#TEMP
viernes 20/5/22

¿Qué tiene que ver el pago del rescate del atunero 'Alakrana' con Gibraltar?

Aparentemente nada. Pero el PP cree que sí o al menos eso es lo que asegura su portavoz, Esteban González Pons, a propósito de la petición que ha formulado el Reino Unido para que las lanchas de la Guardia Civil no entren en las aguas de su colonia. Todo vale para intentar acorralar al Gobierno. Y SITEL no parece estar funcionando.
> La Policía, molesta con la polémica de SITEL
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 22.11.2009

Las críticas contra el Ejecutivo por el sistema de escuchas que ha avalado el Tribunal Supremo podrían haber entrado en una vía muerta aunque el principal partido de la oposición no haya renunciado del todo a ellas. El rescate del Alakrana da, en estos momentos, mucho más juego.

Y una vez más, el PP se aferra a los medios para escribir el guión de su labor de oposición al Gobierno. La información publicada este sábado por El Correo, en la que se decía que el rescate pagado a los secuestradores del 'Alakrana' fue entregado por medio de un avión P3-Orión de patrulla marítima del Ejército español, que lo arrojó a tierra a un punto de la costa somalí convenido con los piratas la mañana de la liberación, ha dado pie a una nueva ofensiva.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha afirmado este domingo que se "necesita" que el Gobierno "desmienta" estas informaciones o que, de ser ciertas, "presente alguna dimisión" para que la liberación de los tripulantes "no acabe siendo motivo de vergüenza del Gobierno para todos los españoles". González Pons ha considerado "gravísima" la información en la que se dice que un avión del Ejército depositó el dinero del rescate y la ha vinculado a que Gibraltar no permita la entrada de lanchas de la Guardia Civil en sus aguas por "el descrédito internacional que está sufriendo España".

El portavoz del PP ha llegado a asegurar que esta situación no hay que interpretarla como "una ofensa producida conscientemente a España" sino como "el trato que se le da a un país que no tiene fuerza en el panorama internacional, que cede a cualquier presión y que es incapaz, ni siquiera, de explicar ante los ciudadanos cuáles son los pasos que se han dado para liberar a unos compatriotas secuestrados por los piratas".

El pago del rescate por el Gobierno ha sido negado por la vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, el pasado viernes, cuando ratificó que España no ha pagado rescate alguno por la liberación del pesquero "Alakrana", y por el ministro de Justicia que un día antes dijo desde Roma que que España "como país" no ha pagado por el rescate: "Yo sólo puedo sostener que España como país no lo ha hecho. Y es lo que puedo, sin duda, afirmar y me consta".

A pesar de todo, el PP utilizará este asunto junto al de las supuestas escuchas ilegales, esta semana, en el Congreso, formulando ocho de sus diez preguntas de la sesión de control del próximo miércoles, día 25, sobre ambas cuestiones.

Cinco de sus preguntas versarán sobre el secuestro del pesquero. Ante la ausencia del presidente del Gobierno, la primera de ellas se dirigirá a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega. Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz del Grupo Popular, le preguntará si ha sido 'prudente y responsable' en todas sus manifestaciones relativas al caso. La pregunta sucede a la de esta semana en cuya respuesta De la Vega acusó a los populares de ponerse 'del lado de los piratas'.

Después será el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, quien deberá aclarar qué papel ha jugado el departamente que dirige en el proceso abierto contra dos piratas somalíes en la Audiencia Nacional.

La titular de Defensa, Carme Chacón, deberá responder a tres preguntas para aclarar porqué no se capturó a ningún pirata tras la liberación del buque, si todas las informaciones que ha facilitado fueron veraces y si tenía datos que avalaran su afirmación de que 'sabía exactamente donde estaban los marineros trasladados a tierra' que, en realidad, nunca fueron desembarcados.

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, será objeto de tres preguntas, una de las cuales le será formulada por Carlos Floriano, el diputado que el pasado miércoles le acusó de amenazas. Floriano le preguntará expresamente por ese comportamiento y le exigirá que explicite si 'tiene autorización judicial para escuchar todo lo que digo', tal y como dice que le advirtió Rubalcaba.

Además, el titular de Interior deberá responder a dos preguntas más sobre el Caso Faisán y aclarar cual es su responsabilidad política y a qué atribuye los cortes en la cita que la policía grabó en el bar Faisán y que podrían contener datos sobre chivatazo a ETA.

Las dos preguntas restantes del PP se dirigirán a la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, y versarán sobre el momento en que España saldrá de la crisis y sobre la galopante destrucción de empleo.

Los 'populares' quieren además que el Congreso vote antes de fin de año la reprobación de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, la ministra de Defensa, Carme Chacón, y el titular de Justicia, Francisco Caamaño, por los errores que les atribuyen en la gestión del secuestro del 'Alakrana'.



¿Qué tiene que ver el pago del rescate del atunero 'Alakrana' con Gibraltar?
Comentarios