#TEMP
sábado 21/5/22
NUEVATRIBUNA.ES - 26.05.2009

"Para ver quién ganaba en un debate donde no se ha hablado de Europa, mejor hubieran quedado para ver quién eructaba más alto o quién se tiraba más pedos", escribió con un ligero escepticismo Javier Mesonero (IU) sobre el cara a cara de Mayor Oreja y López Aguilar (tercera opción en su franja horaria con un 13.9% de audiencia y 2.653.000 espectadores). "El debate es entre si Tratado de Lisboa sí o sí, entre Duro y Barroso, entre la directiva del retorno y la directiva de la vergüenza, entre Pili y Mili", añadió el también zurdo Hugo Martínez Abarca.

Sorprendidos por interpretaciones tan sectarias, decidimos acudir a El Confidencial -que presume de tener "dos millones de lectores influyentes"- y nos topamos con el siguiente titular: "PSOE y PP ocultan en España su afinidad en Europa: votan lo mismo en un 70%". ¡Santo dios!

Decía Mario Benedetti que un pesimista es un optimista bien informado, así que tomen por un erudito de la actualidad a Carlos López, liberal de la escuela losantiana: "Tienen razón todos los que dicen que el Parlamento Europeo es la máxima expresión conocida de la burocracia institucionalizada. Tienen toda la razón quienes dicen que las elecciones europeas son una oportunidad para castigar a la clase política mandándolos a todos a tomar por saco. Tienen razón los que afirman que casi todos los candidatos hablan de todo menos de Europa. Tienen razón los que creen que el Parlamento Europeo es el único parlamento democrático del mundo que no tiene poder legislativo". ¿Y sin embargo? "Hay que acudir a las urnas el 7 de junio y votar a quien más les apetezca: evitarán así que obtengan representación y fondos públicos los de Iniciativa Interterrorista".

VOTEMOS A OBAMA
"Podemos cambiar el mundo: sigamos el ejemplo de EEUU", proclamó la socialista Dolores García-Hierro. El mensaje caló en la blogosfera socialista y Rafa Gómez Montoya, alcalde de Leganés por el PSOE, desarrolló el mensaje: "Este partido es nuestro, se juega en Europa; si los estadounidenses ya lo han hecho, votando por las opciones progresistas de Obama, nosotros no podemos quedar atrás. Es posible que Europa y América puedan hacer cosas juntos, en perfecta coordinación, en favor de los derechos de todos nosotros".

Llegados a este punto, dejemos que José María Zufiaur (consejero del CES europeo, en representación de UGT) aporte algo de sensatez al debate: "Votar, y votar a la izquierda, es estar con los miles de trabajadores que se han manifestado en Madrid, en Bruselas, en Berlín, en Praga, en Turín, en París. Unos trabajadores que han pedido más y mejor Europa. Ganar es estar con las organizaciones sindicales que en esas manifestaciones han pedido, como quien pide socorro, que se vote a la izquierda y a las formaciones progresistas en los comicios al Parlamento Europeo (PE). Los sindicatos saben por qué lo dicen: porque aliados con el PE es como han ganado, de momento, la batalla de la directiva Bolkestein y la de las 65 horas semanales de trabajo. Y porque son muy conscientes de que en los próximos años se van a tener que enfrentar a otras tan o más decisivas. Incluso, a lo peor, también a las mismas con otro ropaje".

DIARIOS DE CAMPAÑA ANTERIORES
> DÍA 4: Ya hay un favorito
> DÍA 3: Una historia feliz
> DÍA 2: La banda de la porra
> DÍA 1: "¡Qué hijos de puta! ¿No?"

¿Quién eructa más alto?
Comentarios