#TEMP
sábado 28/5/22
ENTREVISTA A VALERIANO GÓMEZ

“Rubalcaba es el mejor para dirigir el PSOE”

El exministro de Trabajo, ahora portavoz socialista en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados, defiende la línea de oposición marcada por la dirección federal de su partido y da por concluido el debate interno tras el último Congreso Federal del PSOE.
Fotos: Santi Pérez.

La entrevista se realizó el pasado martes, un día antes de conocerse la decisión de la Audicencia Nacional de imputar a toda la cúpula de Bankia. El exministro de Trabajo también adelantó a este periódico que el PSOE recurrirá por inconstitucional la reforma laboral del Gobierno, tal y como confirmó este domingo Alfredo Pérez Rubalcaba.

No es posible mantener una sola moneda con una Europa a dos velocidades

Nuevatribuna.es | Isabel G. Caballero | La última cumbre europea ha supuesto un cambio de rumbo de las políticas marcadas por la canciller alemana, Angela Merkel. ¿Cómo valora el papel jugado por el Gobierno de Rajoy en esta cumbre?

Valeriano Gómez | El relativo éxito en la cumbre se debe sobre todo a la reorientación general -muy firme en algunos países europeos- de lo que debe ser el tono de la política fiscal, presupuestaria y monetaria durante los próximos años. Uno de los factores claves en esta cumbre es el cambio político en Francia. Y luego, la presión italiana, que añadida a la española y a la nueva situación francesa ha inclinado la balanza. Tres países así son la mitad del PIB y creo que el relativo éxito de la cumbre fue el desplazamiento de las preferencias generales hacia una mayor trascendencia al crecimiento. Se debe más bien a este impacto, no creo que podamos explicarlo solo por la posición española.

¿Ve riesgo de que finalmente vayamos a una Europa a ‘dos velocidades’?

Creo que esta es una visión imposible de mantener y sostener en un área monetaria única. Lo que tenemos que hacer es seguir caminando, las experiencias históricas nos muestran que las áreas monetarias, o culminan en uniones fiscales y seguramente en uniones políticas, o terminan abortándose. Creo que está muy claro que el camino recorrido no permite la vuelta atrás, la solución no está en el retorno a las políticas monetarias nacionales y en la fiscalidad de cada país sino en seguir avanzando. No veo la posibilidad de mantener una sola moneda con una Europa a dos velocidades.

El presidente del Gobierno lleva mucho tiempo sin comparecer en el Parlamento. Lo hará finalmente esta semana para dar cuenta de la última cumbre europea. ¿A qué achaca sus continuos silencios y evasivas?

Es achacable a su inseguridad. Ha sido muy clara en el ámbito de la política internacional durante estos meses de crisis intensa. Inseguridad también al tener que afrontar el hecho trascendente de un gobierno que prácticamente ha incumplido, meses después de su victoria electoral, todos los grandes compromisos que afrontó durante la campaña, en el ámbito de la política económica y fiscal. No era el mejor momento para él a la hora de afrontar un debate sobre el estado de la nación. En esta ocasión, no deja de ser significativo, es el primer año del nuevo gobierno y es el primer año en mucho tiempo en que no se produce el debate del estado de la nación.

Bankia ha sido el desencadenante del rescate

¿Cómo ha sido a su juicio la gestión del actual Gobierno en el ‘caso Bankia’?

Deplorable, porque ha sido esa gestión la que ha desencadenado el rescate español. El último acontecimiento, la gota que colma el vaso de la paciencia de los mercados, de los gobiernos, de la ausencia de crédito español, de crédito político, de crédito institucional, es precisamente el asunto Bankia. Bankia ha sido el desencadenante del rescate. Ha sido una gestión en la que el Gobierno ha padecido un periodo sucesivo de vía crucis en torno a las cifras de su desfase patrimonial que es verdaderamente lamentable. Habiendo desencadenado él mismo que los focos miraran sobre Bankia al pedirle al FMI que publicara (por primera vez en la historia del FMI) un resumen de su informe financiero en el que señalaba directamente a Bankia como la principal institución con más dificultades en el conjunto del sistema financiero español. En fin, ha sido todo un proceso grande de despropósitos en torno a este tema donde detrás está la directa responsabilidad del Gobierno y que explica el rescate final.

¿Qué responsabilidad achaca al anterior gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez?

La responsabilidad en este asunto hay que situarla muy especialmente en la gestión entre 1996 y la entrada del señor Rato en Bankia. Es una gestión plagada de oscuros. Después está el papel del supervisor que, en general, ha sido insuficiente, tanto en la etapa de Jaime Caruana, donde se produce esa siembra de incremento del riesgo inmobiliario por parte de las entidades financieras españolas y a la expansión posterior hacia el sistema financiero del estallido de la burbuja inmobiliaria durante la etapa de Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Pero no haría distingos, tanto Caruana como Fernández Ordóñez tienen la responsabilidad, uno por no haber abortado el crecimiento de la burbuja inmobiliaria y otro, por no haber podido intentar un aterrizaje suave en un contexto ya de crisis financiera internacional que le dificultaba.

Hemos estado a punto de tener un pánico bancario

¿Qué se está intentando ocultar en el asunto de Bankia?

Tengo la impresión de que el Gobierno no está respondiendo a los requerimientos ciudadanos en esta materia. No es posible que el valor de la cuarta entidad financiera española hoy sea ya un valor negativo, que las acciones valgan cero y no haya habido ni una sola ocasión de discutir este asunto en el Parlamento y que tampoco haya comparecido el presidente del Gobierno. También, que no hayamos podido a estas alturas ni siquiera constituir, no ya una comisión de investigación, sino una en la que al menos comparecieran los principales actores comprometidos en esta situación, de Bancaja, Caja Madrid, gestores y responsables de las siete entidades que formaron el conglomerado de Bankia, responsables del Gobierno, ministros de Economía, los últimos, tanto populares como socialistas, el ultimo gestor de Bankia, Rodrigo Rato, los dos últimos gobernadores del Banco de España. Me parece una verdadera anomalía democrática que en un tema como este no haya ni siquiera comparecencias. Hemos estado a punto de tener un pánico bancario en el conjunto de la economía española a raíz de la crisis de Bankia.

El conflicto social continuará en un periodo cada vez más difícil

Los sindicatos anuncian un otoño caliente en movilizaciones y protestas contra los recortes del Gobierno. ¿Aventura una escalada de la conflictividad social?

A raíz de las últimas palabras del presidente del Gobierno lo que aventuro es una continuidad en los ajustes y en el rigor en lo que son partidas de gastos fundamentales en este país. Escuchaba al presidente Rajoy decir que hay que seguir la agenda reformista y ya sabemos lo que significa: seguir subiendo los impuestos a las clases medias y los trabajadores, seguir reduciendo gastos en sanidad, educación y seguramente endurecer aún más una reforma laboral que está siendo muy dura y, a la luz de los datos, absolutamente estéril. Con lo cual, uno piensa que si ese es el camino que nos espera para la segunda parte del año, hay que augurar un incremento de la conflictividad social y económica en el país y que el conflicto social sea un conflicto que continúe en un periodo cada vez más difícil.

El Gobierno sufrirá la contestación de la ciudadanía

Los sindicatos han propuesto que se celebre un referéndum para que los ciudadanos opinen sobre los ajustes acometidos por el Gobierno. ¿Apoyaría esta iniciativa?

En este momento no soy favorable a que se convoque un referéndum. El PSOE no se ha pronunciado a favor. Lo que sí decimos es que si el futuro de la política económica y social en un contexto como el que estamos viviendo es el que nos promete el Gobierno entonces merece la pena que nos detengamos y aprovechemos la situación para discutir la posición de cada uno, para ver si hay posibilidades de alcanzar acuerdos más amplios en las materias esenciales y quizá, en ese contexto, confirmar si es posible un grado de acuerdo más amplio alrededor de los grandes temas. Si no es así, creo que es el Gobierno el que sufrirá la contestación de la ciudadanía como ya le ocurrió en circunstancias similares al gobierno anterior.

El PSOE recurrirá la reforma laboral

Uno de los asuntos centrales por el que los sindicatos mantendrán sus protestas es la reforma laboral. ¿Presentará finalmente el PSOE recurso de inconstitucionalidad contra esta ley?

Sí, por supuesto, plantearemos un recurso de inconstitucionalidad. Hemos esperado hasta que finalizara la tramitación parlamentaria. Cuando se apruebe definitivamente la ley recurriremos si no se produce cambio alguno y a la luz de las reformas que se han introducido en el Senado, ha habido cambios pero a peor, por ejemplo en la ultractividad del convenio, es decir, la vigencia de un convenio, cuando aun no hay uno nuevo, se ha reducido de la versión primera del Gobierno de 2 años a 1 año, y me parece uno de los asuntos más importantes de esa reforma. O sea, que no solamente no se ha mejorado sino que se ha empeorado en muchos aspectos. Hay total seguridad en que el PSOE recurrirá en vía constitucional la reforma.

Han dinamitado la negociación colectiva.

Sí, en estos momentos los datos son contundentes. El dato del registro de convenios es que hay 4.500.000 trabajadores que no tienen renovados sus convenios durante al menos un año y que si el empresario así lo decide no tienen porque tener vigente convenio alguno, en ninguna medida, ni en aumento salarial, ni en jornada, ni en aspectos regulatorios del convenio. Esto es el mejor indicador del rigor, del tamaño del ajuste que se quiere producir en los derechos laborales con esta reforma.

Decía que la reforma laboral está siendo “estéril”, que no está sirviendo para frenar el paro. ¿Cómo valora los últimos datos de paro del mes de junio?

La verdad es que el primer semestre es muy malo, los datos de la EPA del primer trimestre ya indicaban que se había perdido una cifra cercana a los 400.000 empleos. Me gusta siempre analizar el dato de junio sumándole al de mayo y cuando hacemos ese ejercicio los datos no son tan buenos, son más bien algo peores incluso que el año pasado y el anterior. Y en afiliación, siendo también un dato algo mejor, en torno a 31.000 afiliados nuevos, más de 20.000 se explican exclusivamente por las nuevas afiliaciones en el régimen de empleadas del hogar. En todo caso, las previsiones para este segundo trimestre y para el próximo semestre son de endurecimiento de la situación.

Si se confirma la filtración de Báñez, debería dimitir

Según una información del diario El País, la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, habría filtrado los datos del ERE del PSOE. ¿Debería dimitir?

Si se confirma que el Ministerio de Trabajo, bien a través de la ministra o de su gabinete se ha filtrado el contenido de ese expediente, se trata de un asunto estrictamente reservado entre las partes y la Administración y sí es un motivo para pedir su dimisión, claramente. De confirmarse, sería un asunto con suficiente entidad para pedir la dimisión de un ministro.

Los ciudadanos no premian a los partidos y a los dirigentes que dividen

Algunos sectores de la izquierda, incluso dentro de su propio partido (el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, entre otros) reclaman a la dirección federal del PSOE que endurezca su línea de oposición al Gobierno del PP. ¿Qué opina?

Creo que la línea de oposición al Gobierno está siendo sensata, de responsabilidad. España está en una situación muy difícil, en la que también deben primarse aspectos en los que podamos llegar a posiciones comunes, muy especialmente en el ámbito de la política europea, esto es un tema crucial. En paralelo, la política del Gobierno ha dura con reformas con las que nunca podremos estar de acuerdo. Donde ha habido que oponerse firme y contundentemente, el PSOE se ha opuesto, y ahora lo que toca es demostrar una misma cara frente a los ciudadanos. Los ciudadanos no premian a los partidos y a los dirigentes que dividen, los ciudadanos quieren también partidos serios, unidos, que tengan la oportunidad de discutir cuando toca y ahora lo que toca es proponer alternativas, hacer oposición y dar por concluida esa fase de discusión interna propia del Congreso anterior del PSOE.

Si ese es el camino correcto, entonces, ¿a qué responde el hecho de que el PSOE no avance en las encuestas tras estos primeros seis meses de Gobierno del PP?

Pero esto no ha hecho nada más que empezar, la legislatura dura 4 años y el Gobierno tiene efectivamente ya un nivel de desgaste importante y el PSOE viene de gobernar este país durante la crisis más intensa que ha padecido y con unos resultados difíciles, los alcanzados en noviembre, pero ha sido un partido también que ha sido capaz de mantener y de ganar, en el caso de Asturias, un gobierno autonómico. Concedamos tiempo y no nos precipitemos, Rajoy es hoy presidente después de haber perdido sucesivamente dos elecciones generales consecutivas.

En este momento, en el PSOE, no hay ninguna alternativa mejor a Rubalcaba 

En su momento, usted se posicionó a favor de Rubalcaba frente a Chacón. ¿Qué futuro le ve al actual secretario general del PSOE?

Me posicioné a favor de Rubalcaba porque creía que era la persona adecuada para dirigir el partido, para encarnar nuestra oferta electoral en noviembre y sigo pensando que es la persona adecuada para dirigir y coordinar la acción política del PSOE en este difícil periodo que nos ha tocado vivir. Creo que es la persona más adecuada para hacerlo y no creo que haya en este momento una alternativa mejor. En todo caso es una alternativa sobre la que el PSOE se ha pronunciado ya en su día al designarlo como candidato y después como secretario general. Yo estoy muy orgulloso de haber trabajado con él prácticamente un año en el Gobierno y sigo estando a su disposición.

¿Pero le ve como candidato a la presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales?

Sí, desde luego. Si él cree que debe ser candidato, mi apoyo lo tendrá siempre.

Ante el último congreso regional del Partido Socialista de Madrid algunas voces le situaron como posible candidato para desbancar a Tomás Gómez. A día de hoy, ¿tiene usted cerrada la puerta a esa posibilidad?

Sí, la descarto. Yo no he sido nunca una persona que haya sentido especial interés en la política autonómica y son ya aproximadamente 38 años en el PSOE y en el PSM. Me considero un socialista madrileño pero no he pensado que mi aportación al PSOE pase en este momento por dirigir de una u otra forma el PSM.

Tengo la impresión de que no hemos conocido lo suficiente de aquel latrocinio y de aquel robo democrático que sufrió la izquierda madrileña ['tamallazo']

¿No se le pasó por la cabeza en ningún momento?

No lo he pensado en ningún momento. Seguro que hubo alguien que lo pensó y pensó que sería una buena posibilidad pero yo no fui el que lo pensé y aquí estamos al cabo de este tiempo. Creo que ahora será también hora de trabajar y hacer política en Madrid, con una posición seria, rigurosa, firme, pero que sea comprensible por los ciudadanos, y una política que insista en que la mejor opción de progreso y de gobierno en una sociedad como la madrileña es un partido socialdemócrata, moderno, joven, atento a los problemas sociales. Es verdad que hace muchos años que no somos capaces de gobernar Madrid y cuando pudimos hacerlo -en una operación de la que alguna vez espero que se sepa quien la fabricó, quien la estimuló y quien la puso en marcha-, nos vimos privados de gobernar, algo que con todo el derecho habíamos obtenido en las elecciones que fue la victoria del año 2003. Tengo la impresión de que no hemos conocido lo suficiente y que se les ha hurtado a los ciudadanos la razones de fondo y los responsables de fondo de aquel latrocinio y de aquel robo democrático que sufrió la izquierda madrileña a manos de personajes -alguno de los cuales siguen todavía en política- y que hurtaron el derecho que los ciudadanos tenían a ser gobernados por una coalición parlamentaria con mayoría legítima en el parlamento desde la izquierda madrileña.

“Rubalcaba es el mejor para dirigir el PSOE”
Comentarios