<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 01.10.2022

"Si yo fuera funcionario estaría en huelga"

El PP sigue yendo por libre al margen de la posición adoptada por sus socios del Partido Popular Europeo o por los representantes empresariales respecto a los ajustes para reducir el déficit. Al tiempo, Mariano Rajoy insiste con la única receta económica que se le conoce para superar la crisis: adelanto de elecciones generales.
NUEVATRIBUNA.ES 08.06.2010

Aplauden la huelga de sindicatos, rechazan los recortes sociales que se están acometiendo en toda Europa y apuestan por una reforma laboral que no facilite el despido y sí la contratación. El PP sigue abanderando las políticas sociales que nunca figuraron en su ideario con el único objetivo de minar la imagen de Rodríguez Zapatero del que esperan termine desmoronándose para arrebatarle el poder.

Resulta sorprendente la última frase con la que se ha descolgado el vicesecretario de Comunicación del PP en una entrevista en TVE, Esteban González Pons, el mismo que lleva días repitiendo que su padre es pensionista y que como tal va a sufrir el ajuste aprobado por el Gobierno del PSOE.

“Si yo fuera funcionario, estaría hoy en huelga”, ha asegurado este martes después de manifestar que “comprende” el paro “preventivo” de los funcionarios ya que si ahora no demuestran que pueden organizarse “en futuros recortes es probable que vuelvan a por sus sueldos”. La demagogia del dirigente popular llega al punto de prometer que “devolverán a los pensionistas todo lo que les ha quitado Zapatero, eliminarán la congelación de las pensiones y la baja de su poder adquisitivo”.

¿Y qué dice González Pons de los recortes acometidos por el Gobierno alemán de Angela Merkel o el británico de David Cameron (ambos de signo conservador)? Pues que “tienen la ventaja de que son planes no solo ajustes” y que, en cualquier caso él es español, no alemán y "lo que le pase a los alemanes les preocupará a los políticos alemanes" ya que a él lo que realmente le preocupa " y mucho" es lo que le sucede a los españoles.

El dirigente popular también se ha posicionado sobre la reforma laboral apostando por facilitar la contratación y no el despido ya que "en un sistema que está perdiendo trabajadores como el español, no hay que dar más facilidad a los que salen, sino a los que entran".

Por su parte, Mariano Rajoy sigue insistiendo con la única receta económica que se le conoce: el adelanto electoral. El líder del PP consideró que el “cambio político es posible” y que “la vía de la esperanza está abierta”. Tras considerar que España "vive una situación muy difícil" porque Europa ha impuesto "un ajuste" y "obliga" al país a hacer una reforma laboral y una modificación del sistema de pensiones con la consiguiente pérdida de la “soberanía económica”, puntualizó que dichas reformas son “razonables y sensatas” pero que tendrían que haberse "hecho antes".

"Si yo fuera funcionario estaría en huelga"
Comentarios