miércoles 20/10/21

"Quienes se hunden son ustedes con tanta marejada y película de espías"

La respuesta de la vicepresidenta primera del Gobierno a la portavoz parlamentaria del PP ha sido uno de los momentos estelares del primer pleno de control del actual período de sesiones, que por lo demás ha sido un suma y sigue respecto al pleno monográfico sobre la crisis que se celebró este martes y en el que el presidente Zapatero avanzó sus nuevas propuestas para combatirla.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS | 11.2.2009

Si en ese pleno el presidente del Ejecutivo pidió cooperación nacional y el líder del principal partido de la oposición le contestó con una negativa porque “no está para perder el tiempo”, en este Rajoy le ha espetado a Zapatero que España crea nueve de cada diez parados de la UE y el presidente le ha replicado que el dato no es correcto, que cuando nuestro país creaba empleo lo hacía por encima de la media europea y que si por algo se ha caracterizado su Gobierno es por “desarrollar el Estado del Bienestar, apoyar a las familias y fomentar la cohesión social”.

Pero lo que de verdad ha protagonizado el intercambio de preguntas y respuestas entre los miembros del Ejecutivo y los diputados populares ha sido el escándalo de corrupción que salpica al PP y que estos días preside toda la actividad política y judicial. Zapatero no se ha podido resistir a la tentación y cuando Rajoy le ha pedido que cambie a su equipo económico le ha contestado: “No hable de los cambios que necesitamos, piénselo mejor, lo importante son los cambios que ustedes necesitan”.

El debate más bronco, sin embargo, es el que ha tenido lugar entre la vicepresidenta primera y la portavoz parlamentaria del PP. Soraya Sáenz de Santamaría ha exigido explicaciones al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, por haber estado junto al juez Baltasar Garzón en una cacería el mismo fin de semana en el que se conoció la supuesta trama de corrupción, caso que instruye el mencionado juez. Concretamente, Sáenz de Santamaría reprochó a la vicepresidenta que el ministro haya dejado “en la cuneta de la indefensión a los miles de afectados de los expedientes sin resolver” mientras él se va de cacería “con quien no debiera”. La intervención ha provocado revuelo entre los escaños de los socialistas y la vicepresidenta del Congreso, Teresa Cunillera, ha tenido que pedir “cortesía” parlamentaria. “No aplaudan, iba a preguntar si el señor Bermejo ha vuelto ya de Jaén”, ha añadido acto seguido la portavoz del PP.

La reacción de María Teresa Fernández De la Vega ha sido contundente al reprochar a su interlocutora que mantenga “la misma actitud de siempre, mucho ruido y pocas nueces”. Además de echarle en cara que son el único partido que no rema en la misma dirección que el Gobierno para salir de la crisis y que “están a ver si se hunde el barco”, la vicepresidenta le ha advertido: “Pero más bien parece que quienes se van a hundir son ustedes, ante tanta marejada que más parece de película de espías y de efectos especiales que del principal partido de la oposición”.

Ni siquiera la ministra de Administraciones Públicas ha permanecido ajena a la polémica cuando se le ha preguntado por los “despilfarros” de Touriño en la Xunta de Galicia. Elena Salgado ha garantizado la austeridad que tutela la política del Gobierno español en la actual crisis, una política que ha definido como “de rostro humano”, mientras que el PP ha dicho- “le echa mucho rostro a la política”.

Las continuas alusiones a la trama que ha atrapado al PP y a la foto Bermejo-Garzón han recorrido toda la sesión parlamentaria y después los reproches y acusaciones han proseguido en los pasillos. Sáenz de Santamaría se ha quejado de que la vicepresidenta no haya querido responder a su alusión a la cacería entre el titular de Justicia y el juez Garzón y ha exigido al ministro explicaciones “cumplidas y concretas” de sus actividades. “Desde un punto de vista ético”, ha sentenciado, el comportamiento de Fernández Bermejo es “absolutamente lamentable”, ha sentenciado.

Moncloa, entretanto, asegura que la cacería del ministro fue una actividad "privada" y "enmarcada en la normalidad", que no tenía nada que ver con ningún caso ni ninguna instrucción judicial. Además, señala que el propio Bermejo ha comentado que no es la primera vez que coincide con Garzón en una actividad de este tipo y que también ha coincidido con otros responsables políticos en otras cacerías, entre ellos, recientemente, con la diputada “popular” Ana Pastor.

"Quienes se hunden son ustedes con tanta marejada y película de espías"
Comentarios