#TEMP
jueves 19/5/22

"No se trata de abrir heridas sino de cerrarlas"

Dirigentes del PSOE manifiestan su respaldo a las víctimas del franquismo frente a las críticas de Rajoy a lo que ha calificado de "campaña brutal y antidemocrática contra el Supremo".
NUEVATRIBUNA.ES 24.04.2010

El secretario de Estado de Política Territorial, Gaspar Zarrías, afirmó este sábado que "nadie en el PSOE quiere revancha ni tiene resquemor" y que "cuando se habla del tema de fondo de la memoria histórica no se trata de abrir nuevas heridas, sino de cerrarlas bien y para siempre. Las heridas hay que abrirlas y limpiarlas porque si queda algo se infectan y luego duele y es peor", subrayó.

En la reunión en Las Palmas de Gran Canaria con una delegación de la Comisión Ejecutiva Federal, encabezada por la secretaria de Organización Federal, Leire Pajín, para abordar la evaluación y seguimiento del Plan Integral para Canarias del Gobierno de España, Zarrías aseguró que cuando se habla del procedimiento judicial relacionado con Baltasar Garzón "se hace desde el máximo respeto a las decisiones judiciales, respeto al Consejo General del Poder Judicial, al Tribunal Supremo y a cualquier juez instructor".

Respondía así a las críticas del líder del PP, Mariano Rajoy, que pidió su cese por haber participado en el acto de apoyo al juez de la Audiencia Nacional convocado el pasado día 13 de abril por los sindicatos. Zarrías remarcó que "las resoluciones se acatan y se cumplen pero evidentemente se pueden o no compartir".

"Nadie en el PSOE quiere revancha ni tiene resquemor. No es nuestro estilo y lo hemos demostrado antes, durante y después de los momentos trágicos en la historia. Es importante que sepamos que si alguien defiende el Estado de Derecho y alguien peleó y peleará por él es el PSOE", afirmó.

EL PSOE NO ADMITE LAS LECCIONES DE ÉTICA DEL PP

Por su parte, Leire Pajín afirmó hoy que su partido "jamás presionará a ningún tribunal", pero sí estará "al lado de hombres y mujeres que lo único que piden es enterrar a sus familiares con dignidad, como tienen derecho a hacerlo".

La número tres del PSOE arremetió contra el PP y advirtió que los socialistas no van a permitir que "den a Gaspar Zarrías ni a ningún socialista lecciones de ética ni de respeto a la democracia quienes todos los días ponen en cuestión la labor de jueces, fiscales y policía por investigar casos de corrupción del PP".

"Tampoco vamos a permitir que digan que estar cerca de hombres y mujeres que quieren recuperar la memoria de nuestro país signifique vulnerar el estado de Derecho", añadió Pajín, que dijo "alto y claro", que los socialistas no van a "permitir ni una sola lección de dignidad".

Recordó que España y el PSOE estuvieron "cerca de las víctimas de la dictadura de Argentina y Chile" y cuestiona "cómo no va a estar cerca de las víctimas de la dictadura" de España.

Por último, expresó su respeto "absoluto a las instituciones" y remarcó que el PSOE va a estar "al lado de la gente que sólo quiere recordar el pasado y a sus víctimas". "Y nos van a encontrar al lado de quienes apoyan Premios Nobel de la Paz a jueces cuando investigan al adversario y quieren apartar de la vida pública "cuando les investigan a ellos, sentenció.

”BRUTAL CAMPAÑA CONTRA EL SUPREMO”

El presidente del PP, Mariano Rajoy, afirmó que "estamos asistiendo a una campaña brutal y antidemocrática contra el Tribunal Supremo y el poder judicial para que no se juzgue a una persona", en referencia al juez Baltasar Garzón, y afirmó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "no puede seguir callado".

Así, Rajoy pidió a Zapatero que "dé la cara y explique su posición, si cree en la división de poderes, en el Tribunal Supremo, o si cree que unos cuantos manifestantes en unas cuantas ciudades pueden decidir el futuro del poder judicial español". "Que dé la cara y explique si cree en la independencia de poderes", dijo, para censurar que miembros del PSOE participan en esta campaña "brutal" de forma "bochornosa".

El líder del PP criticó que "Zapatero no dice nada de la situación económica ni de lo de Grecia, no dice nada del Supremo, nada del Constitucional, está callado, se ha escondido".

Rajoy no quiso entrar en el fondo de las causas contra Garzón, pero afirmó que "todos los españoles somos iguales ante la ley y estamos sometidos a la ley, desde el más importante de los españoles, pasando por un juez, hasta el más humilde de los ciudadanos". "Nadie puede tener patente de corso, porque si alguien la tiene, la igualdad ante la ley queda liquidada", dijo.

El presidente del PP afirmó que "si esta campaña claramente antidemocrática triunfara y el Tribunal Supremo arrojara la toalla, el daño a la justicia española sería irreparable, y las reglas de la democracia saltarían por los aires". "Lo que está en juego es la justicia, su independencia, su libertad, la igualdad de los ciudadanos y la ley, eso es lo que está en juego", afirmó.

Rajoy subrayó que el PP "apoyará al Supremo siempre, cualquiera que sea su decisión, nos guste o no, y nos opondremos a las campañas antidemocráticas como la que se está produciendo".

Por ello, reiteró sus llamamientos a Zapatero para que se pronuncie, porque "tiene algunas obligaciones además de gobernar, obligaciones que son defender la independencia de las instituciones y del poder judicial mientras se organizan manifestaciones y miembros de su partido van actos en los que dicen que ciertas personas no pueden someterse a la ley".

"No se trata de abrir heridas sino de cerrarlas"
Comentarios