. Sobran más del 50 % para un ejército con unos 90 soldados (incluyendo cabos, cabos primeros y cabos mayores que son más de 20.000. Tenemos coroneles al mando de una piscina militar, una biblioteca, una pequeña residencia, … mandando sobre dos o tres personas (generalmente civiles). Profundicemos en el asunto. Expertos para ello nos sobran.”, dice el experto.

Nos propone números concretos y se basa en la realidad militar, en lo que deberían ser sus cuadros de mando y los efectivos bajo su mando. No parece que sea muy rentable tener un coronel al mando de una piscina militar (tampoco sabíamos que había piscinas militares, otra prebenda más), ni que un coronel tuviese sólo bajo su mando a 2 ó 3 civiles.

Por otro lado, si analizamos los datos de la siguiente tabla (tabla 1) podremos sacar algunas conclusiones:

1.- El porcentaje del presupuesto del Ministerio de Defensa que se dedica a persona ha ido aumentado a pasos agigantados desde el año 2006, año en el que se llegó al límite mínimo, pero sin bajar del 50 % dedicado a personal.

2.- Actualmente, dedican el 73’4 % del presupuesto del Ministerio de Defensa a gastos de personal.

3.- Desde el año 2008, año en que empezó la crisis económica-financiera y de empleo en España, el Ministerio de Defensa cada vez dedica más porcentaje de sus recursos a sueldos de sus, eso dicen los militares, cada vez más menguadas Fuerzas Armadas. En concreto, hemos gastado desde el inicio de la crisis un total de 25.551 millones de euros en gastos de personal del Ministerio de Defensa.

4.- Si cada año hay unos pocos menos militares, pero cada año hay un mayor porcentaje dedicado a sus pagas, es necesario decir que el Ministerio de Defensa cuida como ningún otro a sus empleados militares. Esto es, ante esta crisis una buena salida va a ser dedicarse a la milicia.

¿Sobran mandos militares?
Comentarios