#TEMP
viernes 27/5/22

¿Qué rumbo imprimirá Trinidad Jiménez a las relaciones entre España y Venezuela?

Todo hace prever que siga la estela de su predecesor, Miguel Ángel Moratinos. Y es que el Gobierno considera buenas las relaciones con Venezuela, opinión que comparte Caracas. El PP, sin embargo, no se da por enterado y las califica de "tensas". Desde luego, no se lo va a poner fácil a la ministra.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 22.10.2010

El embajador de Venezuela en España, Isaías Rodríguez, cree que "no hay razón para pensar" que con Trinidad Jiménez al frente del Ministerio español de Asuntos Exteriores las relaciones hispano-venezolanas "no sigan siendo muy buenas", al igual que con el actual titular, Miguel Ángel Moratinos. El embajador venezolano que ha hablado en los últimos días en entrevistas y durante la visita que ha realizado al País Vasco, ha destacado que Jiménez "tiene mucha experiencia con respecto a América Latina" y que Venezuela va a tener "con ella las mismas buenas maneras de conducir las relaciones bilaterales que con Moratinos". A su juicio, las relaciones de Venezuela con el Estado español han sido "las mejores" también en los momentos críticos.

El PP, sin embargo no está dispuesto a soltar ese 'hueso' y mucho menos a ponérselo fácil a la ministra. Jiménez debutará el próximo miércoles hablando del tema tras la investigación judicial que se está llevando a cabo sobre los supuestos entrenamientos de la banda terrorista en el país suramericano y singularmente sobre el etarra Arturo Cubillas, que actualmente trabaja para el Ejecutivo de Hugo Chávez. Y lo hará a instancias del portavoz de Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, quien interrogará a la nueva ministra en la sesión de control al Gobierno sobre las medidas que ha adoptado el ministerio que ahora regenta "ante la constatación judicial de la creciente presencia de ETA en Venezuela".

Según ha avanzado el secretario general del Grupo Popular, José Luis Ayllón, en su duelo con Jiménez, el diputado 'popular' también sacará a colación lo que ha definido como la "escalada de violencia verbal" contra España que ha iniciado el embajador de Venezuela en España, Isaías Rodríguez Díaz, y reclamará a la nueva jefa de la Diplomacia Española que tome medidas ante sus continuos "ataques" al país.

Esta no será la única ocasión en la que se hable sobre Venezuela en el Pleno de la próxima semana, pues un día antes, el martes, el Congreso debatirá y votará una moción de los 'populares' en la que se insta al Gobierno a que exija al país caribeño la ejecución de la orden de busca y captura contra Cubillas así como su inmediata puesta a disposición de la Audiencia Nacional. El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que investiga la supuesta colaboración entre ETA y las FARC, ya ha pedido al Gobierno que reclame a Venezuela la extradición de Cubillas para que sea juzgado y condenado en nuestro país y que antes de cursar esta petición reclame la revocación de su nacionalidad venezolana.

Con esta iniciativa, que es consecuencia de la interpelación que el pasado día 13 el propio Arístegui al entonces jefe de la diplomacia española, Miguel Ángel Moratinos, el PP quiere que el Ejecutivo pida a Venezuela "todas las explicaciones precisas sobre las actividades desarrolladas por ETA en su territorio", así como a "conminar" a las autoridades del régimen chavista a la "cooperación" en la lucha contra ETA, FARC, ELN o cualquier ilícito que se pueda dar.

PEDIR CUENTAS AL EMBAJADOR

No satisfecho con todo ello, el partido de Mariano Rajoy también insiste en la necesidad de que el Gobierno convoque al embajador de Venezuela en Madrid "para expresarle la más firme y rotunda protesta por los hechos descritos en los autos de los jueces de la Audiencia Nacional" Eloy Velasco e Ismael Moreno, y que le exija explicaciones por sus "inaceptables" declaraciones y acusaciones contra nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Se supone que el diplomático llegó a insinuar que las declaraciones de los etarras que confesaron haber sido instruidos por Cubillas en Venezuela podrían haber sido fruto de torturas. Él mismo explicó luego sus palabras pero el PP, tan comprensivo con ciertos excesos verbales, no lo ha sido en este caso.

En su texto, el principal partido de la oposición también emplaza al Ejecutivo a redoblar sus esfuerzos en la lucha contra el terrorismo más allá de las fronteras españolas, "siendo especialmente vigilante ante los santuarios presentes o futuros de grupos terroristas", y reclama que se investiguen "con la firmeza debida" los casos de cooperación, connivencia, apoyo, financiación o entrenamiento de cualquier grupo terrorista que haya acontecido en Venezuela o en cualquier otro país.

¿Qué rumbo imprimirá Trinidad Jiménez a las relaciones entre...
Comentarios