lunes 29/11/21

'Pretoria' le cuesta el cargo al gerente de Incasól y atrapa a otros doce imputados

Dos de los partidos que tienen cargos salpicados por la presunta trama de corrupción urbanística, el PSC y el PP, han tomado medidas respecto a los imputados.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 2.12.2009

La Generalitat aceptó este miércoles la renuncia al cargo que presentó en su día el gerente del Institut Català del Sòl (Incasòl), Emili Mas, cuando su nombre apareció en el auto del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y después de que trascendiera que está en la lista de nuevos imputados en la trama Pretoria.

En un escueto comunicado, el Govern informó de que los consellers de Política Territorial y de Medio Ambiente y Vivienda, Joaquim Nadal y Francesc Baltasar, respectivamente, aceptaron la renuncia voluntaria de Mas, para preservar el "buen nombre del Institut y facilitar la instrucción del sumario" hasta que se aclaren los hechos.

El PSC también suspendió de militancia a Mas por su presunta implicación en la trama corrupción urbanística.

Cuando su nombre apareció en la página 10 del auto de prisión dictado por Garzón, Mas aseguró en un comunicado a título personal que en ningún caso cometió las irregularidades que recogía el texto: "En ningún caso hablé de falsificar facturas u otros documentos a presentar en el Fondo de Cohesión o de otros fondos europeos, ni di instrucciones al Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet y a la empresa Gramepark". "Quiero dejar clara mi honestidad y transparencia en el ejercicio de mi cargo y expresar mi máxima disponibilidad de colaborar con la administración de justicia en lo que sea necesario", recordó.

Por otra parte, el PSC suspendió temporalmente de militancia al consejero delegado de Marina Badalona desde el año 2000, Juan Felipe Ruiz Sabido, uno de los nuevos imputados en 'Pretoria'. El nombre de Ruiz Sabido era otro de los que aparecían en el auto de prisión dictado por Garzón el 30 de octubre, pero entonces no le imputó.

El PP también ha barrido su casa en relación con la presunta trama de corrupción urbanística. Y lo ha hecho con la renuncia temporal a su militancia en dicho partido del ex alcalde de Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona), Víctor Ros, que ha sido citado a declarar el próximo viernes en la Audiencia Nacional como imputado.

En función de como evolucione su imputación, los 'populares' podrían decidir una expulsión definitiva de la formación. Respecto a su actual condición de concejal en Llavaneres, apuntaron que "hay que ver" qué pasa a partir del viernes en su declaración ante el juez Baltasar Garzón. Además, recordaron las palabras de la presidenta Alicia Sánchez Camacho afirmando que ante presuntos casos de corrupción de miembros populares sería "taxativa" y pasaría a la acción.

LAS ESPOSAS DE ALAVEDRA Y PRENAFETA, EN LA LISTA

Dos de los 12 nuevos imputados por el caso Pretoria son las esposas de Macià Alavedra y Lluís Prenafeta, Doris Malfeito y Lluïsa Mas, respectivamente. Las dos están citadas este jueves a las 13 horas en la Audiencia Nacional para declarar ante el juez Baltasar Garzón.

Con estas nuevas imputaciones asciende a 21 el número de implicados en este procedimiento, que investiga las operaciones urbanísticas que la trama --liderada por el ex diputado del PSC Luis García y de la que formaban parte Alavedra y Prenafeta-- desarrollaron tanto en Sant Andreu de Llavaneres como en Santa Coloma de Gramenet y Badalona (Barcelona). En su conjunto, las tres administraciones dejaron de ingresar 44,7 millones de euros.

Entre los nuevos imputados también se encuentran el ex concejal de Urbanismo de Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona) Antoni Jiménez (PSC), y la madre del ex alcalde de Santa Coloma de Gramenet, Josefina Calvet. Calvet es esposa y madre de alcaldes de la localidad. Su marido, Blas Muñoz, fue el último alcalde de Santa Coloma durante el franquismo entre 1975 y 1979, y fue nombrado a dedo por el Gobernador Civil de Barcelona y jefe provincial del Movimiento Nacional, Rodolfo Martín Villa.

LA SAGA DE LOS MUÑOZ

Blas Muñoz llegó a Santa Coloma recién acabada la Guerra Civil. Empezó como vendedor ambulante de caramelos y, en poco tiempo, logró acumular una importante fortuna, que consiguió haciendo varios negocios, entre ellos el inmobiliario. De hecho, durante el franquismo Santa Coloma multiplicó por ocho, pasando de 17.000 habitantes en 1940 a 140.000 a finales de los años setenta.

Bartomeu Muñoz, más conocido como 'Bartu', se crió en una familia de Santa Coloma, y de joven destacó por sus ideas izquierdistas. Inició su actividad política en 1974 como militante de la federación catalana del PSOE, y dos años después fue detenido por su activismo contra el régimen franquista.

'Bartu' era, hasta su imputación en la operación Pretoria, el primer secretario de la poderosa federación del PSC del Barcelonès Nord, que junto con la del Baix Llobregat es una de las más importantes del partido, ya que los cinco municipios que la integran --Santa Coloma, Badalona, Sant Adrià, Montgat y Tiana-- son uno de los principales caladeros de votos socialistas.

Bartomeu Muñoz ha ostentado con firmeza y mano dura su liderazgo en la federación socialista del Barcelonès Nord desde la Transición. Prueba de ello fue que él mismo fue quien promovió a Manuela de Madre, entonces la diputada más joven del Congreso y con reputación de 'guerrista', al frente de la alcaldía de Santa Coloma en las municipales de 1987 que las perdió, aunque ganó las siguientes, las de 1991.

También a Muñoz se le imputan las principales decisiones relativas a la designación del alcalde de Badalona, la tercera ciudad de Catalunya en número de habitantes. Así, fue él uno de los impulsores del relevo de Joan Blanch por Maite Arqué; y el de Arqué en enero de 2008 por el actual edil, Jordi Serra.

'Pretoria' le cuesta el cargo al gerente de Incasól y atrapa a otros doce imputados
Comentarios